Crítica de Behind Closed Doors de SQUEALER del sello Pride & Joy Music

Crítica de Behind Closed Doors de SQUEALER del sello Pride &amp; Joy MusicUn autentico golpe de Heavy, Speed Thrash Metal con mucho sabor de la vieja escuela es lo que nos ofrece esta veterana banda con su nuevo álbum >Behind Closed Doors< y que además nos presenta a un nuevo vocalista, Sebastian Werner, toda una revelación y que le inyecta  un estilo muy particular en sus temas, que pronto podrás captar según vayan pasando sus nuevos cortes. Creo sin duda que la banda ha acertado al incluir entre sus filas a Werner, y que su tono de voz y los nuevos temas parecen haber rejuvenecido el sonido de Squealer con el mejor disco que les recuerdo de los últimos de su carrera y mira que ha llovido, ya que el anterior data de 2008 >The Circle Shuts< (AFM Records).

Por lo que tras una larga espera, la banda original de Schwalmstadt, Hesse, Alemania, regresa con un disco rápido y rico en melodías en donde además se refleja una madurez compositiva muy positiva, con temas muy variados en donde explotan todas sus influencias, desde el heavy más clásico como en el tema “Worlds Collide”, una especie de semi balada que empieza lenta y en donde Sebastian juega con voces limpias, dándole una textura especial al tema, o el añejo Speed Metal con el que abren el disco y me refiero al tema que da nombre al disco “Behind Closed Doors” una canción revolucionaría y rápida que no te dejará sentado. Luego nos encontramos con “Times Go By” una de mis favoritas, por las sensaciones que transmite en su base rítmica, muy melódica, más Heavy y con una potente base que se te quedara grabada a las primeras de cambo, ya que son esos riffs que parecen cabalgar en tu cerebro. No esta de más comentar que el solo es muy significativo, previo a unos interesantes cambios de estilo.

Con “Dream Shot” la banda nos ofrece su vertiente más Thrash Metal en un tema vertiginoso de principio a fin acompañado de una rítmica aplastante y de un solo envolvente, que acompaña con la velocidad de la base de la canción, consiguiendo con ello captar la atención del oyente al instante. Uno de esos temas que no paran y que en directos serán brutales para dejarse llevar. Algunas secciones me hicieron recordar a los primeros Anthrax, por la forma de encarar el tema por parte del vocalista, sublime. Y por si no fuera poco luego nos encontramos a “Foolish Manñs Invassion” de nuevo con una peculiar forma de catar de Sebastian que le agrega pimienta al corte. Una canción fuerte, pero de medios tiempos, más compacta y compaginada, que no termina de arrancar, en lo que a velocidad se refiere, pero no por ello deja de ser interesante y fuerte, además el solo que le acompaña es muy armonioso lo que le añade cierta distinción.

“Into The Past” es un tema llamativo, y muy original, lento y pausado, pero con muy mala leche, esa mala sensación se la aporta un sensacional Sebastian interpretando magistralmente las sensaciones de la canción. Un tema muy depresivo, que posee dos etapas, ya que hacia el final cambia radicalmente sorprendiéndonos a todos con un alucinante final, rápido y agresivo. Sin duda uno de los cortes más llamativos del disco por sus contrastes y cambios de ritmo. Y para cerrar el disco se han dejado una joya con el tema “M:O:T:M” un corte largo y que dispone de unos más que acertados teclados hacia el final, enriqueciendo aún más si cabe la versatilidad de este gran trabajo.

No esta de más recordar que la banda fue originalmente fundada en la década de 1980 como la clásica banda de Power Metal, SQUEALER desde el norte de Alemania, hasta ahora ha tenido una historia de banda muy atareada. Hoy, la música de SQUEALER es un crisol de varios elementos metálicos que se ha mejorado a través de los años, es decir, una mezcla única y diversificada de Melodic Thrash Metal (que actualmente es la base de cada nueva canción de SQUEALER), groovy Rock y, de Por supuesto, las influencias aún obvias de Heavy, Speed ​​& Power Metal.
Después del lanzamiento de ocho álbumes de estudio y muchos destacados de la carrera, como actuaciones en los grandes festivales de verano, shows de soporte con Motörhead, Rage, Blind Guardian y muchos más, ventas de álbumes de cinco dígitos para el álbum Under The Cross seguido de una gira con sus grandes héroes, Judas Priest, el grupo también se enfrentaron a muchos golpes profundos. Una de las mayores derrotas fue la muerte accidental del cantante y miembro fundador Andreas “Henner” Allendörfer en el año 2005. Después del álbum más enfadado y agresivo Confrontation Street (2006) que presentó a Gus Chambers (Grip Inc.) en la voz, SQUEALER Acabo volviendo a  temas más comúnes en el año 2008 con el lanzamiento del CD The Circle Shuts. Numerosos cambios en la alineación hicieron casi imposible continuar trabajando de manera profesional. Entonces, SQUEALER se suspendió durante un tiempo para tomarse su tiempo para buscar una alineación adecuada .
El nuevo álbum demuestra de manera impresionante la fuerza de la nueva alineación de SQUEALER. Para completar el cambio de imagen, se agregó un nuevo equipo altamente profesional para la producción del álbum. Ito Grabosch se encargó de las grabaciones, mientras que Roland Grapow (Helloween / Masterplan) se encargó de la mezcla y Mika Jussila (Nightwish, Lordi, Him, Children Of Bodom) de la masterización. La obra de arte fue diseñada por Thomas Ewerhard (Amon Amarth, Avantasia).

Un trabajo muy completo de principio a fin, pero sobre todo variado gracias también al gran aporte en las voces de Sebastian jugando con sus distintos registros, además de que parece que la banda ha encontrado por fin la estabilidad que le fue negada por el accidente mortal de su fundador y los eternos cambios de formación. Creo sin duda que este es el disco que puede marcar un antes y un después en la formación, ya que han conseguido reunir a un grupo de musics con grandes ideas, desde los guitarristas Michael Y Lars, que han sabido aportar una gran base musical, el potente bajo de Manuel. No deja de ser llamativo que no cuentan con batería oficial, algo que sin duda pronto solucionarán.

Lo dicho, un disco que sorprende por sus buenos temas e ideas y además goza de un sonido y producción de primera, lo que nos permite disfrutar en plenitud de condiciones de un disco básico para este 2018 que apenas empieza y que esperemos poder verles en directo en algún festival y porque no en España.

 

 

Web

Facebook

Tweeter

 

Tems: 1. Madnecessity, 2. Behind Closed Doors, 3. Time Goes By, 4. Dream Shot, 5. Foolish Man’s Invasion, 6. Into The Past, 07. Brainwash, 08. Fate, 09. Modern World Maniacs, 10. Worlds Collide, 11. M:O:T:M

Formación: Lars Döring (guitarras), Michael Schiel (guitarras), Sebastian Werner (voces), Manuel Roth (bajo)

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.