SÔBER + 20 SEGUNDOS, Sala Silikona (Madrid), 20 de octubre de 2011

Sober_Sala_Silikona_2

Vivimos la segunda época dorada de Sôber, tras haber presentado la pasada primavera Superbia, que ha sido muy bien recibido por la crítica. La sobriedad y la soberbia se han unido para un atracón del mejor rock-metal nacional.

De la discreción a la gloria

sober_sala_silikona_4

Hace unos días entrevistábamos a Sôber en Rock in Spain, y sorteábamos una entrada a este concierto acústico en Madrid, que dos días antes (18 de octubre) tuvo su versión en FNAC Callao, y cuya gira les traslada a Sevilla, Málaga, Ciudad Real, Toledo, Burgos, Vitoria.

Vivimos la segunda época dorada de Sôber, tras haber presentado la pasada primavera Superbia, que ha sido muy bien recibido por la crítica. La sobriedad y la soberbia se han unido para un atracón del mejor rock-metal nacional.

Sober_Sala_Silikona_2

Pero en esta ocasión, el directo se vio templado, convirtiéndose en una reunión especial e íntima con la banda, por muchos motivos.

Ni siquiera habían tomado presencia ante los focos del escenario y el público ya les acogía cantando el cumpleaños feliz a Jorge Escobedo y Antonio Bernardini. Semejante bienvenida solo podía ser perpetrada por la audiencia madrileña que les vio nacer y crecer. Aunque la abundancia de caras nuevas entre el público es una cualidad inherente a Sôber.

Tal vez por estas cuestiones resulte acertado plantear un concierto más íntimo en Madrid, especialmente en la Sala Silikona, la primera de las “guaridas” de Sôber, donde hace eones comenzaron, vendiendo la friolera de nueve entradas, y obteniendo un ingreso de 2.500 pesetas. Por suerte, ha llovido a favor de los Escobedo, y la “fortuna, fama y el placer” les han acompañado y les han hecho madurar para hacer posible un concierto solemne y calmado.

Sober_Sala_Silikona_4

Abría sonido, también en acústico, la banda del tercer hermano, Mario Escobedo, Fran «Darko» Benavente y cía., 20 Segundos, también adaptando su discurso musical a los acordes sin distorsión. Humildes y directos, tocaron apenas cinco canciones, pero la síntesis de ambos grupos funcionó.

sober_sala_silikona_5

Los asistentes permanecieron apelotonados en la sala, de escasa infraestructura para tal evento. Más de doscientas personas, de entre las que solo las que encabezaban el frente pudieron ver algo. La mitad de los fotógrafos tampoco pudimos hacer lo propio, algo menos importante, sobre todo si hacemos una rápida búsqueda en redes sociales como Youtube para comprobar el ingente material capturado por los fans.

Sober_Sala_Silikona_6

Aún así, solo «dentro del mar», en las primeras filas, relucían las calvas más famosas del rock español, espacio donde faltaba el oxígeno. No fue breve, pero sí intenso, aunque a muchos supo a poco. Para ellos, el 29 de diciembre, en la sala Joy Eslava, habrá otro nuevo viaje de la gloria a la discreción. Y viceversa.

Setlist de Sôber:

  • El hombre de hielo
  • Mis cenizas
  • Superbia
  • Eternidad
  • La nube
  • Arrepentido
  • Sombras
  • Tic Tac
  • Loco
  • Náufrago (versionada en acústico también en otros conciertos)

Texto y fotos: Rubén G. Herrera

Comentarios

Comentarios