LEYENDAS DEL ROCK| 7 – 9 de Agosto | Polideportivo Municipal (Villena – Alicante) – Parte 2

ROCK Y METAL AL ROJO VIVO

9 Agosto

Y con el canto ancestral de las cigarras que rodeaba Villena llegaba la última jornada del LEYENDAS DEL ROCK. Los suizos ELUVEITIE serían uno de los primeros que sufrirían tal bochorno de día en el que se volvía a encontrar delante de los pocos atrevidos que soportaban el calor a pleno sol, huyendo de la escasa zona de sombra pero densa de fieles seguidores. Centrándose en sus últimos trabajos sobre todo, su hora de concierto pasó rápidamente disfrutando de una buena dosis de folklore suizo a base de sus instrumentos de viento y de cuerda, siendo la primera toma de contacto con su nueva violinista, Nicole Ansperger. Chrigel y los suyos tuvieron el detalle de ir lanzando botellas de agua para que la gente pudiese apaciguar el calor ya que aquello era un hervidero y no había ninguna manguera ni toma de agua que lo frenase.

LDR14_Eluveitie_1

En el escenario Azucena se iba a concentrar todas las bandas de rock/metal que se podía concentrar durante el sábado. Bandas como LUJURIA, HAMMERFALL, WARCRY o H.E.A.T serían los encargados de cubrir el segundo escenario principal con sus connotaciones musicales de rock-metal. En cambio, en el Jesús de la Rosa, iba a transcurrir el concierto más bestia del sábado gracias al show que hicieron los alemanes HEAVEN SHALL BURN. El calor ya no era tan intenso, empezaba a haber sombra y se podía ver como salían al escenario bajo el telón de su último trabajo discográfico, “Veto”. La intensidad con la que tocaban y la subida de adrenalina que creaban, provocó que hubiese en todo momento mosh pits, crowdsurfing e incluso, intentaron que se crease un circle pit alrededor de la torre de sonido pero las diferencias lingüísticas entre el público hizo que quedase en uno de menor tamaño.

LDR14_HeavenShallBurn_1

Los alemanes se condecoraron el premio al concierto más activo de todo el LEYENDAS DEL ROCK. Poco a poco se están ganando el respeto en territorio nacional y cada vez entra en un ataque de furia cuando realizan sus temas, siendo “Endzeit” el más aclamado. Mientras HAMMERFALL y ROTTING CHRIST realizaban sus conciertos en sus respectivos escenarios un gran grupo de gente ya estaba ocupando su lugar esperando al que sería la guinda del pastel de este LEYENDAS DEL ROCK.

Los daneses VOLBEAT están siendo, probablemente, la banda de este año. Desde que lanzaron su último trabajo, “Outlaw Gentlemen & Shady Ladies”, se han dado a conocer por todos los rincones del planeta realizando su primera gira siendo cabeza de cartel y es que, desde que Rob Caggiano está como guitarrista han dado un gran salto. Con una escenografía acorde a su último trabajo y una inmensa cantidad extra en iluminación comenzaban a salir los miembros de la banda a escena provocando así un estallido de emoción por parte del público. Desde la primera canción que interpretaron, que fue “Doc Holliday”, ya estaba todo ligado. Fue un amor a primera vista entre banda y público, estos últimos los cuales no pararon en ningún momento. Contaron con uno sonido bien nítido en todo momento y pudimos disfrutar a un Michael Poulsen recuperado al 100%, después de unos problemas que tenía de voz recientemente.

LDR14_Volbeat_1

Como era de esperar, su último trabajo predominó más que el resto pero no se puede negar que escogieron bien su repertorio pudiendo disfrutar de hits anteriores como “Still Counting”, “Sad Man’s Tongue”, “Pool of Booze, Booze, Booza”, “Maybellene I Hofteholder” entre otras en su hora y media de concierto. Indiscutiblemente fue uno de los mejores conciertos y uno de los más esperados sobretodo ya que el recinto principal del festival estaba abarrotado casi sin dejar ningún recoveco pasada la torre de sonido.

LDR14_Volbeat_2

El LEYENDAS DEL ROCK continuaba pero una cierta cantidad de gente ya empezaba a desmontar sus tiendas a inicios de la madrugada del domingo o bien para descansar para iniciar al día siguiente su recorrido en carretera. El festival deja un sabor agridulce ya que, por un lado, la zona del festival en sí está muy bien ideada y equipada dentro de lo que cabe. En cambio, por el otro lado, la zona de acampada es como si estuviese abandonada aunque tampoco se ha de discriminar al completo ya que contaba con un buen equipo: un sistema de duchas, varias zonas de policlínicos y una gran cantina donde la gente se podía abastecer de bebida, comida y hielo para tener las cosas frescas. Algo muy importante a lo largo de este festival ya que la gran pesadilla de esta edición ha sido las altas temperaturas y las muchas horas a pleno sol ya que apenas se contaba con zonas de sombra.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.