Sentimientos a flor de piel con una nueva hornada del progresivo

Crónica de VOLA en Barcelona junto a ARCH ECHO y RENDEZ VOUS POINT en la sala Rocksound. Aunque la banda cuenta con más de diez años de vida ha sido este último trabajo el que ha redefinido y refinado su trabajo. Han culminado un preciso trabajo llamado “Applause Of A Distant Crowd” después de que su anterior trabajo en 2015 ya fuese elogiado por una gran masa. El nuevo lanzamiento romper los horizontes del anterior y se adentra en un mundo con más melodía y una componente más electrónica, pero sin olvidar los progresivos riffs marca de la casa. A causa de este nuevo trabajo y las señales de alta aceptación la banda decide girar por Europa como principales protagonistas.

Crónica de VOLA en Barcelona

Por ello se presentaban ayer día 24 de septiembre, día festivo de “La Mercè” en una sala poco habitual para este tipo de música, Rocksound. Acompañados para esta empresa continental, ha elegido a RENDEZVOUS POINT y ARCH ECHO. El cartel, a priori, tres deliciosos bombones para los que gustas de música refinada.

Joven virtuosismo

Así, tocadas las ocho y medía subían al escenario de veinte centímetros de altura los noruegos RENDEZVOUS POINT. Cargados de fuentes elementos rítmicos y melódicos que son el pilar fundamental de su propuesta. Siempre en la vanguardia, pero sin ser protagonista, la poderosa voz de Geirmund Hansen propiciaba un empuje extra.

Aprovecharon para mostrar cortes de su segundo nuevo trabajo, pero sin olvidarse por ejemplo de “Presion” que propiciaron los mayores cabeceos y contorneos de columna de la noche. Temas tocados con delicadeza cuando debía ser delicados y con agresividad cuando así se requería.

De entre los integrantes, claro está la cara más visible de la banda es Baard Kolstad por ser el batería de este proyecto y otros más como Leprous. Con un gran solo de batería con él como protagonista terminaría el concierto. Cierto es que esta joven banda no tiene los mismos quilómetros recorridos que sus compañeros de cartel, pero sin duda si siguen ejecutando su música como ayer, tienen muchos que recorrer.

Me sorprendieron por momentos y me dieron dos sensaciones distintas antes de asimilar que “carajo” hacía ARCH ECHO. Banda instrumental, lleno de jóvenes temerarios que se atreven a mezclar pasajes de todos los estilos rayando puro virtuosismo. Muchas bandas me vienen a la cabeza de las cuales estos cinco músicos hayan podido beber. Por ejemplo, Intervals o Steve Vai, Fran Zappa, Dream Theater o Periphery.

Crónica de VOLA en Barcelona

Ejecutaron un set impecable a vez, aunque por momento demasiado denso y técnico similar a un discurso de un erudito sobre ciencia infusa. No se escapa el detalle de la guitarra de tamaño mínimo y justo para albergar las cuerdas y la clavija del cable que genera estas increíbles notas.Intrincadas melodías que hacían entran en “loop” a los asistentes, aunque algunos saliesen a tomar aire fresco fuera de la sala. Cambios de ritmos constantes entre guitarras rápidas y ritmos hipnóticos con una amplitud de melodías que hasta el más crítico quedó complacido.

Sentimientos a flor de piel con una nueva hornada del progresivo

Turno para los cabezas de cartel que no desaprovecharon la oportunidad para mostrar su faceta musical a las cerca de las ciento diez personas que se congregaron con diferentes camisetas del gremio. Esto dice mucho sobre el efecto de atracción masivo de la banda, ya que seguidores de todo el espectro progresivo se pude resguardar bajo el paraguas de VOLA.

Comenzando el concierto con cortes de su última placa, la banda se vio correspondida enseguida por el público que se apretaba casi encima del escenario. Lo bueno de esta sala sin barreras y con un escenario prácticamente a ras del suelo es la cercanía entre músicos y público que pueden intercambiarse sensaciones con una cercana mirada. Y eso percibimos, agradecimiento por estar allí, tan a su lado, y una cordialidad que duró todo el concierto.

Crónica de VOLA en Barcelona

Con un buen arranque con las canciones «Still» y «Smartfriemnds» la banda dio un paso hacia la electrificación. Muestra de ello “Ghosts” y su melodía sintetizada inicial que fue gratamente recibida. Excelentes voces coordinadas que dan grandeza y solemnidad al momento. Aquí noté que Rocksound sonaba muy bien afinada y ecualizada para albergar y reproducir estos mimados y calculados sonidos cristalinos. Momentos de suspenso, momentos de nervios, momentos de desesperación y huida. De esa forma nos íbamos moviendo a medida que se iban sucediendo los temas hasta llegar a una de las más aclamadas y las que dan nombre al disco. Para despedir «Gutter Moon» y «Stray The Skies».

Para una banda que ahora sí que comienza a acertar, VOLA logra cultivar una atmósfera similar a la de los veteranos de la escena internacional. Tener un catálogo tan ecléctico e impresionante hace que ver a VOLA en vivo sea gratificante. Y aun más impresionante dado que solo tienen dos álbumes. La inclusión de RENDEZVOUS POINT y el increíble ARCH ECHO hacen de la gira “Applause of a Distant Crowd” un evento que no se debe dejar escapar.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.