BLIND GUARDIAN «Beyond The Red Mirror» – Nuclear Blast

Blind Guardian - Beyond The Red Mirror - ArtworkEl nuevo y muy esperado disco de Blind Guardian viene con interesantes sorpresas, este es sin duda un trabajo que me ha costado digerir y solo he podido ir deshojando sus múltiples virtudes con el paso del tiempo y varias escuchas previas, ya que es un disco amplio no solo en duración, con temas de hasta 9:29 como es el tema final “Grand Parade”, sino también amplio en sus variadas vertientes y estilos con los que juega y hace que cada tema sea una historia única pero muy bien conjuntada con la historia central del disco.

Beyond The Red Mirror es ante todo un disco para dejarse llevar y escuchar sin prisas ni presiones externas para así con ello poder ir advirtiendo la amplia cantidad de detalles que lo hacen un trabajo exquisito. Debo admitir que al principio no me gustaba mucho pero gracias a esas diversas escuchas he podido comprenderlo mejor, más aún si no eres un fan acérrimo de sus trabajos, no quiero con ello menospreciar sus anteriores y muy buenos discos del pasado, ya que si hay algo que decir de Blind Guardian es que es una banda única en su estilo y que también marco una época y un camino a seguir y que sus años de descanso no podían pasar desapercibidos y era de esperar un regreso triunfal, como ha sido este trabajo discográfico.

Pero este disco guarda temas magistrales siguiendo la estela que los ha hecho grandes, pero en contraposición he encontrado dos o tres muy comerciales, incluso bastante aburridos, quizás por ese aire comercial y falto de peso en sus guitarras, como son “Prophecies” o el tema “At The Edge Of Time”, pero en el otro lado hay temas muy buenos como son “Ashes Of Eternity” con una base rítmica más propia de Blind Guardian que los temas anteriormente citados. “Ashes Of Eternity” posee más peso, en todos sus apartados, vocales, rifs de guitarra y una batería constante y que le da ese valor añadido al tema. La parte orquestal acompaña muy bien el corte sin hacerlo decaer y está allí para darle brillo y majestuosidad y no para absorber el interés del oyente. Un corte rápido, muy incesante con pocas pausas que nos harán recordar al mejor Blind Guardian, su duración nos invita a esperar grandes cosas como el magnífico solo que le acompaña en los 5:39 minutos que dura la canción.

El siguiente tema “The Holy Grail”, es otro de mis favoritos y continúa la senda de “Ashes Of Eternity” quizás con uno o dos puntos más de agresividad y velocidad, con una base muy contundente y una rabia añadida que te levantará del asiento si no lo había hecho ya antes. Uno de los mejores del disco, su rítmica es aplastante y el solo para quitarse el sombrero, así como los coros muy contundentes y la voz de Hansi nos confirma que  no ha perdido un ápice de su gran calidad.

Sacred Mine” es otra gran obra en el disco, más pausado en agresividad que los anteriores comentados pero sin bajar la marcha en intensidad pero con más arreglos orquestales y cambios de ritmo bastante interesantes que le dan un aura mística con ires y venires que mantendrán al seguidor pegado a la cadena.

Miracle Machine” es , por así decirlo, la balada del disco, un pequeño descanso e interludio antes del apoteósico tema final “Grand Parade” otro de mis cortes favoritos y uno de los que marcara época en este nuevo trabajo. Si bien “Miracle Machine” no pasará a la historia como su mejor balada de todos los tiempos, es por tanto un tema llamativo y que viene a aportar lo justo dentro de la historia, pero no tiene nada de especial o que merezca puntualizar.

Grand Parade” sí posee todo aquello que no tiene su antecesor y no es por nada que es el tema más largo del disco con casi 10 minutos de duración. Aquí la banda quiso explayarse al máximo en esencias, estilos y sensaciones, con un tema que bien podría ser por si solo la banda sonora de alguna película del Hobbit o del Señor de los Anillos en el futuro, ya que posee de todo. Posee momentos álgidos, y otros pausados, cambios de estilo por doquier y una ambientación y orquestación de lujo que aquí si realzan y mucho este último tema.

Para resumir podemos decir que el disco es una obra majestuosa por todo lo que encierra el disco y que, debido a su amplitud, tiene cortes para todos los gustos. En lo personal tiene temas muy buenos que invitan a repetirlos una y otra vez y otros que es verdad mejor ni escucharlos. Pero gracias al balance mayoritario de temas agresivos y poderosos el disco pasa un aprobado notable y nos deja solo la incógnita de si podrán llevar toda esa magia a sus directos en una futura gira,  espero que por España, ya que seguro que en festivales se montarán algo espectacular siguiendo su exigente línea de calidad.

Enlaces:

Twitter

Facebook

Tracklist:

  1. The Ninth Wave
  2. Twilight Of The Gods
  3. Prophecies
  4. At The Edge Of Time
  5. Ashes Of Eternity
  6. The Holy Grail
  7. The Throne
  8. Sacred MIne
  9. MIracle Machine
  10. Grand Parade

Miembros:

Hansi Kürsch –  Voces
André Olbrich –  Guitarras
Marcus Siepen – Guitarras
Frederik Ehmke – Batería

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.