BLOODYCLERKS “No Sun after the Storm” 2009 – Autoproducido

scottmckeon-trouble.jpg

BLOODYCLERKS
«No Sun after the Storm»
2009 – Autoproducido

scottmckeon

Tracklist: 
01. Delusion
02. Silence, & its Embrace
03. Breathe
04. Stormbringer Butterfly
05. Decadence
06. Autumn Dream of Black Tears
07. Ephemeral
08. Conflict in No-man´s Land
09. Staring at the Gloom
10. Host
11. The Mountain of Lost Desires

Miembros: 
Santiago Lloret: Guitarra
Óscar Carpio: Bajo y voz
Vicente Iborra: Voz, guitarra y voz
Vicente Pascual: Teclados

Myspace

La lógica del metal extremo nacional no deja de producir arrebatos melódicos que algunos arcanos y puristas tipificarían de herejía, por su contenido “edulcorante” de lo melódico, y la no correspondencia con texturas desacogedoras que dieron origen al género. Más aún, Internet ha abierto, musicalmente, el sótano expresivo que las sociedades occidentales guardaban, y ha mostrado al mundo que los proyectos de música extrema, agresiva, violenta si quieren, son en realidad una acto evidente del reprimido hombre en sociedad. Una liturgia necesaria, que ¿debería? estar apartada de los flujos mercantiles.

Cuando ese hombre en sociedad, adaptado a unos hábitos y patrones de racionalidad, descubre que “no encaja”, en un mundo en el que potencialmente “nadie encaja”, busca obsesivamente la diferenciación, la desobediencia a toda costa con los cánones.

La difusión mundial de la música metal se debe fundamentalmente a haber conseguido un patrón de fidelidad, inestable aunque permanente, de “rebeldía programada”.

Si Myspace sirviera como directorio podríamos documentarnos sobre la verdadera repercusión de este género cultural y socialmente; a día de hoy es imposible cristalizar la infinitud del movimiento de música metal extrema.

Bloodyclerks cae en esa espiral como banda que cuenta con su perspectiva propia de las cosas (se forma en 1995). Motivo por el que, como reseñista, estaría redundando si me molestase en describir los pasajes melódicos… la oscuridad de lo oscuro, la negritud de lo negro, la maldad de lo malo. También erraría si extrajese de Bloodyclerks pretensiones que probablemente no comparten. Mi impresión por tanto, es un grupo con ganas de profundizar en un terreno que permite el hibridismo desacomplejado. En mi opinión, el proyecto ha quedado obs… cuidado, obsoleto no, porque la música no tiene fecha ni lugar. Pero sí fuera del boom, de la época regenerativa a partir del año 2000; fuera de una preferencia mayorista en el público (aunque esto es especular). Cuestión que no interfiere en la calidad de No sun after the storm.

Efectivamente, en una aproximación a lo que se concretamos como “death metal melódico”,  Bloody Clerks han sido capaces de hacer compacto un relato musical extenso en el que imprimen una mundología propia, que suena a reto autocumplido, y que draga los sedimentos y entrañas de un género históricamente obsceno y gamberro, ahora como sabemos liberado…

«ironía»

(gracias, metal moderno por recordárnoslo diariamente)

«/ironía»

Pero a los alicantinos les queda mucho por hacer para llegar a grandes audiencias , o a constituir un estilo unívoco. Este proyecto está optimizado para una escuchar individual e intransferible, especialmente por la psicología introspectiva de todas y cada una de las canciones. No tengo dudas que será bien recibido por aquellos que siguen el doom, el post-metal, el black, el industrial, (y todas esas etiquetas que odio usar), con perspectivas enfocadas en lo nacional.

No hay que olvidar que Bloodyclerks convive con un listado interminable de homólogos: Waldheim, Darkness by Oath, The Descent, Last Deception, Rise to Fall, Unreal Overflows, Rhesus, Godlethe, Eternal Storm, Mistweaver, Laments of Silence, Runic… Y concretamente de Alicante, nos encontramos con Nahemah (en 2009 editaron A New Constellation), Blood (presentaron recientemente X-Culture), o unos más cercanos Eternal Cry. Y me interesa mucho estudiar cómo todas estas bandas avanzan, en una curiosa sinergia. Bloodyclerks, al igual que todos los proyectos que desgraciadamente se quedan a medio camino,  deberá luchar por su puesto y no permanecer en una estólida posición apartada. La música es un hecho social.

Rubén G. Herrera
Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

1. Delusion

2. Silence, & its Embrace

3. Breathe

4. Stormbringer Butterfly

5. Decadence

6. Autumn Dream of Black Tears

7. Ephemeral

8. Conflict in No-man´s Land

9. Staring at the Gloom

10. Host

11. The Mountain of Lost Desires