SYNFONIER «La Magia de los Recuerdos» -Icaria 2011

warchetype

 SYNFONIER
 «La Magia de los Recuerdos»
 2011 – Icaria

warchetype

Tracklist: 

01. Pasaje1 «1000 colores del pasado»
02. He-Man
03. Sílbame
04. Los Aurones
05. Ulises XXXI
06. Pasaje2 «Entre galaxias de Metal»
07. Alf
08. Orzowei
09. Mazinger Z
10. Medley1: David el Gnomo/Swift el zorro/David
11. Pasaje3 «El último baile»
12. Los caballeros del zodiaco
13. Los halcones galácticos
14. Dragones y mazmorras
15. Medley2: DragonBall/DragonBall Z/DragonBall GT
16. Pasaje4 «La despedida»

Miembros:
Paco Garrigós (Percusión)
Quique Quilez (Bajo)

Javier Teruel (Guitarra)

Dani Martínez (Guitarra)

Nathaniel Costa (Voz)

Naomi Martínez (Flauta)

Araceli Avila (Piano)

Miguel Collado (Trombón)

Esther Linares (Saxo)

 

Web

No es una banda de metal. Es lo primero que puede decirse de un disco de estas características, curioso, arriesgado, loco, demente, inverosímil.

Que estos muchachos hayan tenido el valor de hacer algo así, merece un aplauso, pero no demasiado largo.

Nathaniel parece ser el artífice de esta propuesta que no me atrevo a calificar de manera acertada y ha debido de quedar encantado con el resultado final. Más parece un capricho personal que una apuesta por un trabajo respetable, que no deja de ser, por  otro lado, serio.

Bien. Quizá no he sido del todo claro. Calidad hay en este disco. Los instrumentos suenan bien y tiene su aquél, aunque en definitiva son canciones flojas y poco originales y es que no son propias sino versiones o adaptaciones de clásicos, pero vaya clásicos. Desde David el Gnomo hasta Dragon Ball, pasando por Mazinger Z (genial, por cierto), Dragones y Mazmorras, Alf e incluso  Orzowei.

Ya ves, un trabajo un tanto peculiar y raro, ¿Verdad? Y para que te hagas una idea aproximada (te aseguro que no lo harás) a las flojas guitarras eléctricas se le añade un trombón, piano, flauta, saxo… y todo esto dura 50 minutos así que tienes que estar muy motivado para tragarte esto de un modo coherente y racional.

Y sin embargo, qué cosas, no faltan algunos alardes de soberbia acústica (con algún grito heavy que enamora) y la calidad musical es grande, pero para terrenos muy alejados del Metal.

Como capricho no está mal, como curiosidad ya ni te cuento y como recuerdos nostálgicos de una infancia más o menos lejana un puñetero acierto.

Tal vez unas versiones heavies de estos temas hubieran hecho las delicias de todos pero no lo han querido así estos muchachos y ellos sabrán, sin duda, si han quedado satisfechos del resultado final. Originales  han sido, eso no se lo quita nadie y atrevidos más que nadie.

Yo aún no me he recuperado. Si quieres sufrir la oportunidad de quedarte grogui unos minutos no dudes en acercarte a “La Magia de los Recuerdos”

El GRAN PROBLEMA de este disco es que cuanto más lo escuchas más te gusta, y eso es en cierto modo, peligroso J

.

José Manuel Durán «Rain»