Entrevista con EL DORADO

eldorado_entrevista


Uno de los grupos de mayor calidad y proyección que tenemos en nuestro país, Eldorado, acaba de volver de su gira en USA y en cuanto han desecho las maletas nos han contado más pausadamente su última gran etapa…


Uno de los grupos de mayor calidad y proyección que tenemos en nuestro país, ELDORADO, acaba de volver de su gira en USA y en cuanto han desecho las maletas nos han contado más pausadamente su última gran etapa: nuevo disco, apoyado muy exitosamente a través del crowdfunding por sus fans, producido de nuevo por Richard Chycki y manteniendo, en líneas generales, un nivel muy alto.


Eldorado


Pese a vuestra gran proyección internacional (Canadá, EEUU…) no habéis dejado de tener detalles con los fans y mecenas. En este sentido, vuestro crowdfunding ha sido de un éxito muy destacable y un ejemplo a seguir para futuros proyectos. ¿Qué sacáis en positivo de esta experiencia? ¿Recomendaríais el crowdfunding siempre, o para casos concretos?

César: Nuestros fans se merecen todo y nos encantaría en cada concierto agradecerles uno a uno que estén apoyando nuestra banda. El proyecto de crowdfunding que pusimos en marcha para financiar parte del coste de nuestro nuevo álbum «Paranormal Radio» superó nuestras expectativas. Esperábamos apoyo pero no la manera tan extraordinaria en la que la gente se volcó con nosotros. Desde aquí, gracias a todos nuestros mecenas!

El crowdfundig es muy positivo porque conecta directamente a la banda con sus fans, sin intermediarios, y eso lo convierte en algo muy real porque es algo entre los que hacemos la música y quienes la disfrutan. Y además todos ellos se convierten para siempre en parte de los discos en los que se participan a través de este tipo de iniciativas.

En nuestro caso, es muy emotivo ver como la gente cree en Eldorado hasta el punto de implicarse económicamente comprando nuestro disco y merchandising antes de tenerlo siquiera grabado y mucho menos fabricado. Nosotros trabajamos muy duro, haciendo un enorme esfuerzo personal, profesional y económico, y apoyos como éste nos reafirman en seguir en esta línea con todas nuestras fuerzas.

Yo recomendaría este tipo de proyectos siempre, primero por lo difícil que es conseguir financiación para proyectos artísticos rockeros. Pero hay que tener en cuenta que requieren de la banda acometer tareas que no son las propias de la música, como hacer un video explicativo, pensar las recompensas a ofrecer, organizar toda la logística para entregarlas … Y además tener una base de fans, lo cual para bandas de rock que no tienen acceso a los medios de comunicación mayoritarios requiere haberlos ganado uno a uno girando por todos lados.

Hasta la fecha, Robe Iniesta, el Sherpa, Eldorado y un amplio número de músicos y bandas han desarrollado sus propios proyectos independientes de microfinanciación y recompensa a través de sus portales. Y por supuesto, también los hay que lo han desarrollado en esa decena de portales de crowdfunding existentes. En septiembre tendrá lugar en España la presentación del primer portal de crowdfunding especializado en música rock. ¿Cómo valoráis una iniciativa semejante?

César: Antes de que comenzasen a proliferar en nuestro país los portales de crowdfunding ya conocíamos portales semejante en otros países, que nos llevan algo de ventaja en estos asuntos. Dado que estos portales en otros países llevan más tiempo en marcha, tienen una mayor dimensión y gestionan muchos proyectos. En nuestro país los portales de crowdfunding están trabajando muy bien y espero que tengan la suerte que se merecen creciendo como lo han hecho sus homólogos internacionales. Por supuesto nosotros damos la bienvenida a una nueva iniciativa especializada en rock y le deseamos lo mejor de lo mejor.

En nuestro caso, en el momento en que lanzamos nuestro proyecto de cofinanciación preferimos hacerlo a través de nuestra propia web.

Realmente, la piratería ha decaído. Tal vez no potenciando las ventas en el sector musical… pero la escucha parece haberse vuelto más “responsable”. Ya no hay tanta descarga masiva, ahora es algo menos anónimo y participativo, a través de plataformas como Spotify, o con el crecimiento de las tiendas globales de soporte digital como iTunes. Vosotros siempre estuvisteis en contra de esa piratería irresponsable ¿qué os parece esta nueva generalización/imposición de las ventas digitales?

César: Si te somos sinceros no estamos muy al tanto de los grandes números de ventas en el sector musical. Para nosotros la imagen que mejor define a la piratería no son las personas que se bajan la música a su ordenador, sino la del supermillonario con sobrepeso y con modos déspotas que vimos hace meses en los telediarios, cuando era arrestado en su megamansión, rodeado de coches de lujo, yates y aviones privados, cuyos ingresos provenían principalmente de facilitar a los usuarios de su portal contenidos por los que no pagaba un triste euro.
El crecimiento de Spotify ha sido espectacular. Proporcionan una herramienta gratuita, muy fácil de usar, intuitiva y que permite compartir listas y canciones a través de facebook. Desde luego entendemos que es mejor así que lo que denominas piratería «irresponsable», aunque hay que dejar claro a todo el mundo que el número de escuchas necesario para que los artistas independientes obtengan retribución de Spotify es tan elevadísimo que hace prácticamente imposible obtener ninguna retribución. Y la gente que usa de forma habitual Spotify deja de comprar en las tiendas online como itunes, al menos aquellas canciones que encuentran en Spotify. Es decir que Spotify está canibalizando una parte de las ventas digitales que se producían antes, creando una disminución de los ingresos para los artistas. Y ese es el motivo por el que muchas bandas y artistas están abandonando la plataforma y no ponen su música en ella.
Creo que este camino es muy interesante pero para que se convierta en una solución para todos, es decir, el usuario, la plataforma y las bandas, se necesita que el sistema de retribuciones a éstas se calcule de una forma racional y que les suponga una fuente de ingresos como contrapartida a poner su catálogo a disposición de la plataforma.

Actualmente los artistas de los grandes sellos discográficos (que son accionistas de Spotify) reciben una retribución por cada escucha muy superior a la de los artistas independientes. Y todo esto se hace de una forma completamente opaca de la que es complicado enterarse.

Itunes es una tienda online que tiene una política de retribución muy clara, pública e idéntica para todos los artistas por cada venta. Es sin duda una gran plataforma para la música.

Lo que si te puedo decir es que la venta de nuestros discos va en aumento y ese incremento está asociado a que cada vez más gente nos conoce. Así que para nosotros la prioridad es tener la máxima exposición posible al público más que la piratería.

La clase política dominante ha buscado siempre su propio “El Dorado”; con el colonialismo y el esclavismo; luego con la explotación de recursos; actualmente, y conviviendo con todo lo anterior, la economía especulativa y la deudocracia. ¿Hay algo de este mensaje, ese mito del lugar mágico y de la abundancia, en el nombre de vuestra banda? ¿O se refiere más bien al misticismo y la exploración musical? Es decir, ¿cuál es realmente la lectura de esa leyenda?

César: Eldorado es un viaje infinito hacia un Universo que queremos ir descubriendo, en el que lo más importante es disfrutar cada minuto del camino que estamos recorriendo. El combustible para el viaje es la energía que nos da encontrarnos con canciones que nos emocionen y que nacen mas de dejarnos llevar por nuestros instintos artísticos que de ningún libro de estilo. Y es un viaje que iniciamos solos con la idea de que la gente se una a nosotros a través de los discos que hacemos y de los conciertos que damos.


El videoclip de Reactor es un collage de imágenes del estudio o de directos de la banda, pero también tiene esa cara “freak” y “retro-vintage”, con una serie de clips y material audiovisual de la historia del siglo XX ¿Qué ideas se han buscado con este montaje?

César: Buscábamos hacer algo divertido y original, que de alguna forma reflejase el ambiente que vivimos en los momentos que para nosotros son importantes, como las grabaciones y los conciertos en directo. La canción que le sirve de base tiene mucha energía positiva y fuerza, así que hacer algo con gran dinamismo era esencial para nosotros, por lo que nos encantó la idea de conglomerar un montón de imágenes de distintas procedencias siendo el nexo de unión la banda en el estudio o tocando en vivo. Le damos mucha importancia a los video-clips que hacemos y procuramos cuidarlos todo lo que podemos. Y creo que hemos conseguido un video-clip que a la gente en general le gusta mucho.

{youtube}tNAVjUfwUtg{/youtube}


En vuestras letras hay onirismo, psicodelia, fantasía y algo de ciencia ficción. Una continuidad con anteriores trabajos,
como nos comentábais por entonces. ¿Esta parece la línea temática, que de algún modo consagra ya vuestro estilo?

Jesús: John Lennon decía: «el surrealismo y la psicodelia no eran solo un movimiento artístico basado en la alteración de la realidad, sino que eran la realidad misma»… no puedo estar más de acuerdo, y más que un estilo o una línea temática es simplemente mi forma de ver el mundo y lo que me rodea, y yo, como tantos otros, me baso en mi vida, en mis experiencias y obsesiones para crear. En Eldorado tratamos de que todo salga de manera natural y espontánea, intentamos no forzar nada, de forma que todo suene fresco y real, no solo en las letras… Es decir, tratamos siempre de ser fieles a nosotros mismos, a lo que sentimos y vemos, así que creo que tanto las letras como la música van a estar siempre sujetas a nuestra forma de entender y ver la vida.

El cine es una de vuestras grandes influencias

Jesús: Por lo menos a la hora de escribir lo es, intentamos crear imágenes de forma que el oyente más que escuchar «vea» las letras. Con mayor o menor suerte esa es la intención. También este disco está lleno de personajes, el señor Saturno, Romeo, Kassandra, la bailarina de Space Mambo, la mujer de otoño, un brujo sirio etc… todo muy cinematográfico, es algo de lo que no fui consciente hasta que Aleks, nuestro diseñador de todo el arte del disco lo puso de manifiesto. No solo eso, el diseñador encontró un hilo conductor en todo ello, como una gran historia sobre una búsqueda interior. En cuanto a referentes cinematográficos supongo que hay unos cuantos y muy variados, Kubrick, J.Losey, Polansky, hasta Wes Anderson y Tarantino entre otros.

En las letras de este disco se intuye una constante búsqueda de sentidos, no como algo desesperado, sino nostálgico y elegante; no nihilista sino muy icónico. ¿Alguna referencia cultural marcada? A mí personalmente me hace pensar en el Ulises de James Joyce.

Jesús: ¡¡Wow!! Es genial que las letras te hayan hecho pensar en el Ulises, y estoy de acuerdo en que el sentimiento de búsqueda está muy presente, hay una inquietud y una necesidad de encontrar y entender, algo que a veces puede ser espiritual y metafísico y otras puramente físico y hasta hedonista, como pueden ser Space Mambo o Porno Star del anterior disco. Referentes culturales podría nombrar muchos; desde Herman Hesse y Carl Jung, hasta los poetas de la generación beat, o el misticismo de Madame Blavatsky o Paracelso.

Pero habéis arriesgado más aún, haciendo una historia que hilvana las canciones de este disco (con ese breve relato que utiliza el libreto de Paranormal Radio). ¿Podría entonces hablarse de “disco conceptual”? ¿Es mucho pedir que nos hagáis un resumen de esa historia que acaba con la misteriosa pregunta de «¿Quién eres tú, Romeo?» ¿Qué representa esa “máquina de sonido antigravedad”?

Jesús: No es un disco conceptual, pero como decía antes, Aleks, creador del arte del disco, encontró una conexión entre los personajes y las situaciones creadas en las canciones. Nosotros no éramos para nada conscientes de esa conexión hasta que él lo puso sobre la mesa y sugirió la idea. La única explicación que le encuentro es que el disco fue escrito en un momento muy concreto y de alguna manera las letras estaban conectadas, pero no es un disco conceptual. Estábamos grabando en Toronto cuando nos dibujó al «brujo de Siria», nos contó lo que él veía y nos pareció una idea fantástica. Concretamente, a mí me hizo ver que estábamos grabando un álbum lleno de personajes con algún tipo de conexión entre sí, no me había dado cuenta hasta ese momento, algo que me sorprendió porque ni se me pasó por la cabeza mientras escribía las letras. Aleks lo vio y creó ese libreto que a todos nos encanta, ¡¡Incluso metió referencias a otras canciones que quedaron fuera del disco y que curiosamente también encajaban!! En cuanto a la máquina de sonido antigravedad, es algo que viene de conversaciones que tenemos sobre las jams e improvisaciones, cuando tenemos intención de hacerlo utilizamos expresiones como «a partir de esta parte volamos» o «dejamos que fluya» etc… Así que la máquina de sonido antigravedad es una banda fluyendo y volando, funcionando libre y a la perfección, cualquier banda que te vuele la cabeza y te haga flotar. Nos gustaba el concepto y nos sonaba un poco como a Kraftwerk, grupo electrónico del que César y yo somos fans. Y la historia trata de Romeo, un chico que a través de un extraño sueño se ve empujado la búsqueda de sí mismo sin ni siquiera saberlo. En el transcurso de su búsqueda se encuentra con una serie de personajes que le ayudan aparentemente sin involucrarse, nadie puede decirte quien eres, eso tienes que averiguarlo tú.

¿Qué diferencias ha habido en este segundo viaje a Toronto para grabar con Richard Chycki? ¿Qué anécdotas podéis contarnos para este nuevo trabajo?

César: La primera diferencia fue el gran número de canciones que llevábamos escritas, que daban para hacer perfectamente un disco doble. Eso obedece sobre todo a la incorporación de Andrés Duende como guitarra de la banda, sobre todo por la libertad absoluta con la que ahora afrontamos cada idea de canción. El nuevo disco es un disco de prácticamente una hora de duración, lo que también es una diferencia respecto a la grabación anterior. A pesar de ser un disco largo, la grabación se ha hecho muy rápido y con gran fluidez, porque las canciones las llevábamos muy definidas en cuanto a estructuras y arreglos. Si a eso sumamos que nuestra relación con el productor era en ese momento de amistad, pues la grabación se convirtió en un auténtico camino de rosas. El ambiente fue buenísimo y como técnicamente grabar con Richard es muy fácil –lo hace sonar todo como quieres en 5 minutos-, las sesiones de grabación recogieron toda la energía que teníamos, sin que nada de ella se quedase fuera o se invirtiese en otras cosas que fueron sentir cada nota que grabamos.

Anécdotas hay bastantes, pero destacaría una que se convirtió en canción. Una mañana, al entrar en el estudio de grabación, encontramos revoloteando por él a un pájaro típico de aquella zona, un Blue Jay. Lo sorprendente es que la noche anterior, cuando terminamos la sesión, no había ni rastro de él y nadie supo explicar cómo acabó allí. Algo inexplicable que inspiró una canción que sobre la marcha grabamos en la versión en inglés del álbum, Blue Jay Wings. Es un tema que quisimos dejar muy desnudo, con acústica, voz, una sencilla línea de bajo y una percusión que se grabó con un pie descalzo golpeando contra el suelo de madera del estudio.

eldorado
¿Os parece bien la etiqueta que él mismo os puso de “New Vintage Rock”?

César: Nos parece una etiqueta original y que de alguna manera recoge lo que somos. Es lo suficientemente amplia y abierta para que nos sintamos cómodos con ella. En realidad caben muchas cosas dentro de esa etiqueta así que no nos desagrada.

¿Cómo valoráis esa subida del IVA, que afectará brutalmente la música en directo, pasando de ser un 8% al 21%?

César: La valoración solo puede ser muy negativa y un gran retroceso para la cultura. Si las ventas de discos siguen cayendo y ponemos dificultades para la música en directo, no sé cómo va a acabar esto. Creo que el público no puede asumir que se les traslade esta subida de impuesto en el precio de las entradas, con lo que la subida se tendrá que asumir en su gran mayoría por los organizadores de los conciertos, que en muchos casos son las propias bandas. Y es estas nuevas condiciones habrá muchas que no se lo puedan permitir.

Si miramos a otros países, en Alemania o Francia donde la gente tiene mucho mejores salarios, la carga impositiva a la cultura es del 7%, muy cerca del 8% que aquí teníamos. Pero se pueden mencionar otros países en los que la economía también está en dificultades, como Irlanda con un 9%, Grecia con un 6,5% o Italia con un 10%. Claramente en España vamos para atrás también en la Cultura.

Producir los discos tanto en español como en inglés, ¿es un capricho caro o merece la pena realmente? Numerosos acérrimos de la música en español estaríamos muy en contra de un giro total al idioma en inglés. Confirmadnos simplemente que algo así no se producirá nunca.

César: Producir los discos en ambos idiomas es caro, pero no es un capricho sino fruto de una reflexión. Reflexión que hicimos a poco más de un mes para el inicio de la grabación de nuestro anterior disco. Nuestra manager nos trasladó la idea de hacerlo así para intentar tener una mejor acogida internacional y nos pusimos manos a la obra. Y el tiempo nos ha dado la razón porque tener los discos en inglés nos ha ayudado mucho tanto en Europa como en USA y Canadá. El disco actual se ha escrito desde el principio indistintamente en inglés o castellano, dependiendo de cómo saliese primero la letra. Nos encantan las letras en ambos idiomas y hemos tratado de darle una visión creativa a esta doble versión de las canciones, ya que no son traducciones literales de un idioma a otro sino historias independientes pero complementarias.

Desde luego nuestra intención es seguir haciendo los discos en ambos idiomas, porque ambos nos apasionan para escribir canciones.

Rubén G. Herrera