LA DOBLE FILA “Viernes de rencor” – Granja Beat-Warner/Chappell

la-doble-fila-viernes-rencor

No puedo ocultar que me paso el tiempo deseando sentirme sorprendido por las propuestas musicales que me encargan para reseñar. Por suerte o por desgracia, casi todo lo que escucho últimamente despierta de manera automática referencias en mi cerebro que suelo manifestar en dichas reseñas. Es posible que la original propuesta de La Doble Fila sea la primera que no contenga ninguna. Y es que de todas las fusiones que me podía imaginar, la del hip hop con el blues/hard-rock es de las más inesperadas.

la-doble-fila-viernes-rencor

No puedo ocultar que me paso el tiempo deseando sentirme sorprendido por las propuestas musicales que me encargan para reseñar. Por suerte o por desgracia, casi todo lo que escucho últimamente despierta de manera automática referencias en mi cerebro que suelo manifestar en dichas reseñas. Es posible que la original propuesta de La Doble Fila sea la primera que no contenga ninguna. Y es que de todas las fusiones que me podía imaginar, la del hip hop con el blues/hard-rock es de las más inesperadas.

Sin embargo, no sirve decir que Viernes de rencor es un disco de blues-rock-hip hop. Ni todo es hip hop ni todo es blues-rock. Es lo suficientemente rico, tiene tantos matices y tantas variantes que es imposible cansarse de él. Tiene momentos estelares -óigase Maldito estúpido, Diógenes y Palomas disecadas-, momento 15M incendiario –Cinco días– momentazos “retropsicodélicos” –Tu colección-, supermomentazos country –La historia de Titán-, un colofón “screamadélico” (uy, ya se me coló una referencia) con el corte que da nombre al álbum, Viernes de rencor, y hasta un sonoro gatillazo –La casa del boxeador-, pero hasta este es un tema necesario en este soberbio collage musical. Según palabras de Santi Vaamonde, el bajo: “Nos obsesionaba hacer un disco que sonara a clásico pero que no hubiera podido hacer nadie antes”. No sé si alguien lo hubiera podido hacer antes, lo que está claro es que nadie ha sabido. Y como no hemos tenido suficiente con Viernes de rencor no hemos podido resistir la tentación de revisitar el EP de debut de 2011, Canciones Tristes, y constatamos como aquel es la inevitable y lógica continuación de este.

De una versatilidad fuera de lo común por estos lares, La Doble Fila han firmado uno de los discos del año, y eso que solo llevamos dos meses de 2013. Mucho me tienen que sorprender otras bandas para desbancarlo. Lo suficientemente mainstream como para ocupar los puestos estelares de las listas de ventas y lo bastante osado como para satisfacer a paladares más exigentes. Un disco de concepción pop que no es pop y que engancha por sus estribillos (y algunos no-estribillos), los fraseos como cuchillos de Pablo Espadas y por el constante juego que se establece entre banda y oyente, lleno de complicidades, rabia, sutileza y diversión, un disco hecho para disfrutarlo, bailarlo si quieres, tenerlo de música de fondo o pincharlo enterito en las fiestas de tu pueblo. Un trabajo, en definitiva, que no necesita de palabras, sino de unos oídos bien abiertos y unas inmensas ganas de sentirse vivo. ¡Cómpratelo ya!

Víctor Pérez Marco

Tracklist:

  1. Cinco días
  2. Chica mala
  3. Diógenes
  4. Disfraces de mártir
  5. Maldito estúpido
  6. Palomas disecadas
  7. La casa del boxeador
  8. Labios rojos
  9. Tu colección
  10. Señales de humo
  11. La historia de Titán
  12. Viernes de rencor

Miembros
Pablo Espadas: Voz
Edu Evia: Batería
Kiko Evia: Guitarra
Santiago Vaamonde: Bajo


Web

Bandcamp

Youtube

Facebook