SKALARIAK

Lunes, 14 de Marzo de 2008
Redactor: Carlos Coronil
Fotógrafo: Javier Guillén

Skalariak es uno de los grupos más combativos y respetados del panorama musical estatal. El ska, la fiesta, y sus raíces profundas con el compromiso social han sido las bases de este éxito. Como nos cuenta, han pasado de montar un club, mostrarse en la calle, difundirse por radio ghetto, y montar una filosofía a crear su propia “Ska Republik” en su último trabajo. Juantxo, su cantante y cabeza visible, nos recibió con los brazos abiertos, una gran persona. Si todos fuesen como ellos el mundo sin duda iría mejor.  


¿En qué momento se encuentra Skalariak? 

En la era Ska Republik. Esa es a la que acabamos de llegar, una república rude que hemos construido porque queremos cambiar el mundo, queremos que la gente pida y cambie. Estamos en una etapa también a nivel musical de descanso, que bueno, sacamos este trabajo pero no haremos ninguna gira, nos tomamos un descansito. 

¿Cómo ves a día de hoy el movimiento ska tanto en España como a nivel mundial? 

A nivel español es diferente que a nivel mundial. Aquí están saliendo más bandas que no hacen un estilo de ska concreto, pero si tienen como referencia el ska, hacen mezcla de estilos. Aunque también, por otro lado hay algunas bandas que son más underground que se manejan exclusivamente del ska-sixty o el rock-state. A nivel mundial, habría que hablar por países pero no va por mal camino. Hay desde ska latino, ska-punk, ska-hardcore, existe un montón de bandas alrededor de todo el mundo. Si tuviera que nombrar dos bandas diría “The Slackers” y la “Tokyo Ska Paradise Orchestra”. 

Cuando preparáis una escenografía para un concierto, ¿qué va antes la fiesta o la música? 

¿Si nos emborrachamos antes de los conciertos quieres decir? Jejeje. Los conciertos se plantean para que la gente se divierta, es lo principal. Lo que pasa es que también evidentemente, no es incompatible hacer fiesta y tener calidad musical o intentar plasmar cosas interesantes en un concierto. Hay que intentar hacer todo. Si consigues que la gente se divierta y que el buen músico que está escuchando le llegue la música, pues entonces es perfecto. Y si además das un buen mensaje con poesía, con originalidad, y que llegue al corazón, pues entonces, para mí es un diez.


¿Cuál crees que ha sido para vosotros la clave del éxito? 

– Si lo que hemos hecho ha sido éxito lo tiene que valorar la gente no nosotros. El trabajo diario que hemos hecho es un trabajo diferente a un grupo convencional. Igual es dejarse llevar por el apoyo discográfico, un apoyo de una puesta económica muy importante, y buscar, con imaginación, otras formas de llegar a la gente. Nosotros fuimos pioneros en la página web. Nos dimos cuenta que éramos una banda y que el estilo ska tiene un montón de seguidores -más bien tiene pocos seguidores pero en muchos sitios- y a través de internet nosotros encauzamos nuestros inicios a muchísima gente sin tener una distribución de una multinacional de nuestros discos ni nada por el estilo. Llegamos a través de Internet y del mp3 a bastante gente, y yo eso ha sido fruto de que la gente nos conozca lo mismo aquí, que en México, que en Berlín.  

¿Para Skalariak qué tiene prioridad, la letra o la música? 

– Un matrimonio son dos personas, y si falla uno de las dos ya no hay matrimonio. Para Skalariak, una buena canción que funcione tiene que tener una buena letra, y una buena música. Lo uno no quita lo otro. Un single bueno de Skalariak tiene que tener las dos cosas, evidentemente. Se le da importancia a todo, hay veces que surge una buena letra y le das el toque musical, igual que hay veces que sale una buena música y te inspira para hacer una buena letra. Todo tiene que ir en consonancia a ello.

¿Cómo sois capaces de dar cabida a tantos instrumentos en una misma canción? 

– Quizá te lo pide el estilo. En el caso del Ska pues ya sólo con una sección de metales, son mínimo tres, pero aún se podrían meter muchísimos más. En el estudio se puede hacer todo lo que quieras, meter muchísimos más de tres metales, percusiones, voces… Simplemente es el vicio del músico de meter más instrumentos y dar esa cabida. Pero bueno, también hay que saber encauzar esos instrumentos, porque no por mucho que metas va a sonar mejor, sino que tiene que tener un sentido. 

¿Qué incluye el Ska Republik? 

– Ska Repueblik es un triple digipack que contiene principalmente el disco que se grabó el pasado 20 de octubre en Barcelona. Es un directo que fue sólo este concierto, lo que dimos ese día en el concierto de Barcelona es lo que sale, 26 canciones que tocamos allí, salen para el doble CD audio y para el DVD. Sin trampa ni cartón, es lo que tocamos y es lo que sale. Esto crea un handicap también, porque era arriesgarse a un día, a un concierto y era un poco más arriesgado que lo que suele hacer convencionalmente más gente, grabar varios conciertos y tal. Y bueno, lo hicimos en una salita cerrada, que también era interesante hacerlo en un sitio cerrado para transmitir un poco la fuerza que tiene el grupo, con 2500 personas volcadas a muerte con el grupo bailando y sudando.

Y a parte de esto, incluye un extra documental “ghetto rebelde” que queríamos haber sacado hace un año al inicio de la gira Ska Republik, pero que al final decidimos meterlo todo en el mismo para que fuera más interesante para la gente. El documental recoge imágenes desde el 2002 al 2006, tanto de giras como de diferentes entrevistas y situaciones. La verdad es que es muy divertido y la gente cuando lo hemos presentado por diversas ciudades ha acabado riendo. Esta bastante entretenido por las anécdotas que contamos, estamos contentos con el resultado.

Entonces, ¿se puede saber si Skalariak volverá a sacar un disco de estudio? 

– Yo espero que sí, pero no te voy a engañar. No se trata de una estrategia de ningún estilo, simplemente no lo sabemos. Como no lo sabemos ni queremos tomarnos una meta porque somos un grupo completamente al 100 por 100 independientes, no tenemos ninguna atadura de discográfica de ningún estilo y hemos tomado esta decisión después de diez años, más de 600 conciertos y un montón de kilómetros a lo largo de muchos países. Hemos tomado la decisión de hacer parón y descanso, y en principio, nos hemos puesto como dos años, pero quizá puede ser menos tiempo. Igual de aquí a un año y pico retomamos como quizás más tarde. Necesitamos ese descanso mental de no tener ningún objetivo futuro. Y claro, desde el 20 de Octubre no ha pasado tampoco tanto tiempo, pero supongo que en los próximos meses se irá sabiendo todo.

Supongo que aún así para un compositor no hay descanso. 

– Claro, evidentemente a nivel de composición se sigue trabajando.  

¿Qué diferencia hay entre Skalariak y grupos del mismo estilo como The Locos, Dixebra o SkamaLaRed para que la gente diga: me quedo con Skalariak? 

– Sería demasiado pretencioso compararme con otros grupos y decir que nosotros somos mejores. Eso lo tiene que decir la gente, pero si tuviera que destacar algo de Skalariak, podríamos decir que es un grupo que ha empezado desde muy pequeñito y que se lo ha trabajado el mismo. Hemos estado tocando desde la primera época en salitas para 100 personas y hemos ascendido muy poquito a poco aglutinado a más gente. No hemos dado ese paso fuerte de un lado a otro y siempre hemos estado blandiendo la espada del ska como un estilo multirracial, multicultural, extendiendo y militando este estilo, mostrando a la gente lo que es esto del ska. Pero tampoco me gustaría compararme con ningún grupo, todos los grupos y los músicos me merecen el mayor respeto, y sin más, que la gente decida cuál es este grupo, cuál es otro y, bueno, que también hay oídos para escuchar todo estilo de música y no tienen por qué elegir un grupo u otro, se puede escuchar Skalariak y otros grupos a la vez. 
 

 

Personalmente como artista, ¿crees que Ska-p es un grupo de ska realmente? 

– Ska-p a nivel musical ha sido injustamente machacado. Al margen de esto, como músicos me merecen todo el respeto. Es una vertiente del ska que le puede gustar a más o a menos gente. Nadie está en el derecho de decir que esto es un estilo o esto es otro, ¿qué es el ska exactamente? lo que hacían pues Skatalites en los años sesenta, pues si es exactamente eso, sólo habría un grupo, sólo Skatalites y entonces el estilo moriría. Quizá el mayor pecado de Ska-p es llamarse Ska y una letra más. Así parece que ellos son los inventores del ska y puede llegar a confundir a la gente, eso es lo que igual puede ser malinterpretado. Si se hubieran llamado de otro modo, por ejemplo, The Locos o lo que sea, no habría habido ese malentendido. Entonces, la gente militante del ska que es muy sensible, siempre han luchado por dar una imagen desde la realidad del ska y se enfadó en su día con Ska-p porque fue un grupo que dio un boom impresionante y llegó a muchísima gente que no conocía el ska se pensaba que el ska era sólo Ska-p. Pero al margen de todo este comentario, nunca he tenido nada contra Ska-p, y de hecho, uno de sus componentes es navarro como yo y lo conozco, y me merece todos mis respetos como músico y como persona.   

Habéis marcado un antes y un después… ¿Sois conscientes de ello? 

– Somos conscientes de que en nuestros conciertos la gente se divierte y de que el mensaje les llega. Que además de poder divertirse el público puede pensar. Los conciertos son exclusivamente para divertirse, para pasar un rato bien, pero yo estoy seguro de que también, cuando escucha nuestras canciones en casa, ve las letras, o se las baja de internet, jejeje, o lo que sea, me da igual, pero lo lee y le llega el sentimiento de las letras, lo valora mucho. De hecho, tengo constancia de eso porque hay gente que nos escribe a la web y antes nos escribía sus cartas escritas, que tenía su rollo con el sello y eso, molaba más que escribía: ah, pues yo soy un seguidor… tenía más mérito el enviar la carta y eso, ahora es todo más fácil, con internet mandar un mensaje lo puede hacer cualquiera, y además sin remite ni nada. Con todo esto yo creo que la gente valora bastante también lo que son las letras. 

¿Qué os queda por expandir? 

– ¿Qué queda? Pues ahora estamos en la época Ska Republik, y para llegar quí hemos pasado por la trilogía, el club, la calle, y el ghetto. Empezó con club ska. Ahí recreamos un lugar multirracial, internacional y solidario en un club, pero era una idea para aglutinar a todos los seguidores el ska. Con el club ska recreamos las ska jaia o ska fiestas. Las íbamos haciendo en diferentes lugares, diferentes ciudades. Íbamos decorando garitos, era un poco la parte activa. Luego dimos el paso, y salimos del club para mostrábamos en la calle porque no teníamos nada que esconder. Es un poco el título “En la calle”. La parte activa era que hacíamos conciertos callejeros para predicar con el ejemplo y decir, mira estamos en la calle. Estuvimos en Pamplona, en Bilbao, en Barcelona, diferentes conciertos de este estilo. Fue muy divertido sorprender a la gente ahí haciendo conciertos a pie de calle. Y luego, de ahí el siguiente paso era extender las calles y organizar el ghetto. Un ghetto en el que estábamos situados, en el que estábamos inmersos, pero del que queríamos salir. Nos habíamos situado ahí, no porque nosotros quisiéramos. Entonces para combatir esto creamos la “radio ghetto”, que era una radio que transmitía el mensaje entre los diferentes ghettos para combatirlo. La parte activa de esto fue crear “radio ghetto” en Internet –www.radioghetto.com- que tenía sus programas en directo, luego aparte cada miembro del grupo tenía un programa que hacíamos desde nuestras casas con un teléfono casero y lo pinchábamos en interne, quedaba interesante. También retransmitimos un concierto por Internet que grabamos en Bilbao en directo para que la gente lo pudiera escuchar en diferentes partes del mundo. Todo esto sale en el documental ghetto rebelde, lo reflejamos ahí muy bien para que la gente comprenda todo el mensaje. Y de ahí nos faltaba la iluminación, un poco la filosofía, la luz que hiciera funcionar esta maquinaria activa, la chispa que hiciera funcionar la máquina. Entonces, gracias a “Luz Rebelde” conseguimos esta filosofía. Nosotros ya teníamos todo, digamos que ya teníamos la filosofía, y las diversas acciones que hemos recorrido en la trilogía. Ya estábamos preparados como para dar el salto y construir nuestra Ska Republik. Una república rude que hemos construido porque vemos que el mundo va por muy mal camino, y como la gente pide que cambie es como una especie de respuesta. Nuestra respuesta, decimos es Ska Republik.

¿Cuál es la filosofía de Skalariak? 

– Es una pregunta demasiado amplia. Nosotros no tenemos ninguna ideología en concreto ni nos identificamos con nada en concreto, simplemente, en nuestras letras intentamos reflejar la realidad y transmitir a la gente cosas para que pueda cambiar él mismo, y pueda hacer cambiar las cosas que no le gustan.          Nos quejamos del mundo, pero tampoco tenemos el método para hacerlo cambiar, sino, simplemente, queremos activar a la gente para que ellos mismos puedan conseguirlo.

¿Crees que el conflicto vasco tiene solución? 

– Pensar que no sería muy dramático, seguiríamos por un mal camino. Pienso que sí tiene solución si todas las partes ponen de su parte. Dos no riñen si uno no quiere, y eso está clarísimo, esta frase seguirá toda la vida. Ahí hay un problema grave, pero todo el mundo tiene que poner parte, y no estoy hablando de las dos partes más visibles, sino te estoy hablando de tí, de mí y del que pasa por la calle y del otro mismo. Todo el mundo tiene que poner de su parte para solucionarlo, y no sólo en el País Vasco o en España, sino en Europa y en otras partes del mundo. Todo el mundo tiene que poner de su parte para que estos tipos de conflictos no vayan a más y no haya más muertos, personas encarceladas, más drama, y más mala imagen como la que hay ahora mismo del País Vasco, que es triste.  

¿Qué piensas sobre la censura de libertad de expresión que tuvo Banda Bassotti ahora en nuestro país? 

– Lamentable. Son cosas que están sucediendo ahora y que parece que estamos volviendo un poco a la era de las cavernas. No se cuál es el problema, pero bueno, la gente tiene que estar alerta y unida para combatir y poder denunciar todas estas cosas. La gente que lo censura es consciente de que estos grupos son parte y cultura de un pueblo, y quieren acabar con nuestra cultura. Un pueblo sin cultura no tiene rumbo. Es muy importante mantener a los músicos, a los poetas, y a los artistas porque es nuestra vanguardia y nuestra fuerza. 

El merchandising ska, por algún motivo que desconozco, se ha puesto de moda, y hoy en día hay chicos y chicas que desconocen por completo el movimiento ska y visten ese tipo de marcas y lucen este tipo de moda. Por una parte, ¿qué os parece este hecho? Y por otra parte, ¿vosotros lo habéis notado? Y, ¿de algún modo lo habéis notado en las ventas y habéis aprovechado ese tirón? 

– No, en las ventas ahora poco se puede notar (risas) porque no se vende mucho, pero no tiene nada que ver una cosa con la otra. Igual estamos llegando al Ska Republik y aquí todo el mundo empieza a vestir de cuadraditos (risas). No se, es cuestión de moda, las modas dan un poco de miedo porque cuando empieza una moda quiere decir que de aquí a año y medio estará muy mal visto llevar estas cosas de este estilo, pero no se, si es gente que realmente no lleva el movimiento ska en sus venas pues no le doy más importancia. Sería interesante que gracias a esto se extendiera más, eso sería más interesante. Pero bueno, el rollo de las modas como sabes que es algo pasajero, pues vienen y se van. Tampoco le quiero dar mucha más importancia. 

Si tuvieras la oportunidad de que todo el mundo te escuchara, ¿qué le contarías a la gente? 

– Lo mismo que lo que estamos contando ahora. No voy a cambiar nada para que me escuche más gente, por ahí pueden ir los tiros. Si la gente escucha Skalariak, yo que sé, te estoy hablando de el 90% de la población, por decir algo, yo encantado, no tengo ningún problema. Eso quiere decir que el mensaje y la fuerza de Skalariak llega a más gente. Nosotros no pretendemos que sea un grupo selecto muy alternativo, esto es un grupo de música y todo el mundo está libre de escucharlo, pero yo creo que eso será muy difícil de todas maneras (risas) que se llegue a eso. 

¿Qué consejos le darías a grupos que ven muy difícil cómo está hoy el mercado musical para que siguieran adelante? 

– Pues que no se dejen llevar por los medios convencionales que hemos tenido hasta ahora y que, sobre todo, crean en sí mismos y que, como he comentado antes, piensen que un músico es parte de la cultura de un pueblo y que intenten transmitir lo que llevan ellos mismos. Que jueguen, que su fuerza sea la imaginación para llegar a la gente. Simplemente es eso, con el trabajo diario y simplemente esto.