THE MOCKERS | 24 Septiembre 2014 | 16 Toneladas Rock Club, Valencia

«The Mockers, una Banda Americana con mayúsculas aterriza en España por octava vez»

The-Mockers-16-Tons-Valencia-3Cuando las circunstancias no acompañan uno tiene la tendencia a dejar pasar las oportunidades por una falsa sensación de que algo “no va a merecer la pena”. Por eso es tan importante forzar los acontecimientos para que algo pase, y que pase en nuestras vidas. El pasado miércoles 24 de septiembre, las temidas circunstancias no aconsejaban moverse del sofá: día lluvioso -de los pocos que ha habido este año por tierras levantinas-, conducir una hora de noche con condiciones atmosféricas adversas -sabiendo que la vuelta a altas horas de la noche sería doblemente incómoda- y, sobre todo, el miedo a recaídas de, llamémoslo así, molestos episodios post-decibélicos en lo que viene siendo mi pabellón auricular. Pues bien, forzando la situación, allá que me marcho 60 kilómetros al sur con destino Valencia para disfrutar de una noche de rock con The Mockers.

Con la llegada a la sala 16 Toneladas de la capital del Turia se me bajan los ánimos al enterarme de que el día anterior han estado tocando en mi ciudad, información que a día de hoy sigue desaparecida de las páginas web que consulté. Pero pronto siento que todas las circunstancias adversas iban a provocar un efecto boomerang en ese ánimo algo alicaído al entrar en una sala perfectamente diseñada para este tipo de espectáculos en vivo, que acogió el show de los cuatro de Virginia y al público presente con brazos abiertos y nos hizo sentir como de la familia, de forma que lo que ocurrió en la siguiente hora y media no se puede describir de otra manera más que como una experiencia altamente gratificante.

Tras un rato de compadreo a ritmo de chupito va y chupito viene de bourbon y whisky se suben The Mockers al escenario y a ritmo del introductorio instrumental Speedboat, las guitarras comienzan a afinarse, la distorsión se asoma y las cuerdas se tensan hasta que empieza a sonar Real Enough For Me. Ya estamos metidos de lleno en el viaje de nuestra vida con Seth Gordon a la guitarra, Tony Leventhal al bajo, Robbie Rist con la lead guitar y Marc Joseph a la batería. Una vida corta, de noventa minutos, pero hay que disfrutarla con toda la intensidad. Y eso nos brindaron The Mockers, un chute de adrenalina, energía power pop en vena, honestidad y profesionalidad a partes iguales, gracias a su encomiable actitud de dejarse la piel en el escenario como si no hubiera un mañana.

The-Mockers-16-Tons-Valencia-1Esto acaba de empezar y Five Minutes Before, Here Come The Lackeys -un temazo marca de la casa- y Doin’ Time suenan casi sin tiempo para el respiro. El sonido sobresaturado y las voces partidas ya tras haber cubierto la mitad de su octava gira por tierras españolas contrasta con la pulcritud de sus grabaciones –these guys know how to rock!! Por eso a estas alturas ya no soy un fan más del grupo, ahora ya los adoro. ¡Qué habría sido de esos noventa minutos de mi vida sentado en un sofá, mientras me lobotomiza la pantalla de televisión!

Casi sin darnos cuenta Seth ya entona los primeros compases de Mary Alice y Pearly Gates. Tampoco nos damos cuenta de que, por muy veteranos que sean, The Mockers solo cuentan con tres álbumes largos en el mercado y unos cuantos EPs pero la solidez de los mismos hace que escoger un setlist para cualquier concierto sea extremadamente fácil, pues prácticamente la totalidad de su aún así amplio repertorio no entiende de singles ni de caras B. Aquí cualquier tema está escrito con las tripas y como muestra, el primer clímax de la noche nos llega con Yes World, un tema de aires pop sesenteros y coros deliciosamente eurovisivos que en el escenario suena tres veces más potente y nos deja un orgásmico solo de Seth en un final de traca más que inesperado. Aquí ya no pienso en mi vida sentado en un sofá, solo en la de miles de valencianos que no han podido/querido disfrutar de este cañonazo mientras en mi boca comienza a dibujarse la sonrisa del tan popular “¡que se jodan!” por estas nuestras tierras. Lo siguiente es notar la baba caer por la comisura de los labios. Y ese momento no tardará en llegar.

Unconditional Surrender, un tema no publicado que trata precisamente de cómo nunca van a dejar de tocar es el pistoletazo de salida de una segunda parte que continúa con Martha y C’mon Over To My Side -otro favorito del que escribe. El momento babeo está próximo ya que Seth nos presenta la siguiente canción como “un tema que fue un éxito en América en los 70” y en seguida se lanzan a acometer una de las versiones más arriesgadas a la que una banda de rock se puede enfrentar. Con esta, o te hundes o te sales. En el preconcierto tuvimos la oportunidad de charlar con Tony, el bajista, quien nos confesaba que la versión forma parte de un recopilatorio de temas de los setenta que una emisora de radio neoyorquina quiere lanzar y claro, tratándose de The Mockers y los años 70, en algún momento tenían que salir Mocedades. Pues Eres Tú, cantado en perfecto castellano hizo aflorar nuestra parte más tontuna y sacó a relucir esos secretos inconfesables que todos tenemos en materia musical -sí, usted; usted también los tiene, no se esconda. A continuación, Mola, guay, ok, otro recordatorio, para quien no lo sepa, del pasado español de Seth y Tony, quienes se conocieron de adolescentes en Estepona en plena ebullición de la movida musical, y que hace constantes guiños a la cultura popular de entonces y ahora sigue sonando mientras Robbie reclama su dosis de whisky y Seth sigue tocando con una cuerda de menos.

The-Mockers-16-Tons-Valencia-4

Life Begins (Whenever You Go Away) anticipa el final no sin antes disfrutar de Seth Gordon haciendo tiempo para que Robbie arregle su cuerda -la segunda de la noche- con un improvisado homenaje a la sala que nos cobija de la lluvia en forma del clásico 16 Tons. excelente calentamiento para acabar con una de las mejores versiones que jamás han hecho The Mockers, The Emperor Strikes Out, o lo que es lo mismo, El Imperio Contraataca, otro imposible hecho realidad. Cualquier otra banda habría hecho un refrito del tema, pero ellos hacen encajar perfectamente la nueva letra en inglés en una canción convenientemente ramoneizada -o arramonada, como ustedes quieran- apta para el consumo masivo de cualquier americano medio que nunca jamás haya oído hablar de una banda española llamada Los Nikis.

The-Mockers-16-Tons-Valencia-2

Se acaba, pero el bis no se hace esperar y el regalo llega en forma de las también aclamadas versiones de Los SecretosDéjame– y The SonicsHave Love, Will Travel, para cerrar en verdadera apoteosis con una inesperada We’re An American Band de los Grand Funk Railroad. Una Banda Americana, con mayúsculas, enamorada de nuestro país, a quien nunca les podremos agradecer lo suficiente su entrega y su deseo de unir dos continentes por medio de ese lenguaje universal llamado rock and roll. Todo un regalazo para los oídos que me tomé de manera personal e individualizada. Hay veces que hay que forzar los acontecimientos para que la vida sea un poquito menos fea. No seáis zotes, mandad la crisis y las excusas baratas a la mierda y darle un gustazo a vuestro cuerpo ahora que todavía siguen por nuestro país (Madrid, Albacete, Tarazona de la Mancha, Málaga, Estepona, Algeciras y El Puerto de Santa María) hasta el 3 de octubre.

Setlist The Mockers:

Speedboat
Real Enough For Me
Five Minutes Before

Here Come The Lackeys

Doin’ Time
Two Birds
Mary Alice
Pearly Gates
Yes World
Unconditional Surrender
Martha
C’mon Over To My Side
Eres Tú
Mola, Guay, Ok
Life Begins (Whenever You Go Away)
The Emperor Strikes Out
Bis:
Déjame
Have Love, Will Travel
We’re An American Band

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.