CALIBRE ZERO | 24 febrero | Sala Ritmo & Compás Madrid

calibre_zero_portada

CALIBRE ZERO presentan su nuevo disco.

 Las grandes epopeyas que han alimentado la imaginación de la humanidad durante siglos suelen tener un denominador común. Sus héroes son hombres aguerridos, forjados en tiempos difíciles, hijos del invierno como se les llama en las novelas de George R. R. Martin. Las penurias, el sufrimiento y las frustraciones fortalecen el carácter, forjan al guerrero y dejan en el camino a quienes no tienen la suficiente determinación.

Pero no hace falta viajar a mundos remotos y fantásticos. El mundo de la música y especialmente el del Metal está viviendo una de las peores etapas de su historia y se podría calificar de loco o insensato a aquel que se embarca en la dura travesía de sacar adelante un proyecto serio. Pero si algo caracteriza a CALIBRE ZERO es su espíritu guerrero, su carácter combativo y una innegable fe en lo que hacen. Por eso, cuando presentaron su nuevo trabajo, “Muerde la Vida”, en la capital, ROCK IN SPAIN no pudo sino aplaudir su osadía y ser testigo de otro episodio épico en la historia del Rock nacional.

carta_balad_1b carta_balad_2

Como escuderos para la lidia los elegidos fueron CARTA BALADÍ, una joven banda fácilmente encasillable en la generación que ha crecido con nombres como Extremoduro, Platero y Tú o Marea, formando un nuevo estilo despectivamente llamado rock calimotxero. Lo más cortés sería decir que son una fruta pendiente de madurar. Sus carencias técnicas son muy evidentes y sus composiciones largas y predecibles hasta lo cansino. Sin embargo, es justo destacar la actuación de su bajista, con unas líneas melódicas interesantes, finamente definidas, y un buen trabajo a los coros. Acabó algo dolorido por un exceso de intensidad en la última canción, pero sin duda hizo disfrutar a los presentes con su buen hacer.

calibre_zero_6 calibre_cero_1

Les llegaba el turno a los protagonistas de la noche, que habían estado mezclados con el público y salieron con muchas ganas de agradar. Directos, viscerales, rudos… Salieron a comerse el mundo llamando a las cosas por su nombre.

La pasmosa precisión y frialdad de Antonio a la batería contrastaban con la efusividad de Pedro a las cuatro cuerdas. El control de uno, fruto de muchos años de trabajo y estudio, combinaba con la desbordante energía del otro, propia de la pasión de la juventud,  para formar una sólida e impactante base rítmica.

Al frente, los hermanos Lázaro compartían igualmente compatibles diferencias. Miguel, centrado en su guitarra, desgranaba riffs metaleros desgarradores con la tranquilidad de un cirujano. Ricardo por su parte desgarraba su garganta divulgando sus mensajes de forma abrupta, directa, sin tapujos y sin medias verdades.

calibre_zero_4 calibre_zero_8

Calibre Zero son luchadores y desprenden esa rabia en sus directos. Como ellos mismos anunciaron, no querían hacer el típico concierto de presentación con un set list cargado de temas desconocidos, aburrido para quienes demandan clásicos. Lo cierto es que el público se entusiasmo con los cortes más conocidos de la banda y pareció disfrutar de una gran noche. Ojalá se cumpla aquello de “quien la sigue la consigue” y las ganas y el tesón de este cuarteto madrileño les baste para sobrevivir en estos tiempos tan inhóspitos.  Mientras tanto, seguiremos disfrutándolos.

 

 

Fotos y texto : -IVN- y M. Jones