MUGGA «Polar» – Autoeditado

humo-sapiens

Su esperado primer disco es un compendio cargado de recursos de jam-rock experimental y espacial, que, en síntesis, recuerda sólo y exclusivamente a Mugga, aunque si hacemos uso del escalpelo podríamos extraer pedazos sonoros de Radiohead, Björk, Sigur Rós, Red Hot Chili Peppers…

Mugga-Polar

¿Qué significa Mugga? En inglés se podría usar para describir algo que mola, como «she’s Muggin’ hot»; pero también puede referirse al órgano sexual femenino: «I’ll put some sugga in your Mugga!». En japonés significa «No-Yo”, es la negación del sujeto, un estado del budismo de liberación de las servidumbres corporales. En castellano, si le quitas una «g» es un denominación de origen de vino de La Rioja…

Este juego de sentidos crefleja perfectamente por qué Mugga es una de las bandas revelaciones del momento. Su primer EP causó furor en nuestras tierras pese a contar desde el inicio con la dificultad de describir su música de una manera contundente; algo a lo que hacíamos referencia al reseñar su primer EP el año pasado. Tal vez sea ese el motivo por el que consiguieron dar un primer gran salto, llegando a recaudar 7.365 de los 4.000€ que originariamente pedían en su proyecto de crowdfunding, con el que han conseguido financiar este primer LP.

Y ya por fin está aquí. Un diseño de carácter formalista y abstracto del cartón y libreto, realizados por el guitarrista, Pedro del Corro, nos avisa de lo ambicioso de este proyecto, que resulta ser un larguísimo álbum de más de una hora desglosada en 16 tracks. Un compendio cargado de recursos de un jam-rock experimental y espacial, que, en síntesis, recuerda sólo y exclusivamente a Mugga, aunque si hacemos uso del escalpelo podemos extraer pedazos sonoros de Radiohead, Björk, Sigur Rós, Red Hot Chili Peppers… Pero esto lo digo sólo por establecer algunos gigantes canónicos para que nos entendamos. Porque, como el crítico musical Sergio Guillén de Renacer Eléctrico etiquetó, esto es verdadero “funk extraterrestre” y art-rock. No sé si son de este planeta, pero lo que no me parece en absoluto posible es que sean de este país, ya que semejante crisol no responde a lo que estamos acostumbrados por aquí. Pese a la enorme variedad musical, algunas piezas sobresalen, y una de esas sin duda es Rhumba Bear, cuya letra además es toda una declaración de intenciones: un explícito “fuck you” a toda la industria discográfica.

Mugga está buscando una nueva colisión musical de estilos, como un big-bang a la inversa, que apela y provoca muy directamente a unos cuantos perfiles “tipo” de tribus urbanas; desde el rocker, el funky, el indie, etc., pero que no termina de ser complaciente con ninguno de ellos, removiendo así numerosos prejuicios estéticos. Y además de eso, es el éxito definitivo de una obra autogestionada en el imperio del mercado, de las que serán señaladas con dedo histórico, cuando esta industria termine el proceso de transformación que está viviendo. Sin duda un gran comienzo para una banda, ¿no creen?

Rubén G. Herrera


Tracklist:

  1. Indoctrinate
  2. Vals del barco en llamas
  3. Rhumba bear
  4. Interstellar sex drive
  5. On the idle hill of summer
  6. Rumaregnum
  7. Opius Dei
  8. Midnight
  9. Jools Holland
  10. The married
  11. Assateague
  12. The monster
  13. The river
  14. Crowded rooms & empty hallways
  15. Claws of Clay
  16. North impaired

 
Web