MEGADETH «Rust In Peace» 1990 – Capitol Records

Image


MEGADETH
"Rust in Peace"
1990 – Capitol Records
Pala (guitarrista de Cold Storage)

Image

Tracklist:
01. Holy wars… Punishment due
02. Hangar 18
03. Take no prisoners
04. Five magics
05. Poison was the cure
06. Lucretia
07. Tornado of souls
08. Dawn patrol
09. Rust i
n peace… polaris


Componentes:
Dave Mustaine (voz y guitarra)
Marty Friedman (guitarra)
Dave Ellefson (bajo)
Nick Menza (batería)

Redactor: Pala (guitarra Cold
Storage)

 

El mismo gran año del "Cowboys from Hell" de Pantera, del "Seasons in the abyss" de Slayer, "Piece of Mind" de los Maiden y un año antes del "Album Negro" de Metallica… Megadeth publica, tras su "So far, so good…so what!"(1988), el que para mi es el mejor disco de Metal de la historia: "Rust in Peace" (Oxidate en paz) en juego de palabras con el "Rest in Peace" (Descanse en paz) con el que Mustaine se refiere al fin del armamento nuclear.

Nueve temazos en los que Megadeth desbanca a Metallica de una patada en los morros, por lo menos a ojos de los guitarristas humanos, y desvincula la suciedad y el punk de thrash metal definitivamente para convertirlo en otra cosa. Mustaine, Ellefson y Menza tocan techo sin duda por la aportaci
ón del aún no laureado Friedman.

La portada evoca el conocido caso Roswell, temática del m
ítico "Hangar18". El libreto amarillo chillón y con fotos que sin duda anuncian el fin de los 80.

El disco comienza con "Holy wars… the punishment due". Dos temas en uno, separados por un excelente y breve s
ólo de española. Seis minutos y medio en total de rítmicas locas, virtuosas y pegadizas en el que nos hablan de la guerra. Hay quien dice que del Ejército Republicano Irlandés con Irlanda del Norte, y otros que por los terrenos del oriente medio. En el video desde luego salen Palestinos. La segunda parte nos presenta a Punisher; el del comic.

"Hangar18", con su llamativa y cojonuda melodía inicial, desde la que nos traslada al área 51 y sus secretos en una de sus constantes referencias al gobierno americano, esta vez de una forma inteligente y metafórica. Las rítmicas también enrevesadas y potentes, pero en este tema hay que destacar la combinación de solos, más de diez. Bestial. Mustaine y Friedman, sin duda, consiguen que esto no sea solo un tema más a base de recorrerse el mástil. Hay que ver el video. Reminiscencias de los 80; un descojono.

"Take no prisoners". Unas r
ítmicas demoledoras a toda ostia con unos adornos justos y virtuosos definen bastante el tema y lo que es este disco. Habla de una forma un poco ambigua en contra de las guerras. No hay más que leer: "Take no prisoners, Take no shit". "Five Magics" es el primer momento de paz, pero no durará mucho. A partir de los dos minutos vuelven los riffs, aunque esta vez pesados y alternados con melodía. Es de mis predilectos, tras los solos intermedios viene un brillante y pegadizo final. Está basada en la ochentera peli "Goreblade: Warrior King of the Universe". En ella, el héroe ha de dominar las "cinco magias" para ser el Rey Guerrero y casarse con la princesa.

En "Poison Was The Cure
" también comenzamos lento con el bajo con una intensidad creciente hasta que comienzan todos. Para mí la más floja del disco.

Para compensar este bajón, comienza "Lucretia". De la risa a la melodía absoluta. Combinaciones de solos constantes que convierten a las guitarras de nuevo en las protagonistas absolutas. Leí que hablaba del espíritu de la abuela de Mustaine (Lucretia) que andaba por su ático. Entra "Tornado of Souls" sin respiro con el riff más pegadizo quizá aunque bueno, es muy personal. Leí en una entrevista a Mustaine hace mil que lo compuso pensando en una que se tiró. Mucho Thrash.  Podemos encontrar uno de los solos más bonitos y complejos de Friedman.

Vamos acabando con "Dawn Patrol". Un monótono riff de bajo con una lenta batería que contrasta bastante con el resto de pistas. Mustaine siempre dijo irónicamente que quería ser de la era post nuclear y esto va un poco de eso.


El disco termina con "Rust In Peace
Polaris". Polaris es un misil "El misil Polaris era un misil balístico de cabeza nuclear lanzado desde submarino construido durante la Guerra Fría". Para cerrar el disco, Mustaine quiere hablar un poco claro. "Oxidate en paz… Polaris" en clara referencia al fin del armamento nuclear. Un tema que sin ser de los grandes del disco y tras tanto temazo, es muy imaginativo y sirve de final perfecto para esta obra maestra.