DRAGONFORCE “Reaching Into Infinity” earMUSIC

Lcrítica de reaching into infinity de dragonforcelega por fin su nuevo trabajo, y viene lleno de su personal estilo, y no es otro que rápidos riffs, que bordan lo imposible para el resto de los Mortales. Una banda que lleva el Power Metal a niveles muy altos de exigencia y por lo que ha catapultado a la banda a uno de sus mejores exponentes de este estilo.

Pero también es cierto, que en el disco abusan demasiado, al menos al principio de abundante velocidad, creando la sensación de monotonía y agobio, ante tanto impulso no contenido como en su primer corte “Ashes Of The Dawn”, con un solo solo apto para valientes y capaces solo de crear, por estos enloquecidos músicos. Hasta aquí todo normal, ya que es una manera muy fuerte de empezar su nueva obra, el problema viene con “Judgement Day”, que copian la fórmula de nuevo, y que no esta de más decir que lo hacen de maravilla, pero crea una sensación de agobio, como si quisieran terminar los temas en un pestañeo. Este corte se me ha hecho pesado de escuchar, resaltando, los cambios de ritmo, que son más variados. Con “Astral Empire”, repiten la fórmula de su intensa velocidad, siendo para mí el tema más aburrido del disco, al menos por sensaciones, ya que todo parece basarse en la velocidad. Solo de nuevo los cambios de ritmo hacia la mitad del tema, y el pequeño solo de bajo parecen ofrecernos nuevas alternativas.

Parece ser que ha sido el disco más ambicioso de la banda y aquí quizás las palabras de Fréderic, su bajista, nos ayudan a entender mejor su nueva dinámica. “Fue muy intenso y agotador. Obviamente toqué el bajo, pero también un montón de guitarra rítmica, eléctrica y acústica“.  Es también el primer álbum que presenta a su nuevo batería Gee Anzalone y que ha sabido crear una buena espina dorsal dentro del sonido de la banda. “El título del álbum explica bastante lo que estamos tratando de hacer con nuestra música“, concluye Fred. “El mundo de hoy está realmente loco – hay miedo al futuro, incertidumbre… Pero el poder de la música es infinito, y puede dar fuerza y esperanza a la gente“.

El trabajo empieza a llamarme la atención a partir del sexto corte con “Silence”, en donde dejan a un lado tanta velocidad y enrevesados riffs, para ofrecernos un tema, más pausado, a medio camino entre una balada y un corte tradicional, en donde resaltan las guitarras acústicas y un solo largo y pausado que permite disfrutarlo al máximo.

La mayor parte del disco se grabo en los Fascination Street Studios, Suecia, con el productor Jens Bogren y también algunos temas se grabarón en los Lamerluser Studios y Dark Lane Studios de Inglaterra, así como los Evil1 Studios en Charleville-Mézières, Francia y los Shredforce One Studios, Ca, EEUU.

No discutimos su calidad y estilo personal, pero su nueva obra, >Reaching Into Infinity<, pero se vuelve muy repetitiva, cansina a lo largo de su escucha, primando de nuevo tanta velocidad, creando una sensación de estar escuchando siempre lo mismo. De sus temas rápidos el más llamativo ha sido “Land Of Shattered Dreams”, por un gran solo, la anteriormente comentada “Silence”, o la interesante “The Edge Of The World”, medios tiempos y por tanto sensaciones diferentes. Muy logrados los coros y estribillos y poco más.

 

 

Web

Facebook

Tweeter

YouTube

 

Temas:

1. Reaching into Infinity
2. Ashes of the Dawn
3. Judgement Day
4. Astral Empire
5. Curse of Darkness
6. Silence
7. Midnight Madness
8. WAR!
9. Land of Shattered Dreams
10. The Edge of the World
11. Our Final Stand

 

Formación:

  • Marc Hudson – lead vocals, backing vocals
    Herman Li – guitars, backing vocals
    Sam Totman – guitars, backing vocals
    Gee Anzalone – drums
    Vadim Pruzhanov – keyboards, piano, backing vocals
    Frédéric Leclercq – bass guitar, backing vocals

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.