ROSENDO | 16 de noviembre | Razzmatazz (Barcelona)

rosendo-bcn20131

El primer día con tiempo otoñal nos trajo a Barcelona a Rosendo. El trío derrochó sobre el escenario de la Razzmatazz toda la energía y la pureza a las que nos tienen acostumbrados. El genio de Carabanchel está muy bien acompañado en una gira en la que rescata temas míticos y los mezcla con los de más rabiosa actualidad.

La lluvia fue llevándonos de la mano primero a ese templo «Suave» que es el Pepe´s Bar y luego a la rutinaria entrada en la sala. La amabilidad en la puerta contrastó con la desesperación de los de seguridad durante el concierto, muchos siguen sin enterarse de que no se puede fumar en salas así pero del público hablaremos al final de esta crónica.

Con unos minutos de retraso y con el personal gritando su nombre se subió Rosendo, con Rafa y Mariano, al escenario de la sala. «A dónde va el finado» era el tema de apertura, a medio tiempo y casi pidiendo permiso ,mientras entraban los rezagados, arrancaba El Jefe su show. Le siguió «Listos para la reconversión» y el primer shock para los presentes, la eterna «Cosita» que arrancó las primeras ovaciones de la noche.

rosendo-bcn20132

«Al lodo brillo» sonó dejando al personal sin reaccionar, sí logró su objetivo «Haciendo cábalas» y fue con «Hasta de perfil» cuando el personal volvió a reaccionar y a cantar con Rosendo. «Amaina tempestad» sigue siendo uno de esos temas oscuros que sólo le gusta al fan del Rosendo músico y no al que sólo conoce los singles. Tras engarzar «Y venga vueltas» con «Muela la muela» llegó el single que le da título a su último disco, fiesta general y salida por la puerta grande.

«Salud y buenos alimentos» fue un bajón para algunos que la banda arregló de inmediato con «Qué desilusión». Si al clásico de Leño le unimos «Cada día» pues la fiesta es completa. «Cara a cara» supuso un pequeño bajón para algunos que continuó con «Cuando». Los fans de verdad disfrutamos a tope de ambos temas, el resto aprovechó para irse al bar a reponer combustible.

rosendo-bcn20133

«En agua caliente» fue el siguiente tema en el que recordamos grandes momentos de la banda. «Masculino singular» provocó la reacción masiva del personal cantando el tema y saltando con la banda. Comenzaba la fiesta a terminarse y vaya si el trío lo sabía. Sin piedad interpretaron «Flojos de pantalón», el orgasmo total para la sala, «Pan de higo», más de lo mismo, y el mítico «Agradecido».

A voces trajimos de nuevo al escenario a la banda que atacó con «Y dale», «Majete» y «Navegando». Este último tema fue interpretado de forma magistral por el trío, atronaban el bajo de Rafa y la batería de Mariano. El final con «Maneras de vivir» fue el broche de oro del concierto.

rosendo-bcn20134

La importancia de Rosendo en nuestro rock no se limita a que en sus canciones toque tema de corte social o sus tres década de carrera, que también, sino que se extiende al nivel de los grandes del rock a nivel mundial. Cuando un guitarra consigue que su banda suene a ellos mismos es que el músico ha conseguido lo más complicado de este negocio. La fusión sonora de la guitarra de Rosendo, el épico bajo de Rafa y la magistral batería de Mariano está al nivel del tan adorado por la banda Rory Gallagher o de cualquier guitarrista que se precie.

rosendo-bcn20135

Pero no todo iba a ser positivo. Rosendo comentó hace décadas que en este país el rock es un callejón sin salida. Aunque eran tiempos de experimentación, teclados y demás probaturas, tenía razón y lo peor es que la sigue teniendo. Aproximadamente un 40% de los asistentes al concierto sólo reaccionaban con las canciones de Leño, de los dos primeros discos del grupo y con los singles que ha ido editando. Se pierden así los grandes discos que sigue editando el trío y de paso demuestran que Rosendo es un clásico del que quieren escuchar lo de siempre por no atreverse a ver las múltiples aristas sonoras de un genio del rock.

rosendo-bcn20136

El trío sabe mucho de esto e intenta contentar a todo el mundo. Al menos tienen el detalle con los fans del grupo de tocar temas que todos queremos escuchar pero también esas gemas de siempre que el grupo pule y saca de su cofre en cada gira. Lección magistral de Rosendo, como banda, la que dieron en Razzmatazz. El Jefe demostró, una vez más, que la experiencia es un grado y que sigue sin haber ningún trío como el suyo sobre la faz de la Tierra. Rosendo pa siempre.

Texto y fotos: David López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.