Crítica Sôber – La sinfonía del Paradÿsso

Crítica Sôber - La sinfonía del ParadÿssoCrítica Sôber – La sinfonía del Paradÿsso. Hablar del disco “Paradÿsso” de Sôber es hacerlo de una de las obras más icónicas y emblemáticas del rock nacional. Grabado en 2002, hizo que una banda como Sôber, con tres discos previos y que sonaba mucho en los circuitos musicales de nuestro país, diera un gran salto para pasar a ser una banda de masas, con canciones que sonaban en todas partes como “Diez Años” o “Eternidad”, producciones en Los Ángeles y un sonido, innovador, que aunaba tanto a los seguidores de Héroes del Silencio como los cercanos a grupos más cañeros como Hamlet. En definitiva, los hermanos Escobedo, Antonio y el malogrado Alberto habían grabado un disco que haría historia.

Y tanta historia y tantas alegrías les dio, que para celebrar los 15 años de su composición decidieron regrabarlo, pero no con invitados como otras bandas, sino con una orquesta sinfónica detrás, dirigida por Manuel Paz y cuyos arreglos orquestales han venido de la mano de Javier Blanco.

La decisión, arriesgada, podemos adelantar que ha sido todo un acierto ya que se ha conseguido que tanto los temas que ya en su momento tenían arreglos como los puramente rockeros, ahora ofrezcan un punto de vista más solemne, sin perder la fuerza que dan los instrumentos propios del grupo, con Manu Reyes a la batería.

El disco sigue el mismo orden que el lanzamiento original, abriendo con “Arrepentido” del cual además tenemos vídeoclip. Una canción profunda, y que tras la intro vocal de Carlos y sin tapar la potencia de las guitarras, aparecen los violines, chelos y flautas para acompañar el épico estribillo. En esta canción, si nos fijamos, podemos ver que la orquesta otorga un acompañamiento adicional a los músicos, pero no se tapan entre sí. Las guitarras y la batería suenan con la misma fuerza que en los inicios, pero ahora tienen unos compañeros que les elevan y complementan con nuevos matices.

Lejos”, uno de los temas con menos visibilidad de este disco, parece hecho a medida de la orquesta, ya que cada riff de guitarra viene respondido por violas y trombones, teniendo un alto grado de protagonismo. “Diez Años”, en mi opinión, es la canción Sôber por antonomasia junto “Eternidad”, de la que luego hablaremos. Y quizá por eso, es de las que menos se han atrevido a modificar, sonando con la misma fuerza que antaño, apareciendo eso sí en el fabuloso estribillo un ligero acompañamiento.

El siguiente tema que traemos a colación es “Eternidad”, cuya adaptación sí que trae algunos matices diferentes, bajando revoluciones en el previo al estribillo en la voz de Carlos, y unas guitarras que nos recuerdan mucho a las de The Edge en U2. Si “Hemoglobina” ya era sinfónica en su grabación de 2002, podéis imaginar que con la orquesta detrás se conseguiría algo todavía más pomposo, y así ha sido. Es éste uno de los temas donde más peso tienen los instrumentos de madera y metal, y que más justifican el trabajo de la orquesta. La rabiosa “No Perdones” me ha recordado en su inicio a Metallica y el “S&M”, con un Manuel que ha hecho un gran papel en todo el disco, con la dificultad de tener que grabar seguramente con claqueta.

Otra de mis favoritas, “Mis Cenizas”, cuenta con un gran peso de arreglos de cuerda, y “Paradÿsso”, progresiva como pocas, nos demuestra de nuevo que Carlos se encuentra en su mejor época como cantante.

Como bonus tracks, grabaron otros 3 temas de la banda, todos ellos de Superbia y que según comentaban en una reciente entrevista, eran los que mejor encajaban para ser arreglados.

Éxito absoluto el de esta nueva grabación quedando como anillo al dedo la orquesta. Quienes tenga miedo a que sus temas favoritos estén demasiado cambiados o con menos fuerza, que no teman, ya que el grupo ha conseguido traernos toda la esencia del original aderezado con unos arreglos lujosos, pero dejando claro que el sonido de batería, voz, guitarra y bajo debía tener mayor presencia. Y así ha sido.

Enlaces:
Facebook
Twitter
Web

Tracklist

    1. Arrepentido
    2. Lejos
    3. 10 años
    4. Cápsula
    5. Eternidad
    6. Hemoglobina
    7. No perdones
    8. Mis cenizas
    9. Animal
    10. Reencuentro
    11. Paradysso
    12. Náufrago
    13. El hombre de hielo
    14. Superbia

Miembros
Antonio Bernardini– Guitarras
Carlos Escobedo– Voz y Bajo
Jorge Escobedo – Guitarras
Manu Reyes – Batería

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.