Entrevista con Carlos Escobedo SOBER

escobedo-sober3

Con motivo de los últimos coletazos de la gira de presentación de su aclamado «Superbia» nos ponemos en contacto con el líder de Sôber para conocer de primera mano como está transcurriendo la gira así como vislumbrar los proyectos que se avecinan para el próximo año en el seno de la banda

En primer lugar, muchas gracias por concedernos unos minutos para repasar la actualidad del grupo: para empezar con lo más inmediato, te quería preguntar sobre la valoración que harías hasta ahora, a grandes rasgos, de la gira que habéis empezado en Mayo y de la que habéis confirmado unas cuantas nuevas fechas, para estos próximos meses

Estamos muy contentos tanto con afluencia de público como con la respuesta de la gente. Hay muchas generaciones nuevas que se han unido después del parón del grupo y hasta ahora hemos tenido llenos en todas las salas, con lo cual la experiencia no ha podido ser más positiva y fiel reflejo de la realidad que vivimos a día de hoy.

Además, recientemente, ya que habéis estado presentes en citas tan importantes como el festival «En Vivo» de Getafe, me gustaría que nos contaras si se siente Sôber más cómodo en los grandes festivales, en donde hay un público más plural y más heterogéneo o en los conciertos en salas, donde puede concentrar a sus seguidores?

El festival del que hablas fue, sin duda, un punto de impulso para volver con mucha ilusión y muchas ganas a los conciertos por salas que estamos llevando a cabo para cerrar la gira de Superbia.

Respecto a la pregunta, son dos tipos de concierto. En una sala, con tu público, es donde el grupo tiene una conexión más directa. Se preparan set list más largos, repasas todos los discos… Tienes ese concepto de hacer un show más extenso y llevar tu espectáculo a nivel de luces, escenografía… Los festivales tienen otro aliciente: un concierto mucho más enérgico pero sin olvidar que estás presentando el nuevo disco para gente que a lo mejor no te ha escuchado aún.

escobedo-sober

Claro, lo que da pie a que un festival sea una cita importante para fans potenciales que de otra manera no hubieran tenido ese acercamiento al grupo, ¿no?

Sí, es lo positivo de los festivales. Tienen ese atractivo. La gente que no se plantea ver a Sôber porque ha ido a ver a Kiko Veneno, y termina aficionándose al grupo.

Algo así como lo que pasaría en el Rock in Río, por ejemplo.

Desde luego. Yo vi que las primeras filas, además, estaban llenas de chicos de 17-18 años, lo que da pie a pensar en una nueva generación de seguidores del grupo. Es el fruto de todo ese trabajo. Además tienen el aliciente de que pueden ir menores. Por temas de acceso en una sala es más complicado, en ocasiones. Es una manera de regar una semillita y que el día de mañana sea un arbolito (risas).

Para referirnos a Superbia, es preciso tener en cuenta que, obviamente, por los tiempos que corren, tanto en la música como en la economía en general,  las expectativas de ventas no van alcanzar los topes que por ejemplo se dieron con Paradysso… Pero aun así, esa aceptación del nuevo disco, ¿se ha visto traducida en las ventas?

Si lo extrapolamos al momento que vivimos, sí. El grupo entró en el número dos de las listas nacionales. Significa entrar con una cantidad muy elevada respecto a los demás. A día de hoy, van 15.000 discos. Que no parecen tantos si los comparamos con los que vendíamos antes.

De hecho en la época en la que conseguisteis el disco de platino, éste rondaba aún los 100.000 discos.

Efectivamente. Me parece que se quedaron en 104.000. Pero claro, ahora con 35 discos subes en las listas una barbaridad… Así que estamos muy contentos con la acogida. Por eso hicimos una edición especial para los 10.000 primeros ejemplares para que tuviese ese punto extrasensorial y te trasladase al concepto del disco.

escobedo-sober2

Vamos a hablar más directamente de algunos cortes del disco, que hasta ahora no habíamos tenido oportunidad de contrastar con vosotros algunas cosas acerca de él. ¿Qué motivó a Sôber a lanzar «Tic-tac» como primer sencillo -y como primer vídeo- de presentación del álbum? En referencia al tema audiovisual, recientemente, editabais el video-clip de Náufrago, que, desde luego, sorprende por una producción muy cuidada y, sobre todo, porque parece captar la esencia que quiere transmitir la canción.

Creímos que hacía falta poder arrancar un disco con una canción más íntima. Obviamente hay canciones más directas, pero necesitábamos un disco en el que la presentación corriera a cargo de un tema más orientado al medio tiempo. De todas maneras, tiene un rollo esperanzador en cuanto a tirar de las riendas de tu vida y olvidar lo negativo. Dentro de su oscuridad, tiene un ápice positivista bastante amplio.En Síntesis hicimos algo parecido.

Es evidente que es difícil hacer un video-clip digno que esté a la altura de una buena canción. ¿Es posible que, en ese sentido, los medios con los que cuente un grupo consolidado sean decisivos a la hora de transportar la música a la imagen?

Ahí discrepo un poco. El vídeo de Naúfrago es de un coste muy bajo. Por supuesto se tiene que tener una idea bien desarrollada pero cada vez es más fácil acceder a un buen equipo. Así que dándole vueltas a la producción del vídeo, puedes ir evolucionando ideas. En España estamos muy acostumbrado a hacer todo rápido y mal. Nosotros trabajamos más de cuatro meses con Tic-tac. Con grandes amigos y la ilusión del productor, se hace todo mucho más fácil.

Teniendo en cuenta, en este momento, tu faceta como letrista, me surgen algunas cuestiones: a todo compositor que se dedica no sólo a la música sino a las letras, le puede quedar un sabor distinto del resultado de lo meramente musical del que pueda tener respecto a la parte escrita del disco. Me refiero a esa sensación agridulce que puede experimentar un autor si no ve una conjunción directa entre música/letra o viceversa. En ese sentido, ¿estás más, menos o igual de satisfecho del resultado de Superbia que de sus predecesores? ¿Ha cambiado tu forma de escribir?

Este disco tiene ese aliciente de ilusión al retomar el grupo. Yo creo que están incluso por encima -las letras- de la música. Tienen más trasfondo del que yo mismo, a priori, había intentado plasmar. Me refiero a canciones como «Náufrago», de la que hablábamos. Yo sigo escuchando la canción y se me ponen los pelos como escarpias. Supongo que al oyente le sigue enganchando, en consecuencia.

Hay canciones que hay llegado más que otras y suelen coincidir con mis impresiones.

Vamos a probar a ver si se cumple en mi caso. Te pregunto por mis pistas predilectas de Superbia: «Umbilical» y «La araña».

Parece que sí. De hecho, son dos de las que venimos tocando en directo habitualmente. «Umbilical» para los conciertos tiene un alma increíble. Habla de esa transición y de maduración que fue muy bien reflejada musicalmente. En el concierto de «En vivo», que se supone que era para clásicos y singles, se tocaron ambas.

Algo así pasa con la que da nombre al disco.

Claro, es la que hace de intro y abre el Show.

Es que en Superbia es complicado encontrar una canción que no sea propicia para tocarla en directo.

Ahí está la clave. El otro día estuve preparando «Guarida», que tiene un riff espectacular y puede funcionar muy bien. La idea es tener todo el disco preparado para, dependiendo del concierto, variar el Set List. De alguna manera, cada concierto tiene que tener su personalidad. Así podemos ir sacando y metiendo dependiendo de nuestro estado de ánimo. Está claro que hay que tocar «Arrepentido» o «Diez años» pero siempre hay lugar para otros temas.

Y qué mejor manera que atestiguar la vitalidad de un grupo que tocando material nuevo sin tener que vivir únicamente de temas del pasado…

Correcto. Esa es la idea.

Te pregunto por lo más inminente: los últimos conciertos del año. En apenas 10 días arrancáis en Zaragoza. ¿Qué esperas de estas presentaciones para acabar el 2011 y qué vislumbras para el nuevo año?

Tengo un proyecto muy llamativo para el año que viene, en Marzo. Es algo muy especial que define nuestra carrera y continuaremos tocando pero con otro concepto. En breve lo anunciaremos. Estamos ultimando una serie de detalles. Ya hemos hecho la presentación de Superbia a todo nivel. Terminaremos casi en Nochevieja en Madrid para, de alguna manera, cerrar y hacer balance con nuestra gente. A lo mejor no hacemos la doble fecha en Zaragoza (sí la de Interpeñas) y aplazamos la fecha de sala para el proyecto que te comento.

Sí, parece más prudente no saturar al público con tres conciertos en tan poco espacio de tiempo.

Eso es. Interpeñas lo haremos, el de Noviembre lo aplazaremos posiblemente y volveremos en Febrero o Marzo. Tengo clarísimo de que pasará por Zaragoza.

Muy bien. Muchas gracias por tu tiempo, Carlos, y un saludo de todos los que formamos Rock in Spain. Esperamos que la gira termine tan bien como empezó y como ha venido continuando.


Redactor: José A. Benavente

Fotos: Sober y Escobedo