MILLENCOLIN | 19 de Febrero | Sala Penélope (Madrid)

Millencolin defiende el skate punk en Madrid

La segunda fecha de Millencolin en España, como parte de su gira mundial “True Brew”, tocaba en la capital. Los suecos venían a promocionar su octavo álbum de estudio en la Sala Penélope contando con Templeton Pek como teloneros.

El cartel del evento citaba a las 20h en la conocida sala madrileña, y supongo que los más puntuales éramos los más ansiosos, los nuevos y los menores de edad quienes ya pueden acceder a un concierto de similares características tras la modificación de la Ley de espectáculos el pasado noviembre. Nosotros pertenecíamos al primer grupo, fuimos parte de los primeros cincuenta asistentes que buscábamos un lugar adecuado para disfrutar del evento. Pero tan sólo 25 minutos más tardes el público se triplicó. El merchandising (de ambas bandas) funcionaba de maneras fluida. Muchos no querían irse sin un recuerdo de la noche.


telon1fTempleton Pek
se subía al escenario acaparado la atención del público. El “power trio” británico se enchufaba en gran parte del tour europeo de Millencollin con “New horizons”, un disco influenciado por Rise Againts en cuanto a ritmos y líricas pero vitalizado con una cierta frescura muy propia del “skate punk”, quizá el haber grabado el álbum en Los Ángeles tenga algo que ver al respecto. Cierta parte del público ya conocía a los de Birmingham, o al menos había hecho sus deberes para la ocasión. Temas como “Barriers”, “Clarity” o “One More Enemy” no lograron desatar la locura entre los presentes, pero si es verdad que consiguieron la atención de Madrid con intros e interludios melódicos que nos hacían evocar los años mozos de “Story Of The Year” y un guitarrista más que entregado que soltaba octavas sin que se echara de menos una segunda guitarra.

Después del “Gracias Madrid” de Templeton Pek y el respectivo aplauso más que conseguido, se empezaba a despejar el escenario para el turno de Millencolin, los más esperados de la noche. Para entonces la sala Penélope estaba a rebosar. Tanto las barras como la mesa del merchandising no dejaban de recibir visitas de gente que no quería perderse ni un minuto del siguiente directo.

millen1f

No esperamos mucho para ver a los europeos más fieles de Epitaph Records en el escenario. “Egocentric Man”, que viene marcando el inicio de cada show en la gira “True Brew”, indicaba que ¡ya!, que ya estábamos. El combo “Penguins & Polarbears”, “Twenty Two” y “Fox” dejó pequeña la zona baja del escenario, en la que se intentaba saltar y donde empezaron los primeros “stage divings” de la noche. El pogo se pudo formar con “Bullion”, y a partir de este punto Millencolin nos afirmaban que repetirían el setlist de París y Vitoria, con altibajos en cuanto a la intensidad de las canciones. Alegría para la mayoría de los asistentes, teniendo en cuenta que el último disco sacrifica la velocidad a la que nos tienen acostumbrados los suecos a favor de un ambiente más rockero y técnico.

millen4f

 

Fueron entonces los temas de “Life on a Plate”, “Pennybridge Pioneers” y los de “Home from Home” los más pogueados de la noche, el desorden de los “stage divings” hacían más bonito el espectáculo. Ver volar por encima del público individuos con camisetas de NOFX, Bad Religion y de los propios protagonistas de la noche, nos hacía entender que aunque la influencia del punk rock y sus vertientes de finales de los 90 o principios de siglo no volverán, pero que aún es capaz de llenar salas de grandes espacios y que puede unir generaciones distintas en un mismo lugar.

millen3f

Texto: Manuel Enrique Paulino

Fotografía: Marisa Nocea

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.