WILHELM AND THE DANCING ANIMALS «The Forest Have no Name» 2011 – Universe

wilhelm_-_and_the_dancing_animals

Sus paisajes nos transportan a alguna forma de sociedad previa; una regresión, un éxodo a través del núcleo folk. Un proyecto que huele a tímido, pues ofrece solo la corteza de algo monstruosamente… oriundo.

wilhelm_-_and_the_dancing_animals

Si ya U2 nos enseñó anteriormente que hay lugares donde las calles no tienen nombre, el indie de Wilhelm nos advierte de la necesidad de devolver el anonimato a la naturaleza.

The Forests Have no Names es la primera y brevísima entrega del batería de Antigua y Barbuda. Un disco de tres canciones y una versión (de la banda de Oslo, Lukestar, de uno de los grupos que han tomado más mascadamente su sonido), al que podríamos marcar con un permanente como “para la ducha”, no solo por su duración, sino porque su sonido nos envuelve como un manto de agua; sus paisajes nos transportan a alguna forma de sociedad previa; una regresión, un éxodo a través del núcleo folk (¿nórdico?, qué más da, parece que con invocar el concepto sobren las especificaciones…) que es su “duramen” y el envoltorio indie, que es su “albura”.
Un proyecto que huele a tímido, pues ofrece solo la corteza de algo monstruosamente… oriundo.

Tracklist:

  1. Twice Alone
  2. Wake Up
  3. Ten, Go!
  4. Flying Canoes (Lukestar Remix)

Miembros:

Guille (batería, voz, teclados)
Helen (voz, coros)

Myspace

Rubén G. Herrera

Comentarios

Comentarios