SEPULTURA «Machine Messiah» Nuclear Blast

Sepultura - Machine Messiah - Artwork WEBDebo admitir que el primer sorprendido por este disco soy yo. Os contare, que de Sepultura, soy más de su época del álbum >Arise< hacia atrás, es cierto que el >Chaos AD< (19, Octubre, 1993), es un gran álbum, pero cuando Max y su banda empezaron a experimentar con sonidos étnicos, dejo de atraerme su propuesta, luego cambiaron de cantante y más tarde de batería, con lo cual, la banda dejo de interesarme si os soy sincero. Mientras Max, seguía los pasos aprendidos con >Chaos AD < y formaría Soulfly.

Luego vino Derrick Green en las voces, que se ha mantenido desde entonces y la verdad lo hace bien. Hay que entender los cambios y con ello entender sus nuevos discos, como una banda completamente nueva, sin comparaciones, para con ello poder valorar de la mejor manera sus nuevos temas y propuestas.

Su nuevo disco llego a nuestra oficina, y dado que era material nuevo lo puse de fondo, mientras realizaba mis tareas diarias de la web, pero para mi sorpresa y felicidad, conforme avanzaba cada tema, mi mirada se dirigía al monitor, para leer el nombre de la canción, y así hasta que tuve que repetirlo una vez más y esta vez sí centrarme de lleno en sus nuevos cortes.

Sepultura ha vuelto y permítanme que os diga, que con un gran disco en todo el amplio sentido de la palabra. Olvidaros de lo que hayas escuchado antes, degustar este disco, como lo que es, Sepultura hoy en día, y disfrutareis de un gran disco de Thrash melódico.

Si hay algo que me sorprendió, ha sido el amplio espectro melódico e incluso progresivo de >Machine Messiah<, un disco que posee toda la fuerza  que ya le conocemos a Sepultura y a la extrema voz de Derrick, acompañado esta vez de un gran trabajo rítmico que da paso a largos riffs melódicos, cambios de estilo, magníficos solos e incluso algunos efectos  muy bien logrados y que calzan a la perfección en su nueva propuesta.

Y os cito, “Sworn Oath” es un corte que inicia lento, con una sensación muy oscura, con largos riffs y cambios de ritmo, siempre con una base potente, y un gran juego de solos, que hará las delicias de todos, varios punteos dignos de quitarse el sombrero. Un corte de medios tiempos, fuerte y dinámico en sensaciones.

Antes el disco empezaba con el corte que da nombre al álbum “Machine Messiah”, un tema, lento, con muchos riffs melódicos y Derreck cantando en plan pausado, muy en una honda, digamos que hasta gótica, ya que las guitarras y solos lo convierten como en una especie de balada macabra. Sin duda, algo que no te esperas en un disco de Sepultura y que de golpe te despierta el interés, ya que el tema lleva esa línea, salvo algunas partes que eleva las revoluciones, pero siempre escondido tras las sombras. Hacia el final, Green saca pecho y el tema muda en fuerza y potencia, pero siempre dentro  en un marco desgarrador y tétrico que me gusto bastante y que sorprende por sus cambios y frescura.

Frescura es la palabra que define este disco, en donde creo que la banda ha conseguido re inventarse positivamente, ofreciéndonos un disco original, muy melódico, e incluso hasta progresivo en algunas partes, pero sin perder su fuerza natural, esa que le da sus raíces del Thrash y 10 cortes altamente emocionantes e intensos.

En “I Am The Enemy” la banda saca toda su mala leche en un corte rápido y explosivo de principio a fin, con desgarradores y veloces riffs, que nos remiten a su etapa más visceral. Pero es en “Phantom Self” donde encontramos esos sonidos, a medio camino entre lo étnico y lo árabe que nos sorprende en un inicio inquietante, antes de desembocar en un corte de ritmo más tradicional dentro del Thrash. Aun así han conseguido mantener unos teclados puntuales y esos llamativos sonidos en ciertas partes del tema, lo que a mi entender lo enriquece bastante, recordándome incluso a Septic Flesh en estos efectos. Un tema muy original de Thrash melódico, intensos solos y una aura y ambientación árabe muy llamativa y enriquecedora.

“Alethea” es otra positiva propuesta, con más de un minuto de introducción e interesantes riffs y melodías, nos ofrecen un tema intenso  de lo que es, según su entender, Thrash Melódico, y debo admitir que de muy buen gusto. El corte posee repentinos cambios, efectos y variados solos en un tema que resulta como un viaje en una montaña Rusa, por los continuos cambios y sensaciones. Otro tema a resaltar con un amplio porcentaje instrumental lo que denota el gran potencial de la banda y su madurez, tras largos años en el negocio. Si queréis velocidad, no os perdáis “Vandals Net”, un tema que os dejara sin aliento en poco menos de tres minutos.

Pero si hay un tema que me dejo helado, y debo resaltar sobre todos, ha sido “Iceberg Dances”, un tema instrumental, en donde la banda no se deja nada y lo da todo, consiguiendo con ello un corte intenso, que han conseguido a pesar de no cantar Green, volverme loco, por la amplia diversidad de solos, cambios y originales sonidos, por si fuera poco, el corte llega casi a los 5 minutos, lo que os podéis imaginar el sin fin de locuras que os vais a encontrar. Un tema que traspasa la frontera del Thrash a lo progresivo, pero sin perder su identidad e incluso me aventuro a decir su fuerza ya que su base rítmica es potente de principio a fin, y la cascada de solos es alucinante, sin duda, en mi opinión el tema del disco, y con el que lo bordan por completo y dan un golpe sobre la mesa, con para mí, el mejor disco de su nueva etapa Post Max e Igor, con todo mi respeto para ellos como ya señale al principio. Pero con este disco han conseguido que olvidemos por completo a estos dos grandes músicos y piezas claves en su historia y nos centremos en su momento, el aquí y el ahora y debo admitir que >Machine Messiah< es brillante, y original de principio a fin y yo soy el primero sorprendido y que no me esperaba un disco tan brutal ni en el mejor de mis sueños. No hay un solo corte que sobre, todos son ricos en esencias, sensaciones y como no enigmáticos riffs, y cambios imposibles, todo aderezado de una melodía aplastante y como no, un buen gusto por el Thrash más refinado, si cabe la expresión.

Excelente disco de Thrash melódico, en todo el amplio sentido de la palabra. Brutal.

 

 

Web

Facebook

Tweeter

YouTube

Instagram

 

Temas:
1. Machine Messiah 5:54
2. I Am The Enemy 2:27
3. Phantom Self 5:30
4. Alethea 4:31
5. Iceberg Dances 4:41
6. Sworn Oath 6:09
7. Resistant Parasites 4:58
8. Silent Violence 3:46
9. Vandals Nest 2:47

 

Derrick Green | Voces
Andreas Kisser | Guitarras
Paulo Jr. | Bajo
Eloy Casagrande | Batería

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.