THE SHOOTERS “Planet Of The Black Sun” – Autoeditado

the_shooters_planet_black_sun

La banda que hoy tenemos el gusto de reseñar viene de Jerez, pero no esperen más referencias andaluzas en su música, ni al célebre vino idolatrado por los británicos. Y es que The Shooters, más que de Jerez, son sobre todo de la Frontera. Esa Frontera de territorios desérticos, quemados por el sol, de vientos áridos y de imágenes de cactus solitarios y cuervos posados sobre inservibles cables telefónicos. Una Frontera más de bourbon que de sherry.

the_shooters_planet_black_sun

La banda que hoy tenemos el gusto de reseñar viene de Jerez, pero no esperen más referencias andaluzas en su música, ni al célebre vino idolatrado por los británicos. Y es que The Shooters, más que de Jerez, son sobre todo de la Frontera. Esa Frontera de territorios desérticos, quemados por el sol, de vientos áridos y de imágenes de cactus solitarios y cuervos posados sobre inservibles cables telefónicos. Una Frontera más de bourbon que de sherry.

Resulta relativamente fácil caer en la tentación de guardar el disco en la estantería después de la primera escucha. Sin más. Pero soy de los que piensan que (casi) todo merece una segunda oportunidad. A pesar de que la primera impresión me dejó con una descorazonadora sensación monocorde, lo cierto es que algo había quedado rondando en la cabeza que pedía regresar a mi discoteca y buscar en la S de Springsteen para sacar de nuevo la muy destacable carátula y volver a pinchar el disco.

Y entonces, no fueron dos, sino una decena las veces que Planet Of The Black Sun lleva sonando de camino y regreso del trabajo en mi reproductor mp3. El disco abre con una excepcional Against The Storms, un pedazo de canción que, por otra parte, no es tan representativa de lo que el resto del trabajo viene a ofrecer. Ciertamente, su estribillo es altamente adictivo, pero no esa no es la tónica del disco, que se mueve mucho más hacia el hard rock y el stoner sin concesiones de cara a la galería, renunciando en estas ocasiones a mostrar una cara tan amable como la del primer corte. Satellite pisa el acelerador y a un ritmo vertiginoso las guitarras y el bajo ya dejan claro de qué va todo esto. El grado y tono de la distorsión continúan con Desert Sun y Tell Me, de ahí la sensación monocromática que antes anunciaba. A estas alturas podemos afirmar que el único pecado de la banda es esa excesiva recurrencia a hacer sonar sus instrumentos casi de la misma manera en casi todos los temas. Pero insisto que esta sensación solo le quedará a aquel que no quiera profundizar más o tenga prisa por emitir un veredicto. Yo me he tomado un necesario mes (total, voy a “cobrar” lo mismo).

Y precisamente por profundizar, llegamos a Fuel Eater para disfrutar con unos magníficos riffs y unos solos de guitarra que añaden en las dosis adecuadas el color que antes añorábamos. Fate nos devuelve al vértigo y a la desnudez de un sonido áspero y contundente, sonido que comparte con Broken Bones y el disco amenaza con dejarte sin respiro solo a dos temas para el final.

Blasted Out Bullet destaca por su nada disimulada vertiente stoner y su largo fragmento instrumental, donde se (nos) dan un respiro y juegan a sorprendernos con atmósferas psicodélicas que se agradecen tras un viaje tan duro a tanta velocidad. The Shooters se despiden con Walking On Water, un adiós a ritmo de fuzz guitars repetitivas, casi cansinas, pero poderosas.

Definitivamente, estamos ante un gran disco de rock, nada autocomplaciente, difícil, arriesgado y honesto cine por cien. Sorprendente, eso sí, porque no es rock para dejar de música de fondo, se trata de un disco para ESCUCHAR y paladear, como el buen bourbon de la Frontera.

Víctor Pérez Marco

Tracklist:

  1. Against The Storms
  2. Satellite
  3. Desert Sun
  4. Tell Me
  5. Fuel Eater
  6. Fate
  7. Broken Bones
  8. Blasted Out Bullet
  9. Walking On Water

Miembros
Alex
Carlos
Danishoot
Marcos

Bandcamp

Myspace

Facebook