ARABIGA

Arabiga

Continuando la senda abierta en Andalucía durante los años sesenta y setenta, impregnados por el duende de Triana y con la energía de Medina Azahara se mueve ARÁBIGA, una de las pocas bandas que en la actualidad siguen reivindicando el sello Rock Andaluz. La banda lucentina está inmersa en la exitosa gira de presentación de su primer trabajo, del cual nos van a hablar en el siguiente coloquio.

En la actualidad, además de los incombustibles Medina Azahara, es difícil ver formaciones que apuesten por el rock andaluz. Tenemos a los mallorquines Taifa, la vuelta de Zaguán y Arábiga como únicos referentes. ¿Por qué creéis que decayó el interés? ¿El Rock Andaluz es sólo para nostálgicos?

Bueno, en realidad no solo estamos Taifa y nosotros, hay pocos, sí es cierto, lo que pasa es que en este estilo solemos diferenciarnos básicamente dos grupos, los que están en la parte más trianera y los que somos más contundentes en las composiciones, como Taifa y Arábiga. Si bien es cierto que existen otros grupos como puede ser Sin Rencor que se derivan por el rock un poco más sinfónico tipo Triana. El rock andaluz, como cualquier otro estilo, no deja de ser una moda que tiene sus altos y sus bajos. Tuvo su crecimiento y su declive, si bien es un estilo en el que los fans son incondicionales y fieles. Decayó porque vinieron otras movidas como la madrileña pero ha seguido estando ahí con el paso del tiempo y ahora parece que vuelve lo de antaño. Nosotros no inventamos nada nuevo pero sí hemos venido para afianzar un estilo y aportar ideas frescas y nuevas, sin olvidarnos de nuestro pasado y sin desmerecer lo que podemos y vamos a aportar al futuro. Hemos venido para quedarnos. El rock andaluz siempre será para nostálgicos porque nunca será un estilo de grandes masas pero siempre será un estilo muy sentido que habla de raíces y las raíces siempre son nostálgicas.

¿Creéis que ahora que el crisol de estilos es más diverso y la difusión es más accesible puede haber un resurgir potente del género? ¿Cuál es la pieza que veis que falta?

Si bien ahora con las nuevas tecnologías (internet) tenemos más posibilidades de autopromoción, la mayoría de demás medios funcionan a base de dinero, o sea, para que te «ayuden» debes pagar previamente como es el caso de las radio fórmulas. Por lo tanto falta apoyo desinteresado por parte de estos medios básicamente.

¿Qué cambios se vislumbran en el ya denominado Nuevo Rock Andaluz?

Nuevas fusiones, ideas, sonidos y producciones más actuales, etc…

Centrándonos en Arábiga, la banda nace de la semilla sonora creada por Sefarad donde estaban Mario J. Alcántara y José Pino. ¿Qué balance hacéis desde la distancia?

Siempre un balance positivo, nos han ayudado experiencias anteriores para seguir avanzando. Poco a poco hemos aprendido a autogestionarnos y eso es un gran paso.

Arabiga


Sobre Mario y José ha recaído el peso de la composición en Arábiga, vuestro debut. ¿Qué diferencias a este nivel notáis con la labor hecha en Sefarad? Parece ser que con Arábiga os habéis centrado más en los arreglos flamencos que en las distorsiones.

Simplemente han sido los temas los que han marcado ese tipo de arreglos. La contundencia sigue siendo un punto de referencia en el estilo, tanto en el de antes como en el de ahora. Si bien hay algunos temas que hemos optado por hacer arreglos un poco más arraigados y la guitarra flamenca siempre será de aquí, de nuestra tierra, aunque no es lo predominante en el disco pero sí diferencia un poco a los temas que en su día se compusieron con el anterior grupo. 
Arábiga tiene su base en el rock, con matices andaluces y eso significa arreglos tanto árabes como con tintes flamencos, es lo que hemos vivido desde hace bastantes años.

Para redondear la formación contáis con Juan José Benítez, un trotón de grupos de rock andaluz, y Raúl Torrico, proveniente de un ambiente musical distinto. ¿Cómo ha sido su adaptación?

Muy buena, ha sido increíble cómo el grupo se ha consolidado a la hora de tocar juntos. Todo esto evidentemente dónde se ha visto ha sido en los directos. 
Te diría que prácticamente ha venido todo rodado, somos una jodida máquina perfectamente engrasada que factura Nuevo Rock Andaluz (NRA) (risas).

A finales del año 2008 publicáis vuestro primer trabajo con una importante aceptación de público y crítica. Tanto es así que la primera edición se agota y comenzáis a dar conciertos por todos los rincones del sur… ¿Os esperabais esa aceptación?

Para nada. Estamos encantados con la respuesta tanto de la gente como de los medios. Si bien es cierto que cuando decidimos optar por la autogestión, sabíamos que íbamos a estar mucho más limitados de cara a la difusión, la aceptación ha sido magnífica.

Ha llamado la atención las labores técnicas, cuajando un sonido limpio y esmerado, además de regalarnos una presentación gráfica exquisita. Desde la autoproducción y autoedición habéis conseguido lanzar un trabajo totalmente profesional. ¿Cuál es el secreto?

Ha sido una labor ardua, aunque las ideas estaban claras: queríamos conseguir un disco que no pasara desapercibido, para ello hemos optado por un diseño distinto, en el aspecto gráfico, incluyendo técnicas poco usuales. En cuanto a la grabación, ya que no hemos tenido presión de ningún tipo y ha sido Mario quien se ha encargado de ella, hemos mirado todo con lupa hasta conseguir un sonido compacto, con el que estuviéramos contentos.

Sorprende que Arábiga no tenga batería… Explicadnos donde está el truco para que uno no lo note al oído. ¿Habéis pensado en incorporar uno en el futuro?

No hay ningún truco, incluso en la parte de percusión hay pistas que no están secuenciadas. Han sido grabadas con percusión real, platos, charles… En realidad lo único que está secuenciado es la caja, el bombo y los timbales. El resultado es obvio aunque siempre se note algo. No somos los únicos que no llevamos percusión programada, hay variedad de grupos incluso más agresivos que llevan secuencias en su parte rítmica como Samuel y ya llevan bastantes discos así. La verdad es que choca no ver un batería físico en un grupo rock pero no hemos tenido ningún tipo de problema por ello. No descartamos incluir un batería. Lo importante es que el directo suene a directo y Arábiga suena así, potente y directo.

Ahora vamos a hacer un pequeño juego. Al igual que en los periódicos deportivos en el post-partido, vamos a intentar poner un adjetivo a los temas que componen Arábiga:

Reino de Taifas: Arábiga
Dueña de mí: Contundente
A mi Andalucía: Sentida
Dondequiera que estés: Nostálgica
Lo mejor para ti: Agradecimiento
Un día no es día sin ti: Single
Vete: Despecho
Fuego prohibido: Añoranza
Felicidad: Anímica
Gitana de ojos negros: Alegría
En la oscuridad: Diferente
Que cara más bonita: Un regalo
Su carita divina: El comienzo

Quizás, uno de los principales atractivos sea la vida propia que tiene cada uno de los temas sellados con un sonido homogéneo. ¿Buscáis premeditadamente la originalidad, el no caer en lo mismo?

No creemos que hayamos creado algo nuevo ni que seamos originales, simplemente hemos aportado en cada tema nuestra identidad.

Otro de los factores importantes es el poder de las cuerdas vocales de Juan José Benítez y el trabajo de coros…

El poder contar con Juanjo nos ha permitido plasmar un registro diferente al que estamos acostumbrados en este estilo. Nos ha permitido en cierta forma diferenciarnos del resto de formaciones.

Vuestras letras hacen referencia a sentimientos cotidianos como al amor, el desamor o la soledad. ¿Qué intentáis reflejar? ¿Cómo os llega la inspiración a la hora de poneros en la piel del poeta?

Solamente nos dejamos llevar por la vida del día a día, a veces historias personales, otras inventadas pero siempre historias reales que acontecen en cualquier lugar. La inspiración surge sola, nos dejamos llevar.

Hace poco tuve el placer de escuchar ‘Rosa María’, adaptación del original de Camarón. Parece ser que la intención era «regalarlo» por vía myspace con otros dos temas…

Estamos dándole los últimos retoques, subiremos en total 3 versiones para su descarga gratuita en nuestra web oficial www.arabigarock.com, son temas clásicos adaptados a nuestro «rollo».

También estáis preparando un videoclip… ¿Qué se puede avanzar?

El videoclip está totalmente acabado, a principios de septiembre lo presentaremos y lo moveremos. Estamos muy contentos del acabado, la productora «El Ojo del Bululú» (www.elojodelbululu.com) ha hecho un trabajo soberbio y ha conseguido captar la esencia de la canción, creando un videoclip muy «andaluz». Os va a gustar…

Por lo que se ve denotáis un buen manejo de la tecnología. ¿Hasta qué punto es fundamental para darse a conocer?

Hoy en día internet es fundamental para buscar contactos. Las redes sociales son una muy buena forma de promoción, pero hasta cierto punto, porque a niveles superiores, a la hora de abrirse camino de una forma más profesional, ahí están los «grandes medios», los que mueven a las masas, y ahí solo se entra «pasando por caja». Aunque la mentalidad de la gente está cambiando, cada día más gente busca la música que le gusta, pasando de radio fórmulas, y para que te encuentren, tienes que estar ahí.

Habladnos un poco de vuestros conciertos. ¿Cómo se viven desde arriba y abajo? ¿Con qué temas redondeáis vuestro set-list?

Nuestros directos son intensos, no hay tiempo para el aburrimiento. Transmitimos fielmente lo que hay en el disco, aparte de incluir versiones de temas muy conocidos y adaptados a nuestro rollo que la peña suele vivirlos y cantarlos con nosotros. Aprovechamos que son temas muy sonados y los arreglamos para que tengan fuerza y el público los vive intensamente, igual que nosotros. 
Desde arriba nos gusta ver a los de abajo disfrutar, buena señal pues los ves metidos de lleno y eso nos dice mucho, no pasamos inadvertidos y es de agradecer.

Además de tocar en Andalucía habéis hecho alguna incursión a Madrid o recientemente a Valencia. ¿Cómo es la acogida fuera de Andalucía? ¿Es difícil exportar y comprender el rock andaluz fuera del sur?

Para nada. No resulta difícil hacer encajar este estilo fuera de Andalucía. En Valencia (Puerto de Sagunto) hemos tenido una acogida impresionante. No creo que el rock andaluz sea solo de Andalucía. Hay mucha peña que sigue este estilo y no son andaluces. Incluso diríamos que gusta más fuera que dentro. Será que nosotros estamos más acostumbrados a este tipo de música por aquí abajo.

Y para la comunidad rockera en general, ¿creéis que excluye el género?

Pensamos que no, es más, suele haber muchos rockeros en nuestros conciertos, incluso hemos tocado en alguna fiesta heavy y a la peña les ha gustado. Resulta curioso ver a peña que, por la estética, podrían ser fans de una música mucho más extrema, cantando y saltando con nuestras versiones más «andaluzas», como pueden ser «qué cara más bonita».

Volviendo a la temática del rock andaluz clásico, ¿cómo vivisteis la época de esplendor si es que os acordáis o la vivisteis por vuestra juventud?

Gracias por lo de joven (Risas). Hay componentes que han vivido más el rock andaluz de antes que otros. 
La temática de antes era muy guapa, más reivindicativa, más pacifista y ligada al «haz el amor y no la guerra». Fue una época en la que todo tenía mucho sentimiento y se vivía con intensidad. Grupos como Triana, Cai, Alameda y Medina Azahara, entre otros, llevaban siempre este lema por bandera. Pero claro, todo cambia y hay que evolucionar en todo, tanto en temática como en forma de expresarse. De todas formas buenos recuerdos de antaño.

En los últimos tiempos bandas como Alameda, CAI, Imán Califato Independiente o incluso Smash han ido dando conciertos de manera puntual. ¿Cómo veis estos «regresos»?

La época dorada de todas estas bandas fue hace bastante tiempo, en los 70 y 80. Desde entonces muy pocas bandas han continuado, por lo que se creó un vacío, y los seguidores de este estilo han estado reclamando ese resurgir. Desde hace unos años, hemos salido varias bandas retomando este movimiento, a esto se ha sumado las bandas legendarias que han vuelto, por lo que, con la unión de todos, creemos que estamos consiguiendo un nuevo «renacer» del rock andaluz.

Arabiga


Y para finalizar que opinión os merece el resurgimiento de Triana sin ninguno de los componentes originales…

Hay que recalcar que en la formación actual denominada «Triana» no hay ningún componente original. Creemos que con esto queda respondida tu pregunta.

En breves palabras…

Un disco de rock andaluz: «El Patio» de TRIANA
Un vino: Gonzalo de Berceo
Un artista flamenco: Camarón
Triana: Marifé de… (Risas)
Gibson o Fender: Ibanez Jem
Un guitarrista: Una fusión entre Paco de Lucía y Steve Vai
Música para oír cuando vais a los conciertos: Música variada
Lucena: «Sólo nos queda recordarla y suspirar»
Un escritor: J. R. R. Tolkien
Un andaluz ilustre: Lorca, Picasso, Machado…
El mejor lugar para dar un concierto: Cualquier lugar donde haya alguien que disfrute de nuestra música
Un refrán: «Más vale groupie en camerino, que concierto sin chomino» (cosecha propia) (Risas)
Una voz: Freddie Mercury
El disco más extravagante que tengáis: «Twenty Century Boy» de Sigue Sigue Spútnik

Esperemos que este atisbo de resurgimiento del rock andaluz esté encabezado de manera exitosa por Arábiga durante muchos años, y que podemos charlar de manera amistosa entre tanto. Tenéis la puerta de Rock In Spain abierta para todo lo que queráis. ¡Mucha suerte!

Muchas gracias a vosotros y a todos los lectores.

 

Texto: Rafa López
F
otos: Arábiga

 

Comentarios

Comentarios