GRYAL «Camelot» 2010 Producciones Malditas

gryal-camelot

GRYAL
«Camelot»
2010 – Producciones Malditas

gryal-camelot

Tracklist: 
01. Preludio
02. Magia Negra
03. Excalibur
04. Días de Esperanza
05. La Tagbla Redonda
06. ¿Dónde Estás?
07. Decepción
08. Desterrados
09. El Santo Grial
10. Traición
11. La Ultima Batalla
12. Volvere

Miembros: 
Ely (Voces y Coros)
Carlos (Guitarras y Coros)
Rubén (Teclados)
Vicente (Bajo)
Lucky (Batería)


Web

Myspace

Sucede pocas veces en la vida. Me ocurrió en el año 2005, con el grupo catalán Rain y su disco “Pura Sangre”. En aquél tiempo, me caló tan hondo la banda que me impresionó de una manera abrumadora, enamorándome de aquellas canciones de un modo tan especial que adopté como apodo el nombre de Rain y que me acompañará hasta el fin de mis días.

Con GRYAL me ha ocurrido algo parecido. Esta banda, con unas canciones impresionantes y una forma de hacer metal genuina y de gran calidad, ha logrado rasgar la coraza de acero que un guerrero como yo porta y ha penetrado como la hoja de un cuchillo afilado y sangriento en lo más profundo de mi alma, hundiéndose en su interior y produciendo una herida que perdurará para toda la eternidad, porque ése es mi deseo.

“Camelot” es un disco de lujo, cuyas canciones son maravillosas y especiales, pero no solo este trabajo merece que le prestes atención sino que la banda en sí no tiene desperdicio alguno. Poseen un  EP autoeditado (“Apocalypsis”) que contiene trallazos que no deberías perderte.

GRYAL, con su forma de entender la música, con su manera de trabajar en el Metal, ha logrado emocionarme, que a medida que voy escuchando sus temas, uno tras otro sin descanso alguno, se me erice la piel, que tenga ganas de moverme, que apriete el puño cautivado por la fuerza y energía que trasmiten sus hermosas melodías, sus pegadizos estribillos, que se mueva algo en mi interior y que me haga olvidar jornadas duras y estresantes de mi ámbito laboral, situaciones embarazosas y momentos para el olvido. Son unos muchachos impresionantes con una calidad compositiva que para sí querrían bandas ya consagradas. Es impresionante el trabajo que hay detrás de la música y de las letras.

Apuestan por un metal rápido, con claras influencias power metaleras pero cada canción es tan conmovedora que es difícil escoger una como tema favorito, porque en cada escucha descubres nuevos detalles que te embriagan.

“Camelot” ha sido grabado en los Fireworks Estudios de la mano de Adrián Romero, Enrique Mompó y Fernando Asensi y el sonido conseguido es más que aceptable, acorde con el metal que practican.

El disco es una obra conceptual donde podrás conocer al Rey Arturo, a Morgana, Merlín, etc… las canciones cuentan su peculiar historia pero haciéndolo de manera encomiable ya que  los cortes pueden escucharse sueltos y aislados sin problema alguno pero conviene hacerlo con el librito en la mano porque todo resultará mucho más  maravilloso.

Podría hablarte de todas y  cada una de las canciones pero es mejor que te hagas con el disco y las escuches, que te embriagues de la esencia de cada  corte y te maravilles y emociones como no lo hacía yo desde el 2005.

Sí, podría decirte que es un gran acierto que pese a ser una obra conceptual titulada “Camelot” no haya un solo pasaje medieval para ambientar ni sonido de espadas chocando o forjándose en acero,  porque sencillamente no es necesario. Su música es directa, envolvente, rica en matices, con frases fáciles de aprender, teclados muy buenos y coros cuando son necesarios.

Podría comentarte lo bonito que es el propio “Preludio”, una pequeña invitación al mundo de GRYAL con una melodía pegadiza y maravillosa.

Podría destacar el buen gusto por escoger el tema “Magia Negra” como inicio de toda la historia, una canción brillante y relajada (sin ser lenta) que deja para momentos más álgidos los auténticos  cañonazos e himnos de metal que no tardarán  en llegar.

Sí. Podría exponerte la emoción que uno siente cuando escucha estribillos como el de “Excalibur” (“Fuego y Fe, Espada de Reyes. No hay tempestad que sus sueños quiebre. Sangre y Piel, la blande el futuro rey, de su brillo no hay donde esconderse”) o bien lo cautivadora y bella que resulta la voz de Ely (una chica con un torrente vocal que debe encontrarse entre las mejores voces de nuestros país y que sabe perfectamente trasmitir energía y ternura a partes iguales en su forma de cantar, con unos agudos que quitan el hipo y con una dificultad de modular y alargar las palabras que no parece humana) en temas como “Volveré” y “Decepción”. Estremecedoras.

Podría destacar el solo de teclado en “Días de Esperanza” y su pegadizo estribillo: “Yo lucharé junto a ti donde estés. Por tu vida la mía daré. Con mis manos tus miedos enterraré”, la emotividad que desprende “La Tabla Redonda” o el estribillo épico de “La Última Batalla”. “Alzad las armas, soltad las flechas, Prended las astas, corazón y aceite hirviendo. Perded la calma, romped sus huesos bajo las botas: su piel, su sangre y sus lamentos”.

Debería hablarte de trallazo que es “El Santo Grial” o “Desterrados”, con la colaboración de Pablo Solano (Dragonfly); la hermosura de “¿Dónde Estás?” y, por supuesto, “Traición”, radiante, potente, impresionante, con una Ely soberbia y un Merlín encarnado por José Vicente Broseta (Opera Magna) que borda con matrícula el tema, sobre todo en el impactante estribillo, cantando de una forma bestial, alucinante, capaz de estrujar cada poro de mi piel y sacudirlos con pequeños escalofríos.

Sí, podría decirte muchas cosas de “Camelot” y hablarte durante horas de GRYAL pero me quedaría corto con todo lo que me gustaría decir, con todo lo que debería destacar de su trabajo, por ello mi consejo es que acudas a su página web y te descargues los temas que han colgado de forma gratuita y una vez los oigas, decidas (o no) comprarles el disco y si te gusta lo que oyes, te recomiendo también su EP “Apocalypsis”.

GRYAL, una banda que deseo perdure en los tiempos. Ya están dentro de mí y no pienso dejarlos salir ni un momento, vivirán aquí dentro (me estoy señalando el corazón) y con cada escucha sentiré una sincera emoción. Quizá algún día pueda darles las gracias por arropar mis frustraciones con una música que para mí ya es perpetua.

En un mundo loco y perturbado, donde la Humanidad siembra el mal en la antesala del “Apocalypsis” donde los pobres mortales estamos rodeados de “Guerra”, “Hambre”, “Peste” y “Muerte” no hay lugar en el “Olvido” para una banda como GRYAL.

Gracias a ellos y tras un hermoso “Preludio” conocemos la historia de “Camelot”, invitados por la oscuridad de una “Magia Negra” que nos brinda el futuro portador de “Excalibur”, el arma que en manos del Rey dará luz a los necesitados “Días de Esperanza”.

Te invito a cabalgar junto a GRYAL, tal cual caballero de “La Tabla Redonda”. Da parte de tu tiempo a esta banda genuina y pura y te puedo asegurar que allí “Donde Estás” no sentirás  “Decepción” alguna  porque la calidad, la brillantez, la sinceridad y la fuerza del metal no son ingredientes “Desterrados” en un grupo joven que se merece el respeto y la atención por la calidad de sus composiciones.

Inclino mi cabeza ante ellos y en ese momento, sin considerarlos dioses ni reyes sino músicos de gran calidad, soy sabedor de que nunca nacerá en mí la “Traición” porque “Volveré” a escucharlos día tras día, porque sus canciones me provocan una sonrisa y me hacen sentir bien. Se apaga la oscuridad y brilla el sol, haciéndome feliz por un instante mientras se acerca el fragor de “La  Última Batalla”.

Rain ha dejado de buscar. Tiene en sus manos una obra maestra. El Guerrero de Acero está emocionado. Carlos, Rubén, Vicente, Lucky, Sento (“Apocalypsis”) y naturalmente Ely se han convertido, para mí, en “El Santo Grial”

Os puedo asegurar que MERECE LA PENA escucharos.

Gracias chicos, estaré en deuda con vosotros ¡¡Siempre!!

José Manuel Durán «Rain»