Crítica de BloodHunter – The End Of Faith

Crítica de BloodHunter – The End Of Faith. “The End Of Faith” representa el segundo disco de la banda gallega Bloodhunter, donde se juntan las personalidades de Fenris, Éadrom y la voz de Diva Satánica para ofrecernos sus nuevas 11 composiciones, donde encontraremos mucho death metal, muchos pasajes instrumentales algo más melódicos, y una producción sobresaliente a cargo de Álex Cappa y el propio grupo en los The Metal Factory Studios.

Su cantante, Diva Satánica, saltó a la fama del gran público tras su paso por el programa “La Voz”, siendo la primera vocalista que pudo interpretar canciones cercanas al rock o al metal como “Eye of the tiger” o “Sweet Dreams”, con voces guturales.

En este nuevo disco, “The End Of Faith”, el grupo sigue practicando un death metal bastante técnico, y que incluso en canciones como “Eyes Wide Open” o “Spirits of sin” tienen un trabajo instrumental de puro metal melódico, cercano a bandas como In Flames o Children of Bodom.

Diva es una cantante excepcional, moviéndose en todo momento entre el black y el death, pasando sin apenas sufrir de timbres cercanos al de Alissa White-Gluz, a pasajes que pueden recordarnos a Dani Filth. Cantante que por cierto, participará en el proyecto de Joaquín Padilla, Legado de una Tragedia parte IV.

Siendo un disco que sobretodo gustará a los seguidores de los sonidos más extremos, hay canciones con estribillos que pueden ayudar al oyente más clásico a acercarse a la banda, como puede ser “Still Standing Up”, mi tema favorito del disco.

El disco se cierra con una versión del “Crystal Mountain” de Death, mucho más afilada y con la voz de Diva que lleva si cabe a un terreno más brutal el tema interpretado en su versión original por Chuck Schuldiner.

Con este disco BloodHunter se consolidan (o deben hacerlo) en lo más alto del metal extremo de nuestro país. Tras haber escuchado a Diva en tonos melódicos en el programa televisivo, echo en falta que el disco hubiera contado con esa alternancia entre lo melódico y lo gutural, y más viendo que tanto las guitarras como la batería no siempre sigue los cánones más puros del género (afinaciones graves, doble bombo aceleradísimo) pero es un punto de vista muy personal y lo importante es que en este disco han escogido un camino, han sido fieles, y lo han ejecutado a las mil maravillas.

Enlaces:
Facebook
Twitter
Web

Tracklist

  1. The Forbidden Zone
  2. The End of Faith
  3. Eyes Wide Open
  4. Still Standing Up
  5. Death & Rebirth
  6. The Queen Beast
  7. All these Souls Shall Serve Forever
  8. Spirits of Sin
  9. Let the Storm Come
  10. Possesed by Myself
  11. Crystal Mountain (Death version)

Miembros
Fenris – Guitarras
Diva Satanica – Voz
Éadrom – Bajo
Marcelo Aires – Batería

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.