MENZIA «Lamb´s Skin For The Wolf» 2010 Autoproducido

menzia

MENZIA
«Lamb´s Skin For The Wolf»
2010 – Autoproducido

menzia

Tracklist: 
01. Waiting for your Reason
02. Sick Circus
03. Stupid Loop 
04. Puppet 
05. Inside of Me 
06. Time of Truth
07. My own Drug
08. Game Over

Miembros: 
Gat (Voz)
Montse (Teclados)
Dídac (Guitarras)
Gomes (Batería)
Bernat (Bajo)

Web

Myspace

Supongo que para oír discos como este uno tiene que estar preparado, porque se corre el riesgo de quedar medio atontado tras la escucha de estas ocho canciones que no sabría cómo catalogar.

Cuando uno tiene entre las manos la carátula y echa un vistazo al nombre del grupo y al contenido del librito (descubriendo una estética curiosa en los miembros de la banda) puede esperarse una especie de Rock o Heavy con ciertas connotaciones góticas. Y quizá la cosa vaya en esa dirección, pero aún no lo tengo suficientemente claro.

Son de Barcelona, cantan en inglés y lo hacen con fuerza, esmero y llenos de sentimiento porque esto último indudablemente no les falta, ni un ápice.

Lo primero que hace “Lamb´s Skin for the Wolf” es sorprender (y mucho). La potente voz de Gat parece por momentos salirse de los surcos del disco, como si no encajara demasiado bien en algunas partes de la obra y es que esta chica parece que pierde la cabeza (y de qué manera) cuando canta y berrea, sonando sus palabras como escupitajos  a los que poco a poco te vas acostumbrando y acabas por admitir que tiene un portento de voz, que es capaz de hacer cosas inimaginables con las cuerdas vocales y que sin duda mejorará y perfeccionara su estilo a medida que vaya adquiriendo mayor experiencia.

Esto es precisamente lo que destacaría del disco: La impresionante y agresiva voz de Gat indudable protagonista de todas y cada una de las canciones: A veces en plan operístico y otras (las más) con una entonación muy rockera, heavy por momentos.

Otro de los detalles que sin duda juegan un papel importante son los teclados, tocados por la otra chica del grupo.

Las canciones no son aburridas, tienen un ambiente algo oscuro, las guitarras suenan sucias y bajas de nivel si lo comparamos con la voz que suena demasiado arriba de todos los instrumentos pero dado que es lo más llamativo de MENZIA no queda del todo mal salvo en algunos momentos en los que el tono de voz y su modulación parecen perderse en un huracán de perturbación absoluta.

No es un trabajo aburrido, acabas pillándole el gustillo y puedes escoger dos o tres temas como favoritos de todo el álbum que contiene sus partes lentas y sus partes rápidas, cabalgando a medias entre un rock alternativo con base de auténtico metal y el heavy, sin descuidar algunos solos buenos de guitarra y un aprecio por la melodía que no falta en todo el plástico.

Su música es curiosa, acaba enganchando aunque es difícil superar una primera escucha sin torcer el gesto ante lo que puede parecer una locura de grabación en lo que a la voz se refiere pero, como hemos dicho, terminarás por decir “Diablos, esta chica está loca pero qué voz tiene la condenada”

Verlos en directo ha de ser todo un lujazo ante la estética que muestran. MENZIA han sacado un disco atrevido, dirigido a una minoría, un trabajo arriesgado, muy audaz, con las ideas bastante claras y los objetivos bien detallados.

 Disfrutan con lo que hacen y pueden hacerte disfrutar. Son sinceros y no ocultan malvadas intenciones. Lo que escuchas es lo que hay, sin trampa ni cartón. Si te gusta bien, si no ya sabes, pero pínchalo  bien alto en el salón de tu casa… aunque ya te advierto que los vecinos van a llamar a la policía para que expliques quién grita en tu casa o bien a un ejército de exorcistas para expulsar demonios infernales.

De cualquier manera, MENZIA ha cumplido su objetivo. Tienen un disco muy personal en la calle. Quien no arriesga no gana y estos atrevidos jovenzuelos tienen mucho que contar. ¡Ándate con ojo!

José Manuel Durán «Rain»