Noctem endurece su oscuro sonido con finos pasajes de luz

Noctem - The Black ConsecrationSi con Haeresis habían dado un salto de calidad alucinante que incluso les llevo por toda Europa, esta claro que con The Black Consecration la banda valenciana toma las riendas del metal extremo en España y puede mirar a la cara a cualquier banda de su estilo y competir hombro con hombro en calidad y presencia. No por nada estoy seguro que son la mejor banda de black metal de toda esta zona ibérica.

Las razones las podéis encontrar en su historia reciente, pero si os quedaba dudas The Black Consecration nos ofrece una vuelta de rosca y una visión a la oscuridad más suprema de los abismos con un disco brillante en extremismos y que no deja pie para dejar títere con cabeza, ya que su obra apenas hay espacio, por no decir que no,  para poder tomar aire y continuar, ya que es una vorágine de brutalidad como no le conocíamos a esta banda que seguro hará las delicias haya por donde vaya.

Pero es cierto que a pesar de la violencia de sus nuevos temas, la banda ha sabido adornarlos de ciertos pasajes, de ciertos fragmentos u oasis de paz y luz que le aportan una mala leche adicional a su espectacular obra, es como esa guinda del pastel, que no esperabas y que tan buen gusto te dio, al ya de por si delicioso postre. Eso vendría a ser este nuevo disco, un complemento a la carrera de una agrupación incansable en su afán de mejorar y sobre todo de mantenerse en la cúspide de la profesionalidad dentro de un estilo nada fácil de sorprendernos hoy en día. El tema que da nombre al álbum nos permite darnos cuenta a la primera que su sonido a mejorado o quizás es que estaban cabreados y se inspiraron para crear uno de los mejores discos del estilo que he escuchado en años, ya no solo por lo extremo e incansable de las rítmicas y baterías, sino por que además han sabido sazonarlo con algunas delicadas secciones de pasividad jamás imaginadas a este punto y que por tanto no esperábamos y terminan sorprendiéndonos, eso que tanto nos gustan a los que escuchamos un trabajo nuevo, sea del estilo que sea.  En este corte hay una rítmica que te acompaña de fondo que es apenas perceptible pero que guía el camino de manera brillante y que culmina con unos acores limpios como implorando clemencia antes de morir.

Con «Sulphur» la banda continua donde lo dejo con «The Black Concecration«, es decir un corte rápido y cuya vertiginosidad nos acompaña durante sus eternos cinco minutos.La banda nos ofrece ocho nuevos cortes sin apenas introducciones, directos al grano y que por actitud me hizo recordar el Reign in Blood de Slayer, por la continuidad de los cortes, que apenas te dejaban espacio para tomar un descanso. Ese empuje en su nueva obra me ha gustado mucho lo que evidencia un nuevo paso en su madurez musical, o como citaba antes, en su continua búsqueda de la perfección.O esas guitarras limpias en «Uprising Of The Impenitents«, sin duda un gran detalle que aporta esos segmentos o matices de luz, en temas tan violentos y que al ser inesperados aportan un positivo asombro en su nuevo álbum. Son al final pequeños detalles, pero que al final son ellos los que marcan la diferencia entre un disco del montón, o una obra sublime que se recordará con el tiempo y The Black Concegration, posee más de este segundo grupo.

Me gusto mucho la intensidad del disco de inicio a final, esa vehemencia que no es fácil de conseguir y mantener en un disco, de allí la comparación con el histórico disco de Slayer. Esa exaltación acompañada de gratos pasajes melódicos es lo que termina acaparando toda nuestra atención. No era sencillo superar el grado alcanzado con su anterior trabajo, de allí que valore tanto su nueva obra, ya que lo complicado no es llegar a la cima, sino saber mantenerse en ella y poder ofrecer con el tiempo opciones y trabajos atractivos, sin perder su esencia y Noctem ha demostrado una profesionalidad aplastante en la dinámica y el desarrollo de su carrera, por lo que no no extraña que este nuevo disco acapare nuestra atención y positivas críticas.

 

Estas son los temas del disco:

The Black Consecration
Sulphur
Uprising Of The Impenitents
Coven
All That Now Belongs To The Earth
Let That Is Dead Sleep Forever
Court Of The Dying Flesh
Dichotomy Of Malignancy

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.