MY DYING BRIDE «Feel The Misery» Peaceville Records

my-dying-bride-feel-the-miseryCatorce discos sin contar Eps y otras ediciones son muchos trabajos para una banda normal, pero no para My Dying Bride, que vuelven con fuerza este otoño. Recordemos que esta banda británica de Doom Metal que se forma en Staffordshire (Norte de Gran Bretaña) en el verano de 1990, están considerados como uno de los máximos exponentes de este género junto a otras bandas tales como Anathema (en sus inicios) y Paradise Lost.

 
Para este nuevo trabajo la banda nos presenta ocho nuevos temas y el regreso del guitarrista original Calvin Robertshaw, nada mejor para celebrar su 25 aniversario en un gran estado de forma.

 
Feel The Misery significa un gran regreso a la guarida de la banda al haberse formado en los estudios Dewsbury West Yorkshire, donde dicho sea de paso se grabaron los discos más míticos de la banda. La mezcla tuvo lugar en Futureworks en Manchester con el ingeniero de estudio cabecera de la banda.

 
Interesante la opinión de la banda sobre sus nuevos temas donde relataban; “Estas canciones contienen toda la grandeza y dominio de la melancolía que cualquiera esperaría encontrar en una grabación de este grupo de músicos. El aplastamiento de los corazones y las despedidas solemnes a amigos y amantes hermanadas con la destrucción de la carne y las pasiones de la crueldad que se establecen claramente en el oyente para devorar y saborear. Ocho nuevas composiciones que detallan el camino de la vida a través de las puertas oscuras y las cargas que todos debemos soportar simplemente para llegar al final, My Dying Bride han regresado con un nuevo álbum que evoca el presentimiento de que puede iluminar, deleitar y consumir el alma del oyente, en una forma épica”. Con estas palabras sin duda os ayudará a despejar dudas de lo que os vais a encontrar en su nueva obra maestra.

 
Han hecho bien en volver a su guarida a su entorno familiar, porque les ha ayudado sin duda a encontrarse con lo mejor de su sonido, y también imagino la aportación de su guitarrista original Calvin ha tenido mucho que ver en esto. Los temas para aquellos que no estén muy acostumbrados con este estilo deambulan lenta pero con fuerza haciéndose notar a pesar de lo espeso de su sonido es un trabajo que sabe mantener al oyente interesado en el devenir del disco, algo complicado en estilos de esta naturaleza, sobre todo si no estás muy empapado en este género. Si lo estas entonces este es tu disco del otoño y del año. My Dying Bride han sabido elaborar ocho obras de arte dándole lo mejor del estilo y quien mejor que la banda que prácticamente definió este estilo. Riffs agonizantes, voces desgarradoras cuando menos las esperas y voces limpias que te harán caer en la locura, espeso con ambientaciones propias de la mejor película de terror que puedas imaginar y que le dan al trabajo efectos muy concretos en ciertos pasajes.

 
El disco no podía empezar mejor con el primer corte llamado “And My Father Left Forever”, intenso y con la particularidad de estar cantado con voces limpias que quieras o no le da un aire más triste si cabe. Los temas al ser muy largos, como imaginarías, da pie a disfrutar de riffs enloquecedores por su lentitud y áspero sonido, así como cambios de estilo y unos teclados que parecen hacer daño en la llaga, en donde más duele dándole un aspecto siniestros a sus cortes. De allí que “And My Father Left Forever”, posea todo aquello que ha defino a la banda durante estos 25 años y el final es para como suele decirse, quitarse el sombrero.

 
No menos espectacular iba a ser el siguiente “To Shiver In Empty Halls”, uno de mis favoritos por la melodía que han conseguido en este corte. En esta ocasión si hacen uso de las voces más guturales, pero atención a la rítmica que acompaña el corte es sobresaliente y muy enganchadora. El tema es poderoso, contundente a pesar de su estilo sabe conseguir mantenernos despiertos esperando lo peor. No os perdáis la sección en piano con batería y al fondo la guitarra, de alucine. Este ritmo acompañara ya hacia el final una sección con la voz susurrando y la guitarra a lo lejos con el que terminan la canción que les ha quedado perfecto.

 
I Almost Love You” posee unos teclados envolventes así como acompañado de un piano que le da un efecto bestial desde el inicio, un tema muy tranquilo, en donde estos instrumentos son los que predominan y la voz limpia de Aaron. “A Thorn Of Wisdom” es relajante y oscura “Feel The Misery” la que da nombre al disco es intensa, siendo además uno de los temas que mejor funcionarán en directo por su estructura e enigmáticos coros.

 
My Dying Bride no solo ha vuelto, sino que regresa con uno de sus mejores discos de los últimos años acompañado de su guitarrista original Robertshaw lo que le añade un punto emotivo a este más que interesante disco de aniversario.

 
Ellos son los que crearon este estilo y por tanto los líderes a seguir y Feel The Misery os hará sentir miserables, al fin y al cabo esto es Doom Metal.

 

Enlaces:

Web

Facebook

Tracklist:

  1. And My Father Left Forever
  2. To Shiver In Empty Halls
  3. A Cold New Curse
  4. Feel The Misery
  5. A Thorn Of Wisdom
  6. I celebrate Your Skin
  7. I Almost Loved You
  8. Within a Sleeping Forest

 

Miembros

Aaron| voces

Andrew | guitarras

Calvin | guitarras

Shau | Teclado/Violin

Lena | bajo

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.