SONISPHERE SPAIN 2011 | 15 y 16 julio 2011 | Getafe

Sonisphere_portada 

SONISPHERE MADRID – 15 Y 16 DE JULIO, 2011

En esta vida loca, siempre acaban ocurriendo las cosas que uno menos se imagina. Esta vez la cosa empezó con decepciones. ALICE COOPER no estuvo entre nosotros, lo cual lamentamos profundamente, incluso tras recibir la noticia de que URIAH  HEEP nos acompañarían en su lugar. Hay quien afirma que SONISPHERE UK es un festival, y SONISPHERE ESPAÑA, una broma. También hay quien dice que las comparaciones son odiosas; para bien y para mal, cabría añadir. Con todo, y a pesar del asfixiante calor, fueron muchos miles de personas –más de 30.000 el primer día y superando las 40.000 el segundo, según cifras oficiales- las que se acercaron al madrileño municipio de Getafe con la intención de disfrutar sin límites a ritmo de heavy metal.

Viernes 15 de Julio

Son las 16:00 horas y la gente de producción no para de correr para tenerlo todo listo a tiempo. Los técnicos comienzan a llegar y a ultimar detalles, los músicos de las primeras bandas ya se están tomando las primeras cervezas y el público aguarda a que abran las puertas bajo el implacable Lorenzo. Termina la espera y el pistoletazo de salida no puede venir sino de la mano de BULLET, cinco jóvenes suecos amantes del alcohol y la fiesta continua que salen al escenario cargados de energía para deleite de unas cuantas filas de público sediento de adrenalina. Los autóctonos ANGELUS APATRIDA reciben una calurosísima acogida, mientras su potente thrash metal, a pesar de un sonido lejos de la perfección, complace sin tapujos. El recinto va tomando color, y mientras unos desternillantes VALIENT THORR pisotean las tablas, en el catering de artistas ya se empiezan a servir cenas –horario europeo-, con pantalla de fondo reproduciendo los espasmódicos bailes de cómo quiera que se llame el barbudo vocalista de los Valient. GOJIRA gozan de un estado de salud envidiable, y mientras comienza a caer el sol, para alivio de todos, los franceses inundan tierra y aire con su perfectamente calculada furia. Mientras delante del gran escenario suceden unas cosas, tras él los curiosos acontecimientos no son menos. En los camerinos ya se puede oír –y sentir- la fiesta que VALIENT THORR tienen en su cubículo particular. Risas, golpes, más risas y golpes más fuertes. Las paredes prefabricadas tiemblan y se teme que aquello caiga cual ficha de dominó, pero afortunadamente nada grave llega a ocurrir.

Ya con las estrellas sobre nuestras cabezas y una impresionante luna anaranjada asomando por el horizonte salen a escenario los recién reunidos SÔBER, segunda y última banda española del festival. Gran acogimiento el que reciben mientras los platos fuertes comienzan a dejarse ver ente bambalinas. Llega el turno de ARCH ENEMY; se abren las puertas del infierno y el mismo Satanás asoma disfrazado de angelical fémina de dorados cabellos. A pesar de algunos pequeños problemas técnicos que acompañan a la banda –nada especialmente molesto- el quinteto hipnotiza con un sonido potente y estremecedor. La poderosa voz de ultratumba de Angela Gossow no deja indiferente a nadie. Arch Enemy se retiran y el recinto está de lo más fervoroso. Muchos no pierden posición ante lo que se avecina. SLASH sale del camerino y se mete en una furgoneta que le lleva al escenario -¿le dolerá un pie?, hasta ahora, y en adelante, todos, absolutamente todos, van al escenario andando…- Camiseta negra, gafas de sol y sombrero de copa. Slash no pierde pose; calidad tampoco, por supuesto. Miles Kennedy (Alter Bridge) da la talla, la calidad de su voz es innegable, aunque su timbre para los temas de GUNS N’ ROSES no acaba de convencer. Se suceden temas de Slash con temas de los Guns. ¿Adivináis cuales son los más coreados? El seiscuerdas se quita la camiseta, mostrando su espectacular forma física, y se das sus paseos por las tablas guitarra en mano. ¿Veredicto? Aceptable. Calidad, buen hacer, pero demasiada brevedad y cierta frialdad. El día termina con unos divertidos THE DARKNESS. Pero la fiesta continúa. La Carpa Sonisphere y el camping se convierten ahora en los escenarios donde los protagonistas son miles de personas con pocas ganas de dormir.

arch_enemy_sonisphere_1 arch_enemy_sonisphere_3
arch_enemy_sonisphere_2 arch_enemy_sonisphere_4

Sábado 16 de Julio

El calor vuelve a apretar. Se nota que es el día fuerte. Ya desde las tres de la tarde el público es bastante más numeroso que a similares horas en la jornada anterior. HAMMERFALL, acostumbrados al frío nórdico, no lo deben estar pasando muy bien tocando a semejante temperatura. Pero aquí estamos acostumbrados a los festivales achicharrantes. Poca ropa, capas y capas de crema solar y mucho líquido nos permiten aguantar estoicamente frente al escenario. MASTODON enganchan, y en zona de artistas ya podemos ver a los Valient Thorr, junto a Bullet, hidratando sus gargantas con algo que no parece agua. Estos chicos tienen clarísimo que van a exprimir hasta la última gota de alcohol de la zona VIP. De momento se mantienen en pie, más tarde la cosa cambiará considerablemente. Fuera continúa el buen metal con los últimos acordes de Mastodon, seguidos de unos APOCALYPTICA algo aburridos; su apuesta nunca me pareció demasiado acertada para festivales. Parecía atraer mayor atención la extravagante charanga que tras los primeros shows se paseó por el recinto con sus peculiares versiones de clásicos del rock. La expectación crece de manera sustancial con DREAM THEATER, y es aquí donde se aprecia perfectamente la diferencia entre los aburridos y los extasiados. De todo menos indiferencia. Que cada cual decida si virtuosismo está reñido con diversión.

Sonisphere se convierte por momentos en un auténtico hervidero de maidenadictos. El escenario se llena de plataformas, torres, telones y Eddies gigantes para acoger a la inagotable Dama de Hierro. Con los británicos ocurre lo de siempre de un tiempo a esta parte: los temas nuevos se disfrutan discretamente, pero cuando suenan las primeras notas del ‘The Trooper’, la locura invade al respetable, levantando una polvareda insoportable con sus saltos y empujones. MAIDEN, a pesar de sus años, siempre cumplen, igual que cumplen siempre TWISTED SISTER, éstos con la firme convicción de que no es necesario componer temas nuevos para seguir girando tras 25 años de carrera musical. Nos sabemos de memoria todos y cada uno de los temas, casi sabemos el instante en que Dee Schnider empezará a cantar el “Huevos con aceite”, pero ahí reside su encanto. Es lo que hay y es lo que queremos, ¿quién necesita más? Llega el momento triste de la noche, el momento en el que el gran Alice Cooper debería salir al escenario, pero en su defecto lo hacen unos canosos URIAH HEEP. Sin embargo, estos veteranísimos rockeros no necesitan más que su buen hacer para demostrarnos al instante que, aunque muchos aún afirmen que los sustitutos no están a la altura, su nombre merece un gran reconocimiento. Las comparaciones son odiosas, dicho sea otra vez, y cada uno tiene su estilo, pero estos británicos son realmente buenos y muchos son los que terminan coreando el ‘Easy Leavin’’. La cosa va llegando a su fin y los pacientes LACUNA COIL saltan al escenario a eso de las 3 de la madrugada. Si bien durante el primer día los horarios fueron cumplidos a rajatabla –salvo alguna pequeña excepción-, el sábado sufrimos retrasos  algo más molestos. Al cansancio general que ya se empezaba a notar en el ambiente no ayudó mucho la frialdad de los italianos. Correctos, pero demasiado distantes. A Cristina le costó calentar la voz, y sus interacciones con el público parecían casi robóticas. En fin, esto se acaba. Tras el escenario la gente de producción ya empieza a celebrar el final de un festival exitoso en bandas y exitoso en asistencia –insisto, no haré comparaciones con otros festivales-. Enhorabuena a la gente que con su duro trabajo nos permite disfrutar de estos momentos.

Mientras los trailers con el equipo de Maiden no dejan de pasar, y todo el personal a su servicio –incluido el propio hijo de Bruce Dickinson, joven currante de afable sonrisa- empieza a retirarse, en la zona de backstage nos encontramos a varios individuos que ya no se mantienen en pie, literalmente. Tirados por los suelos, por los sofás, por la barra… Creo que sabéis a quien me refiero.
Próxima parada: WACKEN!

 

N.A.: Las fotos publicadas son solo de Arch Enemy porque fue la organización no nos permitió acceder al foso en ninguna otra actuación.

 

Sonisphere_portada

Fotos: -IVN-

Texto: M. Jones