Entrevista Leo Jiménez – Rueda Prensa FNAC Valencia

Leo Jiménez: «No necesito hacer discos conceptuales porque desde hace unos años se me acabó la poesía, se me acabaron las cosas bonitas de las que hablar«.

Entrevista Leo Jiménez – Rueda Prensa FNAC Valencia. Por cortesía de Maldito Records nos juntamos varios medios de la ciudad para charla sobre el fabuloso nuevo disco el que ha sacado la voz por antonomasía del heavy metal nacional, Leo Jiménez. 45 minutos que parecieron cualquier cosa menos una entrevista, más bien una conversación entre colegas hablando de «Mesías«, su trayectoria y su visión de la música y de la vida, entre otras muchas cosas.

P: Lo primero daros la enhorabuena por “Mesías”, me parece vuestro mejor disco, y muy rico en influencias y variedad, cosa que para gente abierta de mente es fenomenal, ya que cada canción es distinta y nunca sabes lo que te va a esperar. Imagino que esa heterogeneidad es parte de vuestro sello personal. ¿Cómo ha sido el proceso de grabación de “Mesías” en los Anti Studio?

Leo: ¡Muchas gracias! La verdad es que más fácil no lo he podido tener ya que lo hemos grabado en los estudios de Anti que es uno de mis mejores amigos, y cuyos estudios están al lado de mi casa en Fuenlabrada, pudiendo en cualquier momento llamarle y decirle, ¡Mañana a las 8 me paso a grabar!. Con todo hemos estado un año entero grabando el disco, pudiendo permitirme al tener tantas facilidades hacer como los grupos grandes, una producción tan larga. 

P: ¿En qué se diferencia este álbum respecto otros álbumes de Leo Jiménez?

Leo: En concepto es muy similar a “La Factoría del Contraste” , es un disco con muchísimos contrastes, aunque este “Mesías” se centra más en la tralla, con puntos más experimentales, y en las partes melódicas es todavía más melódico que el anterior. Es decir, es más extremo en ambos puntos.

Lo hemos hecho con las ideas muy claras, teniendo claro donde queríamos ir, depurando a nivel de producción cada detalle, siendo el disco más trabajado en este aspecto. 

P: La palabra “Libertad” sale en muchas de las letras de las canciones. Además, queréis poner en relevancia el uso de la tecnología, el cómo nos relacionamos, los ídolos de barro…en definitiva, encontramos mucha crítica en los textos, no tratándose de un disco conceptual. ¿O sí que lo es?

Leo: No necesito hacer discos conceptuales porque desde hace unos años se me acabó la poesía, se me acabaron las cosas bonitas de las que hablar. El mundo está yendo hacia un sitio tan oscuro, que perder el tiempo hablando de cosas bonitas, de historias de dragones… a mí personalmente no me sale. Como comunicador tengo la obligación de hablar por mucha gente que no tiene voz, poniendo en relevancia las injusticias que veo. En los 3 últimos trabajos en solitario, necesito hablar y soltar todos esos temas que no se dicen, hay mucho postureo en la sociedad, redes sociales…y yo no quiero ser hipócrita mostrando una imagen que no es real. Hay demasiadas cosas importantes como para estar hablando de tonterías.
Es cierto que mis discos son oscuros pero tienen siempre una moraleja donde doy un punto de energía y fuerza, para conseguir concienciar a muchos chavales que están creciendo y puedo ayudarles a pensar con un poquito de claridad. Me veo en la obligación de hacer una crítica social para ver si por fin despertamos. 

P: Es curioso ver cómo bajo un sonido tan brutal, dejáis esa esperanza en las letras interpretadas con voces más melódicas. ¿Es una metáfora de vosotros mismos?

Leo: No lo había pensado así, pero es verdad que los grupos que se dedican solo a la caña o los guturales tratan temas como los que trato yo. Si te fijas por ejemplo en la canción de “Mesías”, la parte donde canto “Rompe el yugo de la esclavitud…” es una parte muy bonita, melódica, dentro de la brutalidad de la canción que es prácticamente metal extremo, dejando como una luz de esperanza al final del túnel. Si no hiciera eso, sería ya demasiada depresión. 

P: Enlazando con el tema de las letras, has compuesto una canción muy dura y con mucha fuerza como es “Quererme Así”, pero que está interpretada con acústicas sin buscar la brutalidad en el sonido a la que te llevaría el cabreo.

Leo: Al componer suelo hacer siempre primero la melodía y después la letra, pero hay raras veces como es este caso donde las canciones fluyen y me sale todo de un tirón. Me pasó lo mismo cuando hice la canción a mi abuelo, “Parte de mí” en Saratoga, que en quince minutos la tenía hecha. Tengo incluso el papel con la letra y mis lágrimas al escribirla, son canciones muy sinceras.  “Quererme Así” es una canción muy sencilla, son tres acordes, sin demasiados arreglos, y salió de manera muy fluida.

Donde sí compongo primero la música es en canciones más elaboradas, por ejemplo “Mesías” que es un poco marciana, tenía claro cómo iba a ser la parte melódica, la estructura… pero la letra se la puse mucho después. ¡Incluso años después!  

P: Hay mucha gente esperando para firmar los discos en FNAC de Valencia, y es muy gratificante ver que muchos de ellos son personas muy jóvenes. Por lo que hablábamos antes, ¿Sientes cierta responsabilidad hacia ellos?

Leo: Para mí es un chute de energía y de ganas de continuar, porque aunque soy joven llevo mucho camino recorrido, y todo me lo he currado yo solito. Estoy muy agradecido a la gente que me ha apoyado, a Saratoga que me abrieron las puertas al gran público… pero todo ha sido gracias a mi trabajo.

Cuando veo a los chavales, me parecen la mayoría gente muy sana, centrados en escuchar a sus grupos, jugar al rol… y me gusta que esos chavales gracias a la música puedan valorar ciertas cosas a través de las letras de sus grupos favoritos. Yo no es que yo tenga toda la razón, pero tengo mi opinión y mi camino marcado, y creo que puedo ayudar a mucha gente a que lo vea de esta manera. 

P: En el disco hay varias colaboraciones, pero me gustaría hablar de las versiones, entre ellas de “Con Los Ojos Bien Abiertos” de In Flames. En alguna entrevista habéis dicho que es una banda que os gusta porque siguen investigando en su sonido, y es algo con lo que os sentís identificados. ¿Cómo es este proceso de investigación?

Leo: Yo creo que quedarse estancado en lo que ya hicimos no es el camino…Veo mucha gente que tiene éxito con un disco y a partir de ahí quieren seguir grabando nuevos discos en torno a ese disco, hacer segundas partes, hacer mismo mensaje, mismo tipo de sonido… y yo estoy muy en contra. Si yo siguiera viviendo de “Agotaras”, el disco que más éxito tuvo de Saratoga, me estaría cortando las alas a mí mismo. Yo soy un músico con necesidades de investigar y beber de distintas fuentes, ahora estoy escuchando mucho soul, y siempre busco en otras músicas cómo llevar las cosas que me gustan al terreno del heavy metal, cosa que no creo que todo el mundo haga. Seguir dando vueltas al “Painkiller”… a mí es un disco que me apasiona, pero ya lo hicieron Judas Priest en 1990. Que sigamos dando vueltas a ese disco en 2019… se pueden coger influencias faltaría más, yo no he inventado la rueda, pero intentando llevarlo a otro terreno.

Me encanta Korn y Jonathan Davis porque consiguen sacar canciones con nuevos sonidos sin salir del rock, y eso es muy complicado.
En mi caso intento influenciarme de cosas que no son mi sonido, como decía escucho mucho soul, música negra… con nexos comunes. El otro día escuché una canción de Christina Aguilera que su base es rock, y dije ¡Como mola! El vídeo es súper oscuro, parecería de cualquier banda de rock gótico.
Además me influencio muchísimo por aspectos no musicales, estoy viendo una película o viendo un partido de fútbol y siempre estoy pensando en cómo coger ideas que veo en esos escenarios para llevarlas a mi música. 

P: Trabajar con Carlos Expósito que es otra persona con múltiples influencias te habrá ayudado…

Leo: Si yo soy de investigar, Carlos es de otro planeta. Él sí que no tiene filtros, yo aún tengo alguno pero él a veces hace solos de batería que sólo entiende él (risas). Carlos está a un nivel musical por encima de la media y le da igual lo que opine la gente, por eso a veces tengo que atarle una mano para que toque heavy metal más o menos tradicional en mis discos (más risas). 

P: Estás reconocido por todos como uno de los mejores, sino el mejor cantante de heavy metal de este país. Pero, qué nota te pones como cantante gutural? ¿Te apetece abordarlos tú de manera completa en próximos discos, o prefieres seguir colaborando con Mr.Kopa o cantantes así?

Leo: Mira, la realidad es que no existe sobre la tierra que haga bien las dos vertientes. Si te dedicas a hacer gutural usas una parte de la garganta que forzosamente te va a retirar de la parte melódica porque son muy diferentes. Hago mis pinitos con los guturales y me encantaría grabar un disco entero con voz gutural, pero sí conllevaría un desgaste y un alejamiento de mi rango habitual que me podría traer problemas físicos si quisiera volver a cantar melódica.

Cuando inicié mi carrera en solitario con 037, hacía una voz más hardrockera americana, rasgada, y cuando quise volver al melódico me costó, tuve que volver a buscar y estudiar mi propia voz, por lo que si lo hiciera con guturales sería esta dificultad multiplicada por 100. Mientras tenga en mi grupo de familia cantantes que lo hacen mucho mejor que yo seguiré contando con ellos, aunque es verdad que cuando ellos no pueden venir a algún concierto, me como yo el marrón. Lo bueno es eso, tengo la posibilidad porque técnicamente sí sé abordarlo, pero mientras Mero Mero y Mr.Kopa estén a mi lado yo les dejo las partes brutas a ellos. 

P: Dada tu dilatada experiencia, ¿A los grupos emergentes que están empezando y tienen cierto nivel qué consejos les darías para seguir creciendo?

Leo: A nivel banda les diría que hicieran música para ellos sin ningún tipo de aspiración. Cuando no tienes ninguna pretensión es cuando puedes dar con la tecla.  Hoy en día la oferta de bandas de nivel es amplísima, hay mejores músicos, mejores instrumentos…
A nivel cantante, sí veo importante dar clases de canto, al menos un año. A mi profesora que venía de una rama más clásica, copla etc. le llevaba Manowar, o Cradle of Filth, y ella sabía qué estaban haciendo con la voz y el por qué sin ser su género. Ella siempre decía que veía en mí un tipo que quería cantar heavy metal pero influenciada por otros géneros, como Nino Bravo.  Mi vibrato suena mucho a Bruce Dickinson, pero realmente lo aprendí de Nino Bravo curiosamente. Me lo llevé a mi terreno y consigue sonar a Iron Maiden.

P: ¿Es el “Mesías” una especie de predicador del heavy metal? 

Leo: ¡No, qué va! No es autobiográfica ni es mi intención en absoluto que lo parezca. “Mesías” da título al disco porque aunque no considero que sea la mejor, sí me parece la canción la más especial. Habla de cada persona normal que tiende a idolatrar a cualquiera que tenga un tipo de vida diferente.

Tú estás en tu casa viendo un partido de fútbol y piensas: ¡Como debe vivir este futbolista, lo tiene todo: lo bien que juega, el dinero que gana…” pero igual su vida es una mierda. Lo que se vende es de puertas hacia fuera, pero de puertas hacia dentro nadie lo sabe. Es más, hay muchos cantantes o actores millonarios que se suicidan a muy corta edad, y eso es porque sus vidas no son tan guays como quieren vendernos.
El hecho de tener mucho dinero no significa que seas feliz. El mensaje de la canción es “No mires tanto a los que crees que llevan una vida idílica, y sí fíjate en tu madre o tu tío que te ayudó, esos sí son ídolos, esos sí son tu verdadero Mesías”.
La moraleja de la canción es que siempre pensamos que nuestra vida es peor que la de los demás, cuando igual esos que menos tienen son los más felices. ¡Incluso tú mismo puedes ser tu propio Mesías! 

P: Has venido muchas veces a Valencia a hacer diferentes trabajos: Especial Nino Bravo, Jesucristo Superstar, tus giras con Stravaganzza o Leo… ¿En cuál te has sentido más cómodo?

Leo: Cuando llevas escuchando por tu madre todos los éxitos de Nino Bravo desde pequeño, interpretarlo luego me resultó relativamente fácil. ¡No tiene tanto mérito! (risas). Valencia me apasiona, es mi segundo hogar.
Con Jesucristo Superstar, conocí antes a Camilo Sesto, y tampoco supuso demasiado esfuerzo porque conocía muy bien la obra. Posiblemente aquí haya vivido las experiencias más bonitas porque me desligaba totalmente de Leo Jiménez. Justo el día antes de ensayar, me puse la película “La Pasión” para quitarme de la cabeza la idea de Jesucristo que nos han metido en misa, intentando plasmar el lado humano de Jesús, y más yo que soy ateo. Lo ofrecí por su lado más personal, incluso en la parte del mercado aparece un Jesús con mucho genio, el único rato donde saqué algo de mi personalidad (risas). En ningún momento ofrecía ninguna divinidad, sino una persona que creo que tenía muy buenas intenciones. 

P: A colación de estar hablando de musicales, ¿Habéis pensado integrar el espectáculo al estilo Ayreon, intentando hacer un musical de Leo Jiménez?

Leo: Claro que se me ha pasado por la cabeza, sobre todo con Stravaganzza. Incluso también hablamos de llevar el proyecto de Joaquín Padilla “Legado de una Tragedia” al formato musical, hablando con varios amigos, el problema es la falta de ayuda. A los músicos nos toca producir, componer, tocar, cantar, negociar con discográficas, entrevistas… incluso en el anterior disco yo me encargué de hacer la portada.
Al tener tan pocas ayudas, ni económicas ni personales, se hace muy cuesta arriba. Para hacer un musical necesitas una producción muy grande, y en España el heavy metal está muy castigado, y eso que yo soy de los privilegiados.
Hacer un espectáculo así sin ayuda, es imposible. Si viniera una productora con dinero y medios, y yo solo tuviera que aportar el cerebro sería maravilloso, pero si ni siquiera Jesucristo Superstar, con todo el elenco, atrezzo… ha sido imposible llevarlo de gira, imagínate la frustración. El de Valencia estaba perfectamente calibrado y aun así no fuimos capaces.
Al final falta ese arranque llamado dinero que hace que pueda hacerse realidad. Tengo la esperanza que si me toca una quiniela, pueda hacer todas estas cosas que ahora no son posibles (risas). 

P: Hablábamos de bandas que como dices tienen mucho nivel pero no consiguen dar el salto para poder vivir de la música, ¿Qué motivos crees que hacen que esto suceda?

Leo: La música hoy en día tiene la ventaja de que le das a un botón y tienes cualquier canción a tu alcance, y la desventaja que si algo no te gusta a los 5 segundos lo quitas y no le das una oportunidad. Cuando yo crecí en los 80, te llegaba un disco y lo escuchabas ese mes durante varias veces, y al final podía acabar siendo tu disco favorito. La primera vez que escuché “Nothing Else Matters” de Metallica me pareció una balada sumamente moñas que no me gustó nada, porque yo quería que tocaran thrash metal las 24 horas del día. Ahora es mi canción favorita.  Eso ya no sucede. Ahora los chavales le dan al play, y a los 10 segundos ya están comentando la canción, tanto para bien como para rajarla. ¡Si has escuchado 10 segundos! A veces sacamos una canción a las 17.00 en Youtube, y a las 17.02 ya hay comentarios opinando… ¡Si no ha dado tiempo a oírla entera!
Yo soy muy fan de Metallica, me compro los discos, los escucho, los últimos no me gustan especialmente pero les doy varias oportunidades, eso en las nuevas generaciones ya no pasa. Ahora está de moda opinar de todo y al instante.
¿Por qué hay grupos que teniendo mucho nivel técnico no dan el salto? Yo soy muy fan de bandas underground buenísimas, por ejemplo Bloodhunter les escribí por su discazo y ahora he contado con ellos, incluso grabamos una versión de “I Want Out” de Helloween juntos… versión por cierto que fue criticada de una forma muy violenta en redes sociales, cuando se hizo con total respeto y sabiendo que, a quien no le guste siempre tiene la original…

La gente es bastante irrespetuosa con el trabajo de los músicos, hay grupazos que sacan un disco y la gente entra en su página de Facebook a decir que el disco es una basura. ¡Sin haberlo escuchado ni una vez entera! Eso antes no pasaba. Lees cosas como “solo me han gustado 5 canciones de tu disco”. Bueno, y yo pienso: Un 50%, no está nada mal. Adoro a los haters, ya que en el fondo son fans. Es más, creo que Txus y yo somos los que más haters tenemos en el heavy metal nacional (risas)
Hay tanta oferta, hay tanto exceso de grupos que es dificilísimo conseguir que alguien te mire. Antes estaba Nightwish como grupo con cantante femenina, ahora hay 500 grupos con voz lírica y música metal. ¿Cómo eliges en el que fijarte? Es muy complicado.

P: Vais a tocar en dos festivales como “Rock The Coast” y “Resurrection”. ¿Tenéis pensado cambiar el setlist en función del tipo de festival o público teórico?
Leo: Efectivamente vamos a preparar setlists distintos. Como sabéis me gustan las dos vertientes, pero en directo donde más disfruto es con la leña, dando cera. Si por mí fuera, saldría solo con la guitarra y que cantaran los otros (risas). En Rock The Coast, rodeado de Scorpions, Rainbow, Opeth, Carcass…prepararemos un setlist muy variado, para todos los públicos.
En cambio en el Resu…vamos a dar caña burra y van todos a flipar.

 Y con estas conclusiones finalizó esta interesantísima charla. Esperemos que os guste. 

 

Fotografías: Paula B.R. y Leo Jiménez

Comentarios

Comentarios

One Reply to “Entrevista Leo Jiménez – Rueda Prensa FNAC Valencia”

  1. Qué ganas de verlos en el resu, vamos a flipar todos, los que los seguimos, los que no tienen ni idea de quiénes son y los que le tenían encasillado en el heavy metal clásico… Va a ser digno de recordar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.