Steven Tyler | 30 de Julio | Teatro Real (Madrid)

Steven Tyler

Quién tuvo…

 

El Teatro Real, templo de la cultura de nuestra ciudad y del país, el lugar donde se dan cita los más importantes representantes del mundillo cultural tanto nacional como internacional, recibió el pasado 30 de Julio la visita de un artista muy especial, una de esas llamadas “viejas glorias” que siguen brillando en el universo musical y concretamente, del rock. Nos referimos al cantante Steven Tyler.

 

Steven Tyler, cuyo verdadero nombre es Steven Tallanco y que anteriormente, cuando formaba parte de la Banda Chain Reaction se llamó Steven Tally (al fundar Aerosmith Tyler quiso cambiar su nombre por Tyler Britt, pero su manager le convenció de que Steven Tyler era mejor opción), como todos sabéis es el carismático líder de la mítica Banda AEROSMITH, cuyo primer disco salió a la luz el 5 de Enero de 1973 (como dato curioso, ese mismo día salía a la luz el primer disco de otro de los grandes, Bruce Springsteen. El álbum en cuestión era “Greetings From Ashbury Park, New Jersey”), aunque en esta ocasión la Banda que lo ha hecho famoso se quedó en casa (de hecho, AEROSMITH pasó por nuestro país el pasado año con la que se supone es su gira de despedida. Sabemos que hay grupos a los que la despedida les puede durar toda la vida….por lo que no perdamos las esperanzas todavía).

 

La actuación  dio inicio a la hora exacta prevista, 21:30. A esa hora la “Banda” encargada de subir el telón, The Sisterhood Band, pisó por primera (y quién sabe si última…) vez el escenario del imponente Teatro Real.

 

La verdad es que el calificativo de BANDA se me antojó un poco exagerado cuando vi aparecer bajo los focos del escenario a dos mujeres, ataviadas con sendos sombreros que ocultaban sus rostros, y a nadie más.

Sisterhood Band no es una Banda, al menos no en el estricto sentido de la palabra…es más bien un dúo a lo Ella Baila Sola, pero en versión Country. Las chicas cantan francamente bien y la verdad es que estuvieron muy simpáticas en los treinta minutos que duró su actuación, además me pareció muy buena música. Pero como suele ocurrir cuando los teloneros son desconocidos para la masa, el público estaba a otra cosa…

 

A las 22:00 horas el escenario volvió a quedarse desierto, y así se quedó durante poco más de media hora, cuando sobre él empezamos a ver en la penumbra las siluetas de los componentes de la LOVING MARY BAND. Finalmente, se encendieron las luces y allí estaba…delante de nuestros ojos, una de las figuras más relevantes de la historia del rock: Steven Tyler.

 

Los seis componentes de la LOVING MARY BAND (una Banda totalmente paritaria, ya que se compone de tres hombres y tres mujeres) comenzaron a hacer su trabajo y de sus instrumentos salieron las primeras notas y acordes de “Sweet Emotion”.

 

Steven salió tranquilo, desplazándose despacio sobre el escenario, con su característico look de roquero y la seguridad de quien se sabe un ídolo para varias generaciones.

 

La emoción se percibía en la atmósfera de un Teatro Real prácticamente lleno (lo cierto es que el alto precio de las entradas parecía presagiar una asistencia más bien floja, sin embargo el tirón del cantante de Aerosmith pudo con todo). Durante aproximadamente una hora y media, los problemas de la vida diaria desaparecieron para todos los asistentes.

 

Se suponía que el cantante se presentaría con un proyecto muy personal y con una propuesta bastante distanciada de lo que habitualmente ha ofrecido a su público. De hecho, la promoción habla de un proyecto que se adentra en el género Country. Sin embargo, prácticamente la totalidad de los temas interpretados pertenecían a su etapa de Aerosmith, con alguna versión clásica y algún tema de su nuevo disco en solitario.

Temas como “Come Together”, “Jaded”, “Living On The Edge” “Walk This Way” “Dream On”, etc… sonaron de forma muy parecida a como estamos acostumbrados a escucharlos en su versión original.

 

Seguramente muchos (la mayoría) de los asistentes a los conciertos de Tyler prefieren escuchar los temas tal y como los conocen, pero no puedo negar el hecho de que a mi, la posibilidad de escuchar a Tyler en un registro diferente como el Country, me despertaba la curiosidad.

 

Fue un concierto corto pero intenso en el que hubo mucha interacción del cantante con el público. Tyler bromeó, charló y hasta sujetó a una chica del brazo y tirando fuertemente de ella, la subió al escenario para una vez allí, marcarse unos bailes con ella. Por supuesto la chica en cuestión era bastante atractiva, porque Tyler es un roquero de la vieja escuela…y ya se sabe que quien tuvo, retuvo.

 

Sin duda que el lugar elegido ayudó bastante a crear esa atmósfera tan especial, algo a lo que también contribuyó la excelente calidad del sonido del Teatro Real. Pero por encima de todo eso, la presencia de una de las leyendas vivas del mundo del rock y el hecho de poder verle desde tan cerca, cara a cara (muchos, los que se encontraban en primeras lineas, pudieron incluso tocarle…), convirtió la noche del 30 de Julio de 2018 en una de las más memorables que he vivido en mucho tiempo tanto yo, como los cientos de personas que tuvimos la suerte de ser testigos directo de lo que ocurrió esa noche, en el Teatro Real de la capital de España.

 

Para concluir, quiero agradecer a la gente de Actúa Comunicación en nombre de Rock in Spain y el mío propio, por habernos permitido acceder y cubrir este evento. La entrada era COJ…UDA!!!.

Muchas gracias.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.