TUSKA 2017 | Helsinki, Suvilahti | 30/06/17 – 1 -2/07/2017

UN FESTIVAL EN LA INTIMIDAD DE LA CIUDAD

 

La experiencia de vivir por primera vez el TUSKA en Helsinki, Suvilahti ha sido más que positiva. Nos hemos encontrado con una versión de lo que es un festival en el centro de una de las mejores ciudades del mundo, con todo lo que ello representa, orden, limpieza, puntualidad y seguridad. Y como no la ausencia de zonas de acampada, algo nuevo para nosotros, y que nos abrió los ojos ante la posibilidad de que hacer un evento de estas magnitudes es posible sin la necesidad de toda la dinámica que implica organizar una zona de acampada. Pero claro, estamos hablando de un festival de menos de 40.000 personas, de hecho han llegado a su record este año con 37.000 personas.

Pero aún así sigue siendo una cantidad importante de seguidores y todo se siguió según el guión estipulado sin desordenes y todo bajo la temática y principios básicos de la cultura fínlandesa, lo que ya os podéis imaginar, que todo corrió de manera adecuada.

Nos enfrentamos por tanto, a toda una novedad, lo cual fue muy enriquecedor, los horarios, como suele ser habitual en Europa se cumplieron a raja tabla, pero además al ser un festival más “pequeño” y lo escribo con comillas, los horarios permitían de poder disfrutar del evento de una manera más plausible, al empezar a las 14.30 muchos de los conciertos, tenías la mañana para descansar, o como en nuestro caso, para conocer la ciudad, hacer entrevistas y con ello contactos y amigos y amigas, acudir al recinto, que estaba cerca del centro, y trabajar con holgura.

Un evento en donde se trabaja a gusto, tanto en la crónica, como en las fotos, ya que la carpa y el escenario principal están al lado y permite moverse con facilidad y incluso llegar a las primeras filas, ya que no hay aglomeraciones y el público es muy distinto, disfrutan igual, pero no hay mucho surfing ni walls of death, es como todo más comedido, pero sin perder intensidad. La verdad fue muy gratificante vivir un evento tan lleno de situaciones nuevas.La zona de merchandising no es tan extensa ni contiene tanta variedad como otros eventos, ni es tan majestuosos visualmente como otros que ya hemos vivido, en general no se trata de hacer comparaciones, ya que cada festival tiene su estilo y su encanto, pero a pesar de ello, tenia comodidades, buenos escenarios, buen sonido, horarios puntuales, zonas de comida y bebida, incluido el Black Desert, un restaurante decorado muy en colores oscuros y negro, de alto standing, donde pudimos probar un filete el último día, que estaba muy bueno. Algo que recomendamos a todos, al menos una vez, ya que es caro, pero su calidad merece darse un gusto y un capricho. Eso esta en la parte alta al fondo y a bajo un bar dedicado al Whisky y a cócteles, muy llamativo, todo decorado en un ambiente abierto y en ladrillos. Al otro lado la zona VIP, con un bar muy oscuro y ambientado en el festival afuera meses, una zona de hamburguesas y los baños, todo esto al fondo y al principio otro bar con mesas y más abierto para ver el festival. Sin duda una autentica zona VIP donde se reunián todas las bandas. La atención fue muy buena en general.

También debo contaros que no podía faltar en Finlandia, sus saunas, siendo algo tan típico en el país, pues en TUSKA los hay y puedes pasar un rato agradable, a pesar del frío, frío que al final no fue tanto como esperábamos y que incluso salvo un poco de lluvia de 30 minutos o menos el sábado, el día más gris y ventoso, el resto estuvo soleado a pesar de un frío que cualquier español esta acostumbrado, por lo que la velada fue perfecta en lo que a clima se refiere. es cierto por la noche conviene tener algo para ponerse, ya que el viento y el cansancio del día hacen que sea bueno abrigarse.

La jornada del viernes empezamos con Anneke Van Giersbergen´s Vuur, en la carpa, en donde pudimos disfrutar de su gran voz y belleza dicho sea de paso. Que mujer, sin duda se conserva muy bien ya que siempre tuvo una belleza particular que unida a su sensacional voz, la hacen una de las estrellas de la jornada. Anneke nos deleito con los temas de su nueva banda que suenan geniales, incluso bastante más pesados que su etapa de The Gathering. Y de su pasado nos deleito con dos temas que nos hizo volar y estallar de jubilo, para los 45 minutos que duro su actuación, nos hubiera gustado escucharla más, pero nos quedamos con el buen recuerdo de su voz, sus temas nuevos y los antiguos que sonaron especialmente bien y nos hicieron rememorar una época dorada de la cantante que le ha servido para ir madurando con el tiempo, y visto lo visto lo esta haciendo muy bien en su nueva etapa.

Pero las sorpresas no se quedan allí, nos tocaba ver en el escenario principal de forma seguida a los finlandeses Wintersun que estrenaban disco >The Forest Season< y la espectación era enorme, y la verdad los primeros sorprendidos fuimos nosotros, no porque no conociéramos la banda y su capacidad, pero es cierto que en directo una banda puede ganar o perder y sin duda Wintersun demostraron que están en un gran momento de forma, ya que ofrecieron un directo arrasador en la hora que les toco estar allá arriba y con ello enloquécio a todos sus seguidores, incluido el equipo Rock In Spain, que disfrutamos como niños sus temas. Una banda fuerte y muy melódica a la vez con muchos matices en sus temas, lo que hace que sus cortes en directo suenen especialmente bien y si a eso le unimos un buen sonido y fans enloquecidos, el show está más que asegurado.

Burjeria puso por así decirlo el toque latino al festival, con su peculiar sonido extremo, algo que enloquecio a un sector del festival, y para ser mi primera toma de contacto con ellos estuvo bastante llamativa. Una banda que cuenta entre sus miembros con Shane Embury, bajista de Napalm Death y que no deja de ser un grato detalle. Fue curioso verles salir a todos con sus pañuelos, como delincuentes escondidos tras una estela. Hasta una chica salio a cantar con ellos ataviada con la misma imagen, dando así el toque erótico al espectáculo. Una banda original, pero que tras un rato, se vuelve todo muy repetitivo.

Los siguientes serian Suicidal Tendencies, que no gozaron del mejor sonido en Hellfest, por momentos, pero que a pesar de todo también  estuvieron a la altura. Ver salir a escena a Mike Muir, contagia hasta al más frío, ya que es un tío que no se queda quieto y contagia su energía al público, además de que sonaron sus clásicos, por lo que la velada fue perfecta. Insomnium y su particular Death progresivo, nos hizo compararlos como los nuevo Opeth, ya que es una banda espectacular en disco y más aun en directo, por sus enigmáticos solos y en general por lo pracmático de sus ejecuciones, haciendo fácil lo imposible. Simplemente alucinantes.

La parte progresiva la puso el carismático Devin Townsend Project, que también habíamos disfrutado en Hellfest y que había que repetirlo sí o sí, por que es otro tío que gesticula mucho en directo y le añade más salsa a sus temas sobre el escenario. Además hubo canciones donde contó con la preciosa Anneke V. G. lo que hizo de la velada y ocasión un momento único y especial, solo posible en estos lugares. Sin duda un directo de los que no se olvidarán con facilidad.

Mayhem y su peculiar performance que eleva aún más el potencial de sus temas, con esas capas, y velas y craneos, a modo de altar satánico acrecentó la atmósfera Black Metal a indices sublimes, consiguiendo con ello involucrar a todos en su sórdido y oscuro mensaje. ganan mucho con esta forma de presentar sus directos, sin duda. Y cerramos con los incansables suecos, me refiero como no a Sabaton y su clásico Heavy metal, que ha venido subiendo como la espuma últimamente y gracias sobre todo a su calidad y esfuerzo a la hora de conseguir obras de arte a modo de álbunes muy sólidos en temas y riffs, no por nada, están en todas partes y además se han ganado el cariño de los suyos, consiguiendo con ello una simbiosis total en sus directos, y Tuska ni iba a ser la excepción.

Además de todos los clásicos que ya hemos escuchado por Madrid u otros festivales, tocaron algunos temas de héroes o batallas propias de Finlandia que causaron furor y se ganaron aun más a los suyos, si no es que ya lo habían hecho. Hora y media calcada y calculada, con 5 minutos antes, para hacer la despedida que se merecen y cerrar una jornada inaugural, una jornada de viernes difícil de olvidar en lo que a imágenes y vivencias se refiere.

El tiempo al final acompaño, no llovió, hizo mucho viento al inicio y estuvo nublado, pero no hizo excesivo frío hasta le final, recordemos que anochece pasadas las 23:30, con lo cual las sensaciones son nuevas y se disfruta mejor todo el festival prácticamente con luz natural, lo que da otra sensación al evento completamente nueva, solo posible en estos lugares del planeta.

El sábado fue el día mas relajado del festival, debido a otros asuntos que realizó la web en Helsinki y que también nos eran importantes. Nos perdimos a Avatarium, que tenia muchas ganas de verle, pero disfrutamos del intenso directo de Amorphis, una banda sensacional en disco y más aun en directo y si a esto le sumamos que tocan cerca de casa y con su público, amigo y vecinos, pues las sensaciones se multiplican. Aquí fue el único momento donde se nublo, hizo más frío y llovió un poco, pero nada del otro mundo, a lo que nos esperábamos, un llovizna menor de escasos 20 minutos que luego se iría para no volver. Es cierto que el día estuvo en general más oscuro y nublado, pero al menos la incomoda lluvia no hizo al final acto de presencia ni lo haría ya el domingo tampoco. esto hizo que disfrutáramos todos los temas de Amorphis y en general de las bandas del escenario abierto del Tuska.  Triptycon fueron los encargados de su denso Black Metal, ya que es un estilo muy original, lleno de oscuridad y potentes y largos riffs y solos que nos sumergen en la parte más oscura de la mente de su creador. Recuerdo su último trabajo y lo mucho que me sorprendió y escucharles en directo es sin duda una experiencia que recomiendo a los amantes de emociones fuertes y densas a la vez. Son una banda única que maneja las texturas con especial atención, todo dentro de un marco bastante oscuro y extremo.

Y cerraban la noche, la banda del festival, con permiso de Sabaton, y me refiero a los también locales y muy queridos HIM, que en su gira de despedida no podían dejar de tocar en Tuska. También la única jornada con “sold out” del festival, lo cual entendemos, pero aun así a pesar de ello, nos movíamos con facilidad, no había aglomeraciones en las primeras filas y pudimos disfrutar de la banda tanto delante, en medio y al final, para verle desde distintos ángulos, y para ser mi primera y por lo visto última toma de contacto con ellos, debo decir que en directo contagia, por su peculiar carisma y acercamiento para con los suyos, algo que sin duda le ha ganado el cariño de sus incondicionales.

HIM posee un sonido quizás más comercial, pero que calo hondo en el sentir del público de Helsinki y en especial de los asistentes del festival. La banda salió puntual y nos regalo una hora y cincuenta minutos de su peculiar Rock romántico, por llamarlo de una manera especial. No se dejo nada en el trastero, la banda saco todo su arsenal de clásicos y enloqueció a sus fans en la noche más fría del festival, incluso debo admitir que me contagio en lo personal con su forma de transmitir sus temas, consiguiendo con ello hacerme participe de su última experiencia sobre los escenarios.

El Domingo fue un dí espectacular en lo que a tiempo se refiere, ampliamente soleada y despejado, todo lo contrario a lo que nos contaban las noticias, por lo que la velada fue perfecta, ya que el frío combinada muy bien con el espectáculo, sin llegar a ser extremo.

Empezamos la velada con otra banda local, me refiero a los muy queridos por esta zona, Battle Beast, que tocaron en la carpa, y despertaron a la muchedumbre con su Heavy Metal pegadizo y contundente. Debemos reconocer que su último disco >Bringer Of Pain< ha vendido como el pan y han dado un salto de calidad, gracias a muy buenos temas y ha que la banda se curra cada nuevo paso, empezando por su vocalista que les ha dado un empujón muy fuerte con su potente voz e imagen.

Vi una banda muy suelta en el escenario, insisto, e so que da tocar en caso, no solo con tus fans, que los hay por todo el mundo, sino por tu idioma y que ello les hace sentirse como en casa y con ello así sonaron sus temas, frescos y fuertes. La pena fue el tiempo, 45 minutos, pero reglas son reglas y como preámbulo a la comida nos llevamos un buen recuerdo. Aunque aún debimos esperar para comer, decidimos no perdernos a Dirkschneider, o lo que es lo mismo el cantante de toda la vida de Accept, Udo Dirkschneider, que salió a escena con su joven y renovada banda a ofrecernos sus nuevos temas, llenos del sonido Heavy más puro y como no lo que todos esperábamos, los clásicos de Accept que fueron cayendo uno a uno y con ello la locura entre los presentes en los que me incluyo, ya que crecí con muchos de esos temas y escucharlos de la voz que les dio vida, es siempre un honor y un momento de intenso esparcimiento y regocijo. Una vez más el sonido estuvo a la altura y la buena tarde hizo que disfrutáramos como niños de su puesta en escena. No se nota los años en Udo, ya que su voz se mantiene en buen estado de forma y sus clásicos sonaron como siempre lo cual es sin duda una buena noticia.

Sacrificamos Barones, que lo escuchamos de fondo y decidimos ir a conocer el Black Dinig / Whiskey Bar, que es sin duda un espacio de cierto lujo para disfrutar de los amantes de esta bebida y varios cocteles que solo encontrareis en este sitio, ya que un ambiente así en un festival y buena música en directo de fondo no se haya todos los días y mientras en la planta superior un restaurante completamente decorado en negro y poca luz, con algunas decoraciones justas para el momento, disfrutaremos de una comida especial y de alto standing que teníamos que degustar. El equipo Rock In Spain, aposto por 200gr de carne hecha al punto con ensalada y botella de agua por 21 euros, que bien lo han valido y eso que nos llevamos, que no todo es solo trabajo. La verdad que el ambiente, la atención, y todo lo que rodea el restaurante y como no la comida han merecido la pena y ya con el estomago lleno, tocaba disponer de un coctel y seguir disfrutando del festival, ya que otra banda local, se acomodaba en el escenario principal y me refiero a los Apocalyptica y su peculiar concierto “Metallica By Four Cellos

Note con su actuación una cantidad igual o quizás un poco mayor de público que con HIM. Por lo que fue otra de las bandas que revoluciono el recinto y se vio que les tienen mucho cariño por estos lugares. La banda estuvo fenomenal, algo que no debería sorprendernos, muy sueltos y comunicativos, imagino que de nuevo el tema del idioma y ser locales, ayuda mucho a acercarse más. Aunque prefiero sus temas originales, que versiones de Metallica, debo seros sincero. Cuando veo una banda, me gusta ver sus creaciones propias y no versiones de otros, por muy que lo hagan o que ello les haya servido para catapultarse a la fama. Son grandes músicos en sus instrumentos y por tanto es una oferta muy original, pero no deja de ser un directo de versiones y en lo personal me cansa y aburre por muy buenos que sean. Pero no voy a mentirles lo disfrute, a pesar que mi cabeza estaba más pendiente del concierto que se venía más adelante, Sonata Arctica.

Los también finlandeses, nos regalaron una hora cargada de su mejor Heavy / Power Metal, de nuevo otra banda local, lo que nos confirma una vez más que este país es un exportador nato de bandas de metal de todos los géneros, de muy alta calidad, de allí, que casi puede hacerse un festival como este, con bandas locales sin problemas. Sonata Arctica, como ya vimos en Madrid, es una banda que lo da todo en el escenario, su nuevo disco esta muy currado y son grandes músicos, así que de nuevo hago hincapié que fue divertido verles tocar en casa, por así decirlo. Solo que Tony se enrollaba mucho hablando e interactuando con los suyos, algo normal pues como os dije antes, estaban en casa, su idioma y el cariño y griterío de los suyos, contagia y te sueltas más. Pero nosotros queríamos sus temas y menos charla.

Pero fue divertido verles, no solo por escuchar sus temas, sino la forma en la que se comunican y esa libertad que da poseer el mismo idioma y tocar en su país natal. Sin duda una experiencia más añadida a este viaje y a este festival.

Cerraba el festival Mastodon, una banda de EEUU, formada en el año 2000 y con llamativos estilos entre mezclados como el Stoner Rock, Metal Progresivo, Sludge Metal y Metal Alternativo, lo que da una por tanto un resultado muy contundente y original. Una banda que por una razón u otra no había podido ver con anterioridad y que sin duda me sorprendió positivamente. No por nada ha tenido tanto éxito y pude ver de primera mano el porque de todo ello.

Un banda muy sólida y con un amplio registro de texturas en sus cortes dentro de un marco contundente de sonidos que la hacen muy llamativa y atractiva de disfrutar. Además sonaron, como todas las bandas ese fin de semana, perfectamente lo que nos permitió deleitarnos con sus cortes. El hecho de tener tres vocalistas que interactúan les hace ganar enteros en sus cortes, por lo que su oferta resulta muy variada y entretenida. Sin duda una manera genial de cerrar el festival con broche de oro e irnos todos a casa con una amplia sonrisa en la cara.

Y por si fuera poco, el Domingo a las 21:00 concluía el evento y se cerraban las puertas a las 22:00, aún con luz solar en el cielo, y con la sensación de que aun quedaban horas en el día para seguir disfrutando. Son cosas que solo se viven y se ven en esta parte alta de Europa. Las reglas en Finlandia así lo dictaminan y el evento tenía que terminar pronto. incluso nos quedamos para tomarnos algo en la zona VIP y compartir con algunas bandas y a las 22:00 desalojaron a todos incluidos artistas y fans por igual. Sin duda aquí las normas están para cumplirse.

Que nos llevamos en resumen de esta festival en Helsinki, Finlandia, pues muchas cosas, todas buenas, es cierto que es caro tomar dentro, pero en que festival no lo es. Pero quizás la frase que más tengo grabada a fuego es que ha resultado una experiencia muy cerca, muy íntima. Y os explico porque, sencillo, porque la cercanía, la cantidad de público y la ausencia de saturación en todos los aspectos es inexistente lo que por tanto nos permitió disfrutar del festival sin agobios. Sin dolores de cabeza para ir de un escenario a otro, de la lluvia extrema, del calor, de moverse entre el público, de llegar a tiempo a hacer fotos en nuestro caso que trabajamos para informaros. En general que es un festival fácil de disfrutar y allí esta al final la gracia y lo que todos queremos pasarlo bien.

No quiere decir esto que no lo pasamos bien en otros eventos similares, ni de comparaciones odiosas, porque no las hay, simplemente es un festival diferente, en una ambiente y lugar diferente con otras serie de alternativas pero que a la postre sirve para lo mismo ver y degustar tus bandas favoritas y pasar un buen fin de semana que fue lo que hicimos, para lo que vinimos y que de paso nos enseño muchas cosas nuevas y de que no todo es del mismo color. Existen otras alternativas y por tanto todas son igual de validas.

 

Texto: Paulo Lara Molina / Colaboro: Felix Carmona

Fotos: Paulo Lara Molina

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.