AGGRESSION «Viocracy» 2012 – Xtreem Music

aggression-viocracy

Ahora que ha pasado un poco la locura ‘retro-thrash’ que sacudía la escena últimamente y que aseguraba éxito inmediato a cualquier grupo con cinturones de balas, portadas dibujadas por Ed Repka o sus discípulos, solos desenfrenados y letras cantando al mosh, a la cerveza y a los zombies, es la hora de la verdad.

aggression-viocracy

Ahora que ha pasado un poco la locura ‘retro-thrash’ que sacudía la escena últimamente y que aseguraba éxito inmediato a cualquier grupo con cinturones de balas, portadas dibujadas por Ed Repka o sus discípulos, solos desenfrenados y letras cantando al mosh, a la cerveza y a los zombies, es la hora de la verdad.

Como cualquier subgénero dentro del amplísimo y mutable espectro de esto que llamamos ‘metal’ que de de la noche a la mañana cobre inusitado protagonismo, esta ‘segunda ola’ del thrash metal trajo consigo una invasión de clones que se dedicaban a resucitar el sonido y la actitud de los 80 y rendir pleitesía a Slayer, Exodus, Kreator, DRI, Destruction y demás héroes del rollo.

Durante un tiempo esta situación fue generalmente aplaudida y bienvenida como un necesario retorno a la autenticidad y a la sinceridad tras tantos años de nu-metal, metalcore y demás derivados aguados y prefabricados.

Pero al final pasa lo de siempre y de tantos que se suben al carro éste acaba por petar, y lo que empieza siendo algo fresco y excitante acaba por ser tedioso y predecible.

Y así se hace una necesaria limpieza general donde los grupos que realmente no aportan nada desaparecen como pisadas en la orilla mientras que los más adaptables y ‘profesionales’ encuentran su propia identidad para seguir labrándose un lugar en la historia.

Ahí están Municipal Waste, Toxic Holocaust, Evile, Warbringer… y Aggression.

Los catalanes que nos ocupan se han currado un sitio de honor en la escena nacional – y regional ya que no olvidemos que Cataluña siempre ha sido el principal emisor de thrash metal del estado – actual liderada por los omnipresentes Angelus Apatrida a base de facturar un thrash de calidad que en el anterior ‘MoshPirit’ de 2009 ya dejaba muy buen sabor de boca a pesar de realmente no ofrecer nada nuevo.

Pero es en este ‘Viocracy’ donde dan una vuelta de tuerca importante a su sonido y se desmarcan de la horda con un trabajo sorprendente y personal.

Una portada mostrando escenas de guerra y el discurso de Bush que abre el disco nos indica de entrada que esta vez los tiros irán por un lado más político y serio. Lejos quedaron los típicos y demasiado manidos temas como ‘Thrashing your brain’ o ‘Thrash and kill’ de su anterior disco.

Aquí son reemplazados por canciones en contra de la adicción a la cocaína, la política, la ‘deshumanización’ de la sociedad, a favor de cabrearse (con extracto del famoso discurso de Peter Finch en la peli ‘Network’) y… más temas profundos que no alcanzo a pillar al no tener las letras delante y al costarme entender del todo el acentazo de Pol Luengo.

¿Y la música? Pues también se ha vuelto mucho más seria. Esto es thrash metal técnico con las obligadas referencias a Coroner, Mekong Delta, Voivod y hasta de la vertiente más progresiva de los Death.

Por lo tanto ya sabes lo que te vas a encontrar: abruptos cambios de ritmo, malabares instrumentales y entradas y salidas de tempo.

Lo cual es muy impresionante desde un punto de vista crítico, pero quizás hayan pecado un pelín del otro lado y se echa en falta un poco más ‘tukatuka’ y movimiento que lo empuje todo hacia delante en vez de constantemente arrancar y frenar – algo que los mencionados Death perfeccionaron hacia el final de su carrera.

Las guitarras de Pol y Oscar Reka se entrelazan, desmarcan y funden por momentos con riffs clásicamente thrashers pasados por una batidora, con numerosos y hábiles solos dándole vida a las composiciones y el marcadísimo bajo de Carlos Leonardo muy presente, cobrando mucho protagonismo – lo cual es muy de agradecer – y convirtiéndose por momentos en una tercera guitarra.

Jose Rosendo con las baquetas consigue llevar los esquizofrénicos saltos de ritmo con eficacia y confianza demostrando estar de sobra capacitado para estos menesteres, mientras que la ya mencionada voz de Pol… pues puede gustarte o no.

El vocalista hace gala de un registro muy personal con numerosos agudos y suficientemente variada como para evitar caer en la monotonía, pero personalmente ese acento tan fuerte me suena forzado y me hace pensar, como en todos estos casos, que igual estaría mejor cantado en su lengua materna.

Coros muy thrashers – los típicos ‘gang shouts’ popularizados por Anthrax y los grupos de crossover – y un sonido casi perfecto que encuentra el delicado balance entre nitidez y potencia aunque, como pasa con lo nuevo de Megadeth y Slayer por ejemplo, suena un poco demasiado ‘tecnológico’ completan la experiencia de este ‘Viocracy’ de los thrashers catalanes Aggression.

A ver con qué nos sorprenden ahora…

Glenn Wickman

Tracklist:

  1. False flags
  2. Chemical slavery
  3. Viocracy
  4. MK Ultra
  5. Get mad
  6. Human nature
  7. Awake awareness
  8. Dehumanized
  9. Victims of bias

Miembros
Pol Luengo: Guitarra, Voz
Carlos Leonardo: Bajo y voces
Oscar Reka: Guitarras
Jose Rosendo: Batería


Facebook

Web