JOAN QUERALT | 30 de Octubre | Barts (Barcelona)

Por: Miguel Raga

Concierto intimo en la presentación de Welcome Home

Agradable y sorprendente concierto el del viernes de Joan Queralt en la pequeña de la Sala Barts. Poco pasadas las 20:30 viernes y para sorpresa de los integrantes, la sala estaba bastante llena rozando las 120 personas. Asistentes que se vieron recompensados por la entrega, cercanía y pasión de los 4 músicos.

JOAN QUERALD

El motivo de la congregación no era otro que la presentación de “Welcome Home” el segundo trabajo de Joan Queralt que después de dos de trabajo años veía la luz. En él, el compositor intenta, entre otras cosas, mostrarnos el efecto de las diferentes vivencias en su forma compositiva y creativa.

La velada íntima y cercana empezó con el tema King of California, inspirada en la película homónima derivada de ciertas anécdotas. Los temas iban sucediendo más rápido de lo que nos gustaría con cortes donde se incluían coros del público como Uhu o la rítmica Reflections.

Concierto a medio tiempo, luces justas para resaltar el protagonista. Sin distancias, sin barreras, el público a tocar de los músicos para que nada rompa el nexo músico-público encantado de escuchar tan seductoras melodías.

Turno para el blues con Cheap Guitar, pero no tocada por la guitarra referida, aunque si presentada, igual que a la cantante que le ayudó en los coros para este tema.

JOAN QUERALD 1

Mucha gente conocida, incluso una abuela, que arropaba a los intérpretes dándoles calor y animándolos a seguir porque la refinada atmósfera gustaba. Llegada de Ligia y homenaje a la confidente que le acompañó en los pasajes descritos, según Joan, en las paradisíacas playas de Brasil.

Breve descanso, porque nadie quería el final. Comienzo de los bises tranquilos, con I Miss The Waves y Light But Plenty, donde el cantante interpretó sólo con su “cheap Gitar” y sin bajo, ni guitarra ni batería.

Despedida con la versión de Cyndi Lauper, Girls Just Want To Have Fun, donde la gente se animó a mover la cintura y a cantar. La sorprendente y rítmica Tons of Blue donde el guitarra sacó su sabiduría cerró el concierto.

Sorpresa por el tranquilo y enganchador directo que sin duda agradó a ambos protagonistas, público y músicos. Creo que con conciertos de esta talla, Joan y compañeros consiguen una camaradería capaz de enlazar y empezar la ascensión en el complicado mundo de la música.

JOAN QUERALD 2

Texto y Fotos: Miguel Raga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.