OPETH + PAIN OF SALVATION | 19 Noviembre | Sala Penelope | Madrid

Opeth

Interesante puesta en escena se nos avecinaba en la capital con dos bandas progresivas de primer nivel, con lo que el espectáculo estaba asegurado. En un fin de semana que coincidían eventos de renombre en un mismo día (Amorphis en la Heineken)  la afluencia de público fue fiel a la cita y abarroto la pequeña Sala Penélope.

NOCHE DE EXCESOS

Curiosa definición para un evento, pero sucedió que esa misma noche a la misma hora, muy cerca de allí, también había otro gran evento con Amorphis como cabeza de cartel y por si fuera poco la sala estaba a reventar. Pareció incluso que vendieron entradas de más por que era imposible moverse dentro de la sala incluso hasta para ir por bebidas. Una noche de excesos en varios sentidos, conciertos en la capital, público en una sala no apta para eventos de esta clase y de buenos temas, al menos algo positivo, grandes temas progresivos que nos permitieron gozar de una gran velada.

PAIN_OF_SALVATION_web

Dentro del caos que fue el ingresar a la sala, ya que la fila era monumental, apesar que la prensa tenía acceso directo, muchos se quedaron sin poder disfrutar de PAIN OF SALVATION, banda que hizo un directo muy especial y calentó al público con varios de sus mejores cortes, aún así echamos de menos algunos otros, pero su limitado tiempo de acción no daba margen a mucho más. El principal problema conforme avanzaban los minutos era el tumulto que se hacía y que, quieras o no, incomoda el ver un espectáculo de cualquier indole, más aún si en el centro del escenario, por así decirlo hay un pilar que dificulta la visión depende donde te ubicas, y si llegas tarde, la has liado.

Softly
She Cries

Ashes Conditioned
1979
To The Shoreline
Linoleum
No Way

OPETH__PAIN_OF_SALVATION_web

Antes de la puesta en escena de  Opeth los encargados de producción se las tuvieron que ver para poder sacar el equipo ante la gran afluencia de público, ya que tenían que atravesar entre la multitud. Tras una espera cuantiosa, Opeth saltaba al escenario con un Mikael bastante delgado pero ensioso de regalarnos un gran directo. Una banda sencilla, sin grandes atuendos ni parafernalias y que va al grano a hacer lo que mejor sabe, metal  progresivo de una gran escuela, vamos ellos son unos maestros de la misma.

Opeth nos hizo deleitar con cinco cortes de su último trabajo «Heritage», un trabajo bastante peculiar, distinto si cabe, en donde están prácticamente ausentes las voces guturales y fuertes que tan costumbrados nos tienen estos chicos. De hecho el evento se basó en temas más suaves, si cabe la expresión,  canciones en donde predominadan las voces limpias de Mikael. Es cierto que se notaba que muchos de los asistentes no paraban de solicitar temas más cañeros, pero la gira estaba basada en su último disco y era de esperar que sería un concierto más tranquilo de lo que nos tienen acostumbrados. Aún así no fue excusa para disfrutar, aquellos que seguimos a la banda desde los inicios, y que así como disfrutamos de sus canciones cañeras, también aplaudimos su parte más tranquila,  musicalmente hablando.

Podríamos decir que hubieron opiniones de todos los gustos e incluso hay muchos a los que no les gustó el concierto,  precisamente por ser tan sosegado, y sumado a que era imposible moverse con libertad por la sala, no terminada de dejar una gran satisfacción a los más exigentes.

OPETH__PAIN_OF_SALVATION_web_3

La banda por su parte estaba a lo suyo, se dedicó a intercambiar algunas frases con el respetable y a tirarnos temas interesantes, tanto para aquellos que se sabían su nuevo trabajo de memoria como algunos de mis colegas, como aquellos que no conociamos tan afondo su nueva producción, un servidor incluido.

En lo personal disfrute del evento, es cierto que fue muy diferente a lo que había visto de ellos en el pasado, pero precisamente ese factor y que a mi favor jugaba, haberles visto en otras circunstancias, me hizo disfrutar de esta puesta en escena algo diferente y relajada de otros conciertos y supe sacar provecho a esa circunstancia.

Ahora bien, sus temas se escucharon bien y es difícil destacar uno de otros, quizás tuvieron mayor acogida los más antiguos, entiendase «Face Of Melinda», «Credence» o la insuperable «Closure».

Devil´s Orchard
Feel The Dark
Face Of Melinda
Porcelain Heart
Nepenthe
Throat Of Winter
Credence
Closure
Slither
A Fair Judgement
Hex Omega
Folklore

OPETH__PAIN_OF_SALVATION_web_2

Un concierto de Opeth siempre es señal de un gran espectáculo, y a pesar de la gira que trajese en esta oportunidad no quita con ello la calidad de sus músicos y el buen devenir de sus canciones. Pero si quiero despedir esta crónica con una llamada de atención a los dueños de la sala, para que en un futuro, calculen mejor el aforo de este recinto en particular, para que los asistentes no nos sintamos como sardinas en lata y con ello muchos lo pasen mal para ir al baño, o algo tan normal en un evento como  ir a por alguna bebida. Fue sin duda el punto negativo del  evento.

Texto: Angela Cristina Araujo/Paulo Lara Molina y fotos: Paulo Lara Molina

Comentarios

Comentarios