KORPIKLAANI + MOONSORROW| 14 de Abril | Razzmatazz 2 (Barcelona)

GÉLIDAS MELODÍAS EN LA SAUNA

En una tarde primaveral en donde el sol empieza a abrumar y se van recogiendo los abrigos, nos visitan dos bandas del norte de Europa. Atraídos como unos turistas más, KORPIKLAANI y MOONSORROW nos ofrecerían su diferente música inspirada en los mismos orígenes. En una sala prácticamente vacía y bajo un calor infernal, se encontraban en la penumbra la banda pagana finlandesa.

Ante la gran lona con su nombre y ocultos en la penumbra estaban el quinteto pagano para ofrecernos en vivo su último trabajo “Jumalten Aika”. Era una de las pocas veces que MOONSORROW tenían la oportunidad de tocar un set-list amplio, debido a sus longevas canciones, en sus pocas visitas a nuestra ciudad. Bajo un ambiente forestal y tribal es como comenzaban las primeras notas del primer tema tanto del concierto, como del último disco, homónimo a su último trabajo. Una batalla de luces frías enmascaraban a los integrantes de la banda mientras daban guerra en todo momento, sin ofrecer ningún tipo de descanso.

Moonsorrow16_2

Los coros por parte de la banda y los diferentes arreglos orquestales a cargo del teclista erizaban el vello a casi toda la sala. MOONSORROW suele ser una banda seria en el escenario, tímida pero a la vez potente y mostrando una gran calidad musical. Acostumbrados a su estilo, los seguidores de la banda no dejaron pasar ningún minuto de acompañar a la banda, sudando a la gota gorda bajo la bruma calurosa que se sufría dentro de la sala, como si de una sauna se tratase, y de acompañar chapurreando sus letras en finés.

Moonsorrow16_1

Tras la batalla librada por los paganos comenzaba una división de opiniones. A la ciudad Condal volvían una banda referente del folk-metal escandinavo. Una que tuvo un auge álgido y que con el paso del tiempo iban en declive. KORPIKLAANI volvían para ofrecer su ambiente fiestero y de gozar unos buenos bailes a ritmo de su folclore. Sus anteriores conciertos mostraron una actitud algo desmesurada de consumo y poco loable al respecto pero para esta ocasión todas estas premoniciones acabaron evaporadas en el aire. Ante un ambiente sereno, los finlandeses salieron al escenario festejando su música con los seguidores que se localizaban en las primeras hileras de la sala.

Korpiklaani16_1

Con caras nuevas en el escenario, a lo largo que transcurría el espectáculo de los ermitaños el público se dividía en dos: por un lado estaban los fans más acérrimos que apoyaban nota a nota y los que piensan que han sufrido ese declive, como comentaba anteriormente, en el que sólo reaccionaban en sus temas de antaño. De todos modos el objetivo de KORPIKLAANI se cumplió: música animada, contagio de ritmos, un ambiente de fiesta y mucha cerveza. Con estos ingredientes no hay que discutir que se marcaron un buen espectáculo aunque su sonido no acompañase mucho en casi todo su repertorio.

Korpiklaani_2

Una dualidad o una batalla entre dos bandas del mismo país se mostró esta noche en la sala Razzmatazz de Barcelona. Por un lado los rasgos épicos de una tribu pagana, MOONSORROW, la cual acabó dejando anonadados a todo el mundo mientras se contradecía con el ambiente fiestero que mostraron KORPIKLAANI ofreciendo diversión ante una sala a media cubrir. Una noche nórdica en la que el calor de sauna se pudo vivir en nuestros cuerpos.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.