El Sierra, Festival Rural. El esperado reencuentro en La Bolera

Crónica El Sierra, Festival Rural. El esperado reencuentro en La Bolera 

Cuenta atrás para volver al Parque Valparaíso con El Sierra, Festival Rural

  • La organización cifra en un millar los asistentes a la primera noche.
  • La segunda jornada continúa con SierraKids y más conciertos.

El Sierra, Festival RuralLa primera noche de El Sierra, Festival Rural, no podía ser más idónea. Con el pueblo de Beas de Segura volcado en el festival, una estimación de mil asistentes y agradeciendo el frescor serreño de la noche, sobre las 23:30 horas comenzaba una velada que protagonizaban Los Chichos, clásicos donde los haya. Pero, además, la jiennense María Guadaña también afilaba sus cuchillos y esperaban dos sesiones de bailes inolvidables y completamente diferentes, la de JOHA, DJ y MC conocida en el mundo del hiphop, y la de The Gardener del colectivo Breaking Bass, más conocido como Manuel Chaparro de Califato ¾.

La jornada inaugural daba lugar casi a medianoche con María Guadaña sobre las tablas. Rodeada de sus afiladores, la artista jiennense que más da que hablar llegó para presentar los temas de su nuevo trabajo “Latidos y culebras”. Sensualidad, magia negra y exorcismo de malos rollos. Un pequeño aquelarre de sonidos con ejercicio de limpieza espiritual a base de voz y letras que consiguen remover por dentro y sentirlo por fuera en la piel. No faltaron en su show temas como “Preto”, “La no novia” o su particular carta de presentación con “La Muerte”. Gran dosis de rock para abrir la noche.

Después, sobre las 1:30 de la mañana, llegaba el esperado turno para Los Chichos. Numeroso público se situaba en las primeras filas para no perder detalle de cada uno de lo que estaba por venir: una hora de canciones con las que más de una generación ha crecido. Abriendo boca con “Sea como sea” llegaba la primera descarga chichera, mientras la temperatura comenzaba a subir entre el público con baile y cante incluido. Y entonces, llegó. “Son ilusiones” es uno de los temas más míticos del trío rumbero, y con él se desató el respetable, al igual que lo hiciera con otros tantos clásicos como “Quiero ser libre”, “El Vaquilla”, “Bailarás con Alegría” o “Ni más ni menos”, tema con el que se despidieron de los serreños.

JOHA llegaba al escenario con las ideas muy claras, hacer pasar una noche muy especial a todos los serreños, con canciones de raíz negra llenas de ritmos que invitan a bailar. Y lo consiguió con creces. En su repertorio como DJ no faltan los guiños a su República Dominicana tan familiar, con momentos para revivir lo más bailado de finales de los 90 con Proyecto Uno, a la vez que deja espacio para himnos de las generaciones más contemporáneas como “Linda” de Rosalía. El público transpiró toda la energía que emanaba cada una de las propuestas musicales de JOHA, respondiendo con baile y buen rollo a cada uno de los temas.

Cerrando la noche y ya de madrugada, The Gardener se metió en el bolsillo a un público que lo esperaba con los brazos abiertos. El fundador del colectivo Breaking Bass y miembro de Califato ¾ dejó claras sus influencias y gustos más considerados con una sesión de dos horas que puso el punto y final a la primera jornada serreña. El breakbeat, el flamenco y la electrónica se dieron la mano para despedir lo que para la organización y el público parecía todo un sueño: volver a La Bolera de Valparaíso, en Beas de Segura, a disfrutar de su festival, El Sierra.

Segunda jornada del festival

Hoy sábado continúa la programación de la edición 25+1 del festival. Por la mañana, de 12:00 a 15:00 horas vuelve SierraKids, pensado para disfrutar en familia. El Parque de Valparaíso acoge actividades desde mediodía. A las 12:00 se celebrará un taller de musicoterapia infantil, después, los castillos hinchables protagonizarán la diversión de los más pequeños, mientras suenan en directo con un intimísimo acústico las guitarras de El Niño del Viento y Rafa Hidalgo.

Ya por la noche, la música sigue con un cartel muy especial con Miguel Campello, Delobos, El Barbas y The Gardener. El Sierra, Festival Rural, es un evento organizado por Oh, Salvaje y el Ayuntamiento de Beas de Segura, y cuenta con el patrocinio de la Diputación Provincial de Jaén y la Caja Rural de Jaén.

Las entradas por día para el festival están a la venta para su compra online hasta las 20:00 horas de hoy, y a partir de entonces, en la taquilla del festival. Entradas anticipadas disponibles en este enlace: https://ohsalvaje.janto.es/espectaculo/el-sierra-festival-rural-2022/ELSIERRA22. El Sierra, Festival Rural, está organizado por Oh, Salvaje y el Ayuntamiento de Beas de Segura, y cuenta con el patrocinio de la Diputación Provincial de Jaén y la Fundación Caja Rural de Jaén.

Beas de Segura vibra con la vuelta a Valparaíso de El Sierra, Festival Rural

Tras disfrutar de una gran noche inaugural de El Sierra, el sábado comenzaba temprano, sobre el mediodía, cuando los más pequeños estaban citados para acudir en familia a una nueva edición de “Sierrakids”, en la que disfrutaron de un taller de musicoterapia infantil, sesión de juegos y de dibujo con la música como protagonista. Para amenizar este inicio de jornada, el cartel de El Sierra de Día contó con el buen hacer de El Niño del Viento y Rafa Hidalgo en sendos conciertos íntimos enmarcados por el verde serreño. Sobre las cuatro de la tarde se cerraban estas actuaciones para comenzar una ronda de micro abierto en la que subieron a las tablas Nietos del Agobio, Juan Carlos Herrera y el actor beatense Marcos Hita para amenizar las últimas horas de música bajo el tórrido sol de verano.

Una parada en la tarde para el descanso, en la que muchos serreños aprovecharon para visitar la piscina municipal y refrescarse como forma de coger fuerzas para la noche que se avecinaba.

Sobre la medianoche llegaba al escenario la primera de las bandas, los madrileños Delobos, con una propuesta llena de rock y folk bajo el brazo. Presentando temas de su último disco, “Prender”, lanzado en 2021, dieron buena cuenta de su apuesta por el castellano en sus letras, a diferencia de su primer disco en inglés, lo que aporta una sonoridad mucho más fresca y literaria a las letras de las canciones, un paso adelante que los consolida como banda a la que prestar mucha atención. Juan Soler, vocalista y beatense de nacimiento, dirigía la actuación con algún sobresalto en el sonido, nada importante que eclipsara la fuerza de Delobos en directo, con una de las voces más destacadas del panorama alternativo que ha sabido mantenerse en primera línea de la escena durante dos décadas, destacando en cada una de las formaciones en las que ha dejado su impronta (Tenpel, Habitar La Mar, De la cuna a la tumba). Hacia el final de la actuación, presentaba ante el respetable unas colaboraciones sorpresa sobre el escenario, al que salió primero José Heredia, quien por la mañana nos deleitaba sobre el escenario del Sierra del Día con la actuación sorpresa de Nietos del Agobio, para cantar “Caídos del cielo”. Justo después, la fiesta continuaba, ahora también con los vientos de los beatenses invitados a interpretar “El Descenso” en directo: Santiago Rosales (trompeta), Federico Heredia (trompeta), Manuel Hornos (trompeta) y José Fernández (trombón).

La magia de Campello se palpaba en el ambiente de El Sierra, cuando pasadas la 1 de la madrugada comenzaba de nuevo la música en el escenario de La Bolera. La fusión se hizo reina de la noche y, al ritmo de la percusión, el artista alicantino salía a escena entre gritos del público, deseoso de compartir con él gran parte de la velada. Con cada tema, el respetable se volcaba en coros, bailes y zarandeos. Cuatro discos en solitario le han valido para constatar lo palpable: que Miguel Campello ya mudó su piel de El Bicho para seguir su propio camino, como animal musical que es. Algunos de los momentos más esperados llegaron de la mano de grandes éxitos de su carrera como “Agua, pan, amor y vino”, “Aire”, una personalísima versión de “Tu Frialdad” de Triana, o el archiconocido himno “De los malos”. Con el corazón lleno de amor, Campello se despedía del público serreño.

Tras el cabeza de cartel, llegó el turno para el rock urbano y el punk con El Barbas. La formación de Orcera residente en Granada trajo el punto más gamberro a la última noche del festival. Temas por todos conocidos que hicieron muy propios arropados por un público que saltaba en cada estribillo, formándose por momentos pogos en el albero. Fito y los Fitipaldis, Boikot o Leño, figuras insignes del rock estatal, tomaron forma propia en las manos de estos músicos serreños. Pero también hubo repertorio con temas propios, con el que presentaron cortes tan potentes como los que forman parte de su ópera prima «Carretera y Fanta», publicada el pasado 2021, entre ellos, “Burro Viejo», «Transgresiva», «No Hay Más Nada» y «Mi Amiga Soledad».

Con un gran sabor de boca lleno de rock, flamenco y fusión, llegaba el momento del postre, de poner la guinda al pastel de El Sierra, Festival Rural. The Gardener hacía las delicias de todos los que no quería renunciar a dos horas más de baile garantizado de la mano del fundador del colectivo sevillano Breaking Bass y miembro de Califato ¾. El latineo, el flamenco y el break beat se dieron la mano en una nueva sesión del jardinero más conocido de la escena, con mezclas imposibles, como la de “Hola mi amor” de El Junco y “El Tiburón” de Proyecto 1, sin descuidar al público amante del break beat noventero, que se desató en bailes hasta casi rozar el amanecer, cuando la despedida final ya era más que evidente. El frescor de la madrugada decía adiós a todos los serreños con la promesa de un nuevo reencuentro en Beas de Segura el próximo 2023.

El Sierra, Festival Rural, es un evento organizado por Oh, Salvaje y el Ayuntamiento de Beas de Segura, y patrocinado por la Diputación Provincial de Jaén y la Caja Rural de Jaén.

 

Facebook @elsierra.festivalrural

Instagram @elsierrafest

Twitter @ElSierraFest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.