RULO Y LA CONTRABANDA

Rulo

La necesidad de ser fiel a uno mismo, no tener miedo a desnudar el sentir y el arte de componer como terapia. Bajo estas premisas Raúl Gutiérrez, «RULO», emprende decididamente carrera en solitario. «Señales De Humo» es el punto de partida del proyecto, con fecha de salida prevista para el 28 de Septiembre. Apartando el delirio y frenesí que se respira antes de un lanzamiento discográfico, hemos podido hacerle unas preguntas a Rulo acerca de las vibraciones previas.

En primer lugar me gustaría darte las gracias por hacernos un hueco para esta entrevista entre todo el tumulto previo al lanzamiento.

Gracias a vosotros por hacerle un hueco a mi historia. Voy de cabeza con los ensayos de la gira, pero siempre encuentro sitio.

Tras ocho publicaciones, primer disco en solitario. Imagino que hay sensaciones reencontradas y otras que son nuevas para ti. ¿Da vértigo enfrentarse solo?

Tenía más vértigo antes de hacer el disco, la eterna inseguridad de todo el que crea algo. Estaba muy bajo de moral. Pero una vez que el disco está terminado y a mí me ha dejado más que satisfecho, pues estoy medio tranqui. Ya si encima le acaba gustando a la peña, pues puede ser multiorgásmico para mí. Estoy más liado con lo de echar todo a andar: ensayos, merchand, equipo técnico…

He vuelto a sentir muchas ilusiones perdidas por el paso implacable del tiempo y el desgaste que tenía en la anterior etapa. No ha sido un empezar de cero, pero sí un volver a empezar. Es tan incierto todo como estimulante. Lo mejor ha sido tener todo el tiempo que me han pedido las composiciones sin presión de ningún compañero al lado que no quiere parar. La composición no se puede programar.

Rulo

Imagino al emprender un nuevo proyecto corre la niebla y la incertidumbre. ¿Estuviste seguro en todo momento o hubo momentos para el miedo?

Miedos todos. Yo no soy ningún ejemplo de seguridad. Sólo tenía claro que no quería estar al lado de gente que quería cambiar las reglas del juego. Y para eso me tenía que ir de mi propia casa. Irme de una casa muy grande a una más pequeña y humilde, pero en la que estoy mucho mejor. No es fácil irse del sueño de tu vida. Pero no puedes seguir haciendo canciones donde no quieren que las sigas haciendo. Me fui y así dejé más hueco a gente que quiere más. Yo no me metí en la música hace casi 20 años para no ser feliz, así que tenía que irme aunque el precio a pagar era caro. Me alegro de haberlo hecho, huyendo de acomodes.

El título escogido es «Señales De Humo». ¿Qué muestran las once señales que componen el disco?

Para mí las canciones son señales de humo que lanzas al aire y al oído de la gente. Ahora que ya he terminado hace tiempo la grabación me voy dando realmente cuenta del disco que he hecho. Cuando estás inmerso en el proceso no eres muy consciente. Estás demasiado metido en ello. Aún así me cuesta analizar mis propias canciones. Muchas veces lo hace mejor la prensa o el público. El título fue de lo primero que se me ocurrió. Lo tenía claro. Viene a decir: «S.O.S. estoy aquí de nuevo y tengo canciones nuevas que me molan».

Por los adelantos que hemos podido escuchar, parece que superficialmente no ha habido grandes cambios en el sonido y forma de componer. ¿Qué es exactamente lo nuevo?

Cambio radical era difícil que hubiera, ya que en La Fuga era el compositor y la voz. Ha cambiado algo el sonido. La batería es más acústica, menos máquina. Las guitarras que ha grabado Pati son un rollo más yankee. Eso le da un aire diferente, pero no hay un hachazo. También se nota que lo ha masterizado George Marino, que le ha dado un toque de rock yankee diferente a lo que hice anteriormente.

Lo que cambia algo es que no es un disco en el que haya dos canciones que se parezcan entre sí. En el disco pasan cosas. Hay canciones escupitajo y canciones caricia. Creo que soy bipolar en la vida y en la música. Un poco lo somos todos. Respecto a lo de componer, sigo haciéndolo como siempre con acústica y papel en blanco. Viajé por 7 países y me dediqué a eso en cuerpo y alma.

Según has comentado, la Contrabanda no está compuesta por virtuosos de los instrumentos, sino por trabajadores de las canciones. ¿Qué pinceladas han conseguido dar a las canciones? ¿Tu papel como compositor ha sido más libre que en la época de La Fuga?

Son unos canallas maravillosos. Han derrochado gusto musical por los cuatro costados del disco. Son unos musicazos, pero de los que curran por el bien de la canción, no por su lucimiento personal. Todos hemos cedido el protagonismo a las canciones. Lo que pasa es que ellos las han alfombrado muy bien. Se han dejado en el disco mucho más que su talento. Tienen un bagaje detrás que los hace cojonudos. Yo les he dejado que aporten, y he aprendido cosas de ellos. Con alguno ya tenía amistad previa y con otros la he hecho desde hace meses, pero me parece que llevo a su lado hace muchos años. Ellos muerden por esta historia, y yo muerdo por ellos. Hay muchas guitarritas en el disco, por tanto en vivo seremos quinteto: tres guitarras, bajo y batería. Por lo escuchado en los ensayos quedará bonito. Estamos actualmente engrasando la máquina.

Respecto a lo de más libre que anteriormente, pues sí. Antes hacía los temas y siempre había que hacer un poco lo mismo, porque las bandas se encorsetan… Pero como compositor te mola enredar y en este disco lo he hecho más.

Desde que tuvimos noticia de la creación del proyecto «Rulo y La Contrabanda», allá por junio de este año, no han parado de sucederse noticias acerca de grabación, mezclas, publicación, rodaje del videoclip… ¿Has tenido la tranquilidad suficiente?

He tenido tranquilidad cuando la necesitaba, que era para componer. Una vez que tuve la web me he empecinado en llenarla de contenido e informar al que le pudiera interesar lo que estaba haciendo casi en el día a día. Me mola mucho lo de la web. Colgar videos, info… Me encanta no tener tranquilidad. Estoy todo el día en mil cosas, pero eso me mantiene vivo y alegre. Deseando subirme a un escenario ya. Son demasiadas cosas las que hay que hacer antes de una gira y un disco, pero no hay que olvidar que todo eso es para acabar subiéndose a las tablas y cantar.

Rulo

«Señales De Humo» incluye un libro que además de fotos y el texto de las letras… ¿qué podremos encontrar?

De eso estoy muy contento. Ha sido un curro «mano a mano» con el maestro del diseño Manolo Guio. Es un disco-libro con 45 páginas. Está todo manuscrito, con el curro que conlleva. Hay textos de cómo y dónde hice las canciones, anécdotas de viajes en los que compuse las canciones, muchas fotos, hablo de los chicos, desvaríos varios… Es una edición especial que ha quedado cojonuda. Le mete a la gente más en las canciones que el simple disco. Hemos invertido mucho tiempo y cariño en la creación del disco-libro, pero ahora que está terminado merece la pena haberlo hecho.

Precisamente sobre la impronta de tus letras parece haberse creado una escuela de escritores de canciones. ¿Por qué crees que ha calado tanto tu forma de escribir?

Joer. No creo que sea así, pero si a alguien le puedo inspirar, mejor que influir, de cara a crear sus canciones, como para mí lo hacen otros, es un honor. Para mí es un placer y una necesidad el enredar palabras y ponerles música. Hace años parecía que el rock no podía hablar de sentimientos y es una contradicción, ya que el rock en sí es eso: un sentimiento, más que un sonido o una pose.

Te leía el otro día en una entrevista, quemado con la visión actual de un grupo. ¿Qué recomendarías a un grupo para que funcione bien? ¿Y a esa persona que quiere salir de él?

No estoy muy para dar consejos a nadie, pero para mí los grupos se estropean cuando quieren funcionar como tal. Cada uno tiene que encargarse de lo que se le dé mejor y tener el respaldo de los demás. En cuanto todo el mundo quiere hacer de todo escudándose precisamente en que se es un grupo se desestabiliza todo.

Yo he vivido los mejores años de mi vida en un grupo, y es una experiencia increíble cuando todo va bien. Cuando hay envidias y gilipolleces dentro de algo que fue tan bonito te descorazona. No sabía que todos los grupos tienen fecha de caducidad, salvo que haya cambios de personal.

Otra cosa que he aprendido en mi caminar por la música. Seguir por seguir, o porque se vive muy bien en el acomode del éxito es un error porque todo empieza a perder lo que hizo a la banda grande y se estropea todo aún más. Hay que estar en un lugar en el que estés a gusto y al 100% para seguir flipando con la música.

Recordamos a todos nuestros lectores que la fecha de la salida de «Señales De Humo», álbum debut de Rulo y la Contrabanda saldrá a la venta el 28 de Septiembre. A partir de Octubre comenzará la gira por salas que recorrerá todos los puntos de nuestra geografía y que ya podéis consultar en nuestra AGENDA
; y si quieres escuchar un adelanto de ‘Cabecita Loca’, te dejamos con su videoclip…

Texto: Rafa López
Fotos: Rulo y La Contrabanda

Comentarios

Comentarios