OCTANIC «The Mask of Hypocrisy» Into Records

OCTANIC portada 2015Original disco llamativo, en esta ocasión nos llega desde Adelaide, Australia, de una banda que podríamos clasificarla como Modern Metal, en lo que marca su debut y para el que han decidido llamarlo “The Mask Of Hypocrisy”. Un disco para seguidores de bandas tales como; Children Of Bodom, Dark Tranquility, In Flames o Soilwork y que posee una serie de elementos propios del Hard Rock, Melodic Death Metal, y como no Modern Metal, yo incluso me adelantaría y añadiría ciertos arreglos fuera del Metal e incluso del Rock, como sucede en el corte; “Addict”, un tema confuso y que no termina de calzarme en este disco, más cercano al Pop Rock y con partes de ambientaciones electrónicas que a su propuesta original, más atractiva y pesada. Sin duda el peor tema de todos y que perfectamente obviaría en su escucha.

 

Pero no todo es negativo, los teclados que la banda le ha sabido imprimir a este disco son geniales y muy valiosos con cierto aire retro, que le añade unas sensaciones muy positivas al disco. El tema con el que abren “Aeternus Imperium” es intenso y fuerte, siempre con unos teclados muy presentes que le dan ese brillo especial, para luego ofrecernos una sección rítmica rápida y aplastante, siendo uno de los mejores del disco. Los solos están muy cuidados y eso es otro detalle exquisito del trabajo. Así como los juegos vocales de distintas facetas, extrema, limpiar y otras más armónicas.

 

King For a Day”, posee el típico inicio y sensaciones que Children Of Bodom, e incluso la voz es muy similar, la diferencia son las voces que mezclan, que le dan otro camino distinto y variado. De nuevo los teclados están muy presentes y con unos riffs muy peculiares y que le dan mucho peso al tema. “The Mask of Hypocrisy” el tema que da nombre al álbum, es intenso y con unas voces limpias acompañados de un teclado que se luce, dando por tanto un tema rico en variaciones y con una melodía que incluso me recuerda otra que he escuchado en el pasado de un tema de los ochentas, que aún no termino de ubicar pero que a lo mejor vosotros lo hacéis.

 

Los acompañamientos de riffs y teclados es algo de lo más llamativo y que enriquece mucho esta producción, así como las distintas voces que puedes encontrar en el disco e incluso en un mismo tema. Su talón de Aquiles radica en que el disco posee temas muy variados entre sí, llegando unos incluso a no ser tan intensos o como citaba al inicio bastante confusos. Han querido hacer y abarcar tantos estilos que si bien hay temas muy buenos como los citados atrás, hay otros no tanto y eso inclina un poco la balanza, detalle que no debería de ser así.

 

Quizás su etiqueta de Modern Metal le permita querer abarcar muchos estilos y es allí donde se enreda el asunto. Pero gustos y opiniones a aparte, el disco posee una atractiva base, y algunos temas muy sólidos que bien han valido su escucha y lo que os puedo recomendar es que la oportunidad sin duda se la merecen.

 

Hacia el final temas como “Puring The Maelstrom” o “The Devil Pays Higher” no acercan mucho a In Flames, guardando las distancias claro, y poseen interesantes riffs y rasgueos que bien han merecido esperar hasta el final de su escucha.

 

Una propuesta arriesgada, pero quien no se arriesga no pasa, y por tanto no aprende ni mejora, es ley de vida y Octanic lo saben y son fieles a sí mismos, algo a tomarles en cuenta y a respetarles lo cual en estos días no cualquier banda se lo puede permitir.

 

 

Enlaces:

Web

Facebook

Tracklist:

  1. Aeternus Imperium
  2. King Fos a Day
  3. Addict
  4. Deadworld
  5. The Mask of Hypocrisy
  6. Solus
  7. Fear The Reaper
  8. Pariah
  9. Purging The Maelstrom
  10. The Devil Pays Higher

Miembros

Jay Shepherdson | voces
Andrew Baillie | teclados, programción
Daniel Cederblad | guitarra, coros
Aaron Cains | bajo, coros
Stefan Butler| guitarra
Scott Powell | batería

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.