Crónica del grandioso festival RESURRECTION FEST

Crónica del grandioso festival RESURRECTION FEST. La ciudad de Viveiro acoge un año más esta congregación de música hardcore, metal…y lo hace con su mejor sonrisa: con SOLD OUT y viviendo la experiencia al máximo.

Crónica del grandioso festival RESURRECTION FEST

Música y felicidad son los ingredientes principales de esta fiesta. Unas 100 bandas han tocado este año y la organización espera seguir creciendo.
Viveiro se llena, en esta fecha concreta del año, de una oscuridad luminosa que recorre sus calles, que alimenta a los comercios, que disfruta de cada momento y que casi no deja un sitio libre para aparcar el coche.

Pero a tod@s lo que más nos gusta es el ambiente de buen rollo que hay en los festivales, y aquí se respira desde el minuto uno.El resu marca un antes y un después. No te dejará indiferente.

Van 12 ediciones, todo comenzó en 2006…un tiempo en el que la ‘crisis’ no había estallado. En algunos aspectos podíamos estar mejor, en otros peor… Pero atención y cuidado: que ahora la corrupción reluce y el salario digno escasea.

Los tres días 6, 7 y 8 de julio tuvieron un gran nivel en los cuatro escenarios que conformaban el recinto.Empezamos la fiesta en el DESERT STAGE con KITAI, grupo de rock alternativo. Buena actitud y originalidad en el escenario. Un fallo de sonido les hizo parar la actuación durante unos minutos, regresaron con fuerza. Hay que destacar de alguna manera, pues ellos dan gran relevancia a su batería, la hacen móvil (sobre una plataforma) y la trasladan hasta el público que la mantiene en el aire mientras toca parte de un tema. Espectacular.

Seguimos en este escenario con BLAZE OUT, con algunos fallos técnicos al principio pero luego nos hicieron disfrutar de buen rollazo con pogos entre el público. Los segundos finalistas de la última edición del METAL BATTLE siguen dando caña allá por donde pasan. Les sigue El Altar del Holocausto ataviados con túnicas blancas completamente tapados y defendiendo el doom metal, fueron bien recibidos entre el público, que demostró su felicidad con un circle pit .

NOCTEM vuelve al festival abriendo el Chaos Stage. Se presentaron con un reconocimiento hacia su estilo ya que fue la primera banda de black metal de este festival y ahora vuelven y están aquí para hacer posible y real una escena de música extrema.

AIRBOURNE lo partió en el Main Stage, y lo parte allá donde va. El público está muy contento con los australianos que han cogido el hard rock de AC/DC para que no pare su fiesta. De su último álbum publicado en 2016 “Breakin’ Outta Hell” tocaron el tema que da nombre al disco, Down On You y no podía faltar Rivalry.

La noche continuó en el Chaos Stage con THE BLACK DAHLIA MURDER, ELUVEITIE Y KORPIKLAANI.

Oímos algún comentario negativo sobre el sonido de este escenario en particular, a los cuales la organización del festival responde que no hay ningún fallo por su parte, sino que eso ya es la labor de los técnicos de cada grupo.

TBDM nos sorprendió con un bolazo en el que disfrutamos de un buen death metal melódico. Tocaron temas de sus álbumes anteriores “Nocturnal”, “Everblack”, “Abysmal”, etcétera. Además su actual guitarrista, Brian Eschbach acaba de confirmar el título del disco que saldrá el 6 de octubre, “Nightbringers”.

Crónica del grandioso festival RESURRECTION FEST. El folk metal es especial para mí. La conjunción de instrumentos y sonidos me hacen vibrar y disfrutar muchísimo. Como siempre, la música es la única capaz de conseguir que sigamos hacia delante. ELUVEITIE llegó a Viveiro con su nueva formación (provisional) tras la salida de tres de sus componentes: el batería Merlin Sutter, la vocalista Anna Murphy y el guitarrista Ivo Henzi. Su último concierto con el grupo fue el 5 de junio en Holanda, durante el festival FortaRock.

El motivo de esta ruptura, según han comunicado en sus redes sociales, ha sido por diferencias en sus objetivos, roces que mermaban su unión. Según Anna un tiempo de descanso quizás hubiera servido para seguir en el grupo. Pero la decisión ha sido seguir por caminos separados, sin descartar encontrarse en el futuro…Lo que sí han confirmado es que todos seguirán en la música, su pasión. Y que Anna, Merlin e Ivo formarán un nuevo grupo.

En el setlist de este bolo no faltaron sus clásicos Omnos, Epona, The call of the mountains, A Rose for Epona, Helvetios.. Y para cerrar eligieron Inis Mona (de 2008)
En las dos veces que les he visto siempre me falta Luxtos…No hay nada fijo en el tiempo ni en el espacio. Los afluentes de la vida nos llevan a mares desconocidos, el deseo y la ilusión hacen de guía. Decidí quedarme a Korpiklaani a pesar de la hora, he venido a jugar y hay que aprovechar la oportunidad para bailar junto a este grupo tan finés como fiestero. Tampoco desaproveché la oportunidad de ver en el Desert Stage a RED FANG bolazo del día para muchos. La platea estaba a reventar para gozar con el stoner de los de Oregón.

Es el día de Rammstein, el cabeza de esta duodécima edición del Resu y Killus es el encargado de abrir el Main Stage. Vamos calentando motores con Tragic Vision, Holocausto Canibal caldea el ambiente en el Ritual Stage. Anima de A Coruña invade el escenario que está justo en la entrada, el Desert, con su rock melódico en español. Y Reality Slap descargan gran pasión y brutalidad.

La segunda parte de la tarde, fue tremendamente brutal. Con killus totalmente entregados (lanzaron algún CD y púas) Northlane me gustó, tocaron 9 temas y lo hicieron llenos de energía. Legacy of Brutality tras ganar el METAL BATTLE de 2016 se alzan en el Chaos Stage y Vita Imana igual, arrasa donde va. Son un grupo fuerte dentro del metal nacional. Ésto se refleja en su bolo que, desde el minuto uno tiene circle pit y pogos. Y cabe resaltar la presencia de un grupo de niños del ResuKids, protagonistas subidos al escenario acompañados de algunos personajes de Star Wars.

Lost Society nos sorprendió bastante para bien. Tocaron 8 temas, empezando con el tema que da nombre a su último disco “Braindead”. El grupo lo integran 4 chavales muy jóvenes (cerquita de la veintena) finlandeses. Lo están partiendo internacionalmente, este año andan de gira con CHILDREN OF BODOM por Norteamérica y Canadá.

Un pequeño pero eficaz consejo que la organización programó para sus pantallas:
«Por favor disfruta del espectáculo y no te preocupes de grabarlo”
…y ésto es extrapolable a cualquier momento de tu vida.

RAMMSTEIN da espectáculo siempre. La gente que no lo había visto nunca salió impresionada, sin embargo aquellos que ya los habíamos visto antes pues no nos aportó nada nuevo. Pirotecnias, cambios de vestuario, chalecos explosivos, lanzalllamas, confeti… Till Lindemann, vocalista alado… Tocaron en su segundo bis un tema casi en exclusiva para este público
‘Te quiero puta’ cantado en español.

Tras ellos fuí a ver un poco de ANIMALS AS LEADERS el grupo sonaba bien pero en ese momento para mí el rollo instrumental me aburrió un poco así que fuí a ver en el Chaos Stage a NAPALM DEATH. Decisión totalmente acertada porque eran mucho más animados y la gente estaba entregadísima.

Paso por el Desert Stage y veo a BOLU2 DEATH, uno de los ganadores del BAND CONTEST como os decía al principio de esta crónica.
Con el confeti de ayer de Rammstein todavía por el suelo, sale al escenario principal MORPHIUM, muy entregados. Interactuando mucho con el público, a pesar de que este estaba un pelín frío al principio. Presentaron su nuevo disco “Blakeout” y según he leído ya está en camino el cuarto, durante la primera mitad de 2018. Mencionar que la banda tiene una actitud de la hostia y que su vocalista, Alex Blace, es un pedazo de frontman.

MUTANT que actuó tras ellos en el Chaos Stage no me transmitieron tanto como yo esperaba. Simplemente esperaba más porque el día que les conocí en Madrid me encantaron, sin embargo en esta ocasión pues me han dejado a mí un poco más fría. Ellos se mostraron muy agradecidos por estar en este festival.
BURY TOMORROW me gustó pero ARCH ENEMY me encantó y se convirtió en el mejor bolo del festival. La actitud de Alissa me volcó el alma, me hizo olvidarme del mundo. Me llené de fuerza y energía.

Este grupo es un ejemplo a seguir. Fundado por su guitarrista Michael Amott (a finales de los 90) esta banda de Suecia sufrió en 2014 la pérdida de Angela Gossow, su antigua vocalista. Ella misma propuso a Alissa White-Glutz (exvocalista de The Agonist) se quedó y ahora están on fire.
El concierto fue grabado y formará parte de su próximo DVD. Sus canciones hablan por sí solas ‘War Eternal’, ‘Revolution Begins’, ‘No Gods, No Masters’, ‘We Will Rise’, etcétera.

Me voy pitando a coger buen sitio para ver a LORDS OF BLACK, una lástima sufrir la baja de Javi García al bajo. Sonaron genial, me faltó un poco más de energía en el público de las primeras filas, pero es verdad que poco a poco se fueron animando hasta el punto de compartir una bella experiencia, cuando una mujer le dijo a Ronnie Romero que era paisana suya (de Chile) y éste al terminar el concierto le obsequió con su pulsera. Y es de valorar, me parece un detalle muy humano hacia su fan.

Llegamos al fin del festival, con el punk rock de RANCID, el main stage de Viveiro estaba a reventar. Lo pude ver desde la zona de Pandemonium, ellos animaron mucho la fiesta, es lo que provoca su estilo musical. Y para terminar MAYHEM, los amantes del black metal estaban en su salsa. Fue un bolazo.

La verdad es que a mí me gusta que haya variedad, le da dinamismo y no escuchas todo el rato lo mismo. Ojalá nos veamos de nuevo en 2018

¡¡ Larga vida al Resurrection Fest !!

(Texto: Jessica Cristobal. Fotos Miquel Raga)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.