La magia de Pink Floyd resucitó en La Riviera

Crónica PINK TONES en Madrid | 18 de Mayo | Sala La Riviera

The Pink Floyd Show 2019 Welcome to Machine, La Riviera

Si Pink Floyd no hubiera existido alguien debería haberlo creado. Quien conoce algo de historia de la música moderna sabe que sin esta banda sería imposible entender gran parte de la música de hoy. De hecho, su música es atemporal y lo demuestra que, tras 30 años de la disolución de la banda, sus temas siguen sonando originales como cuando lo hicieron por primera vez.

Para aquellos que no tuvieron la fortuna o la oportunidad de disfrutarlos en directo en alguna ocasión, existe un grupo como el español Pink Tones, que los reproducen con una fidelidad digna del mejor vinilo en un equipo de alta gama, pero con la misma intensidad emocional que aquellos que pudieron vivirlo y disfrutarlo porque estuvieron allí.

Gracias y mil veces gracias por hacer que esto sea posible una y otra vez, año tras año, pero siempre con una emoción infinita que va y vuelve entre vosotros y el público, vuestro público.

El show

Pink Floyd es de esa categoría de grupos musicales que se aman o se odian, pero solo el tiempo te da la perspectiva real de cuanto es el amor-odio que sientes por ellos. La noche del sábado 18 de mayo, vivimos quizás, sin lugar a dudas, un concierto solo para los amantes más auténticos de la banda.

Esta vez no hubo concesiones con los temas populares de la banda, como en otras ocasiones, no se interpretó “Money”, ni “Welcome to the Machine”, y solo en las propinas una versión semihouse –propia de Pink Tones–, de “Another brick in the wall”, con el muñeco por supuesto, tras 10 minutos de insistencia del público, que pedía más y más, porque todo hay que decirlo, Pink Floyd siempre sabe a poco, cuando se escucha en directo.

Esa noche si se hizo mucho énfasis en “Another mother”, “Wish you were here”, “Animals” y “Echoes” en su versión larga; fue curioso como, quizás, los dos discos más emblemáticos e históricos de la banda han sido marginados de este nuevo espectáculo, como son “The darkside of the moon” y “The Wall”. Sin embargo, en las propinas se incluyó además del “Another brick in the Wall”, “Goodbye cruel world”, y “Echoes”. Y no faltaron “Signe on you crazy diamond” con todas sus partes, como era de esperar, además de otras clásicas de los discos ya citados, que en sí contienen la esencia misma de ese rock sinfónico propio y único.

Pink Tones de nuevo sorprende y no defrauda. El público salió más que satisfecho.

Fotos: Thaís Aguilar Z.

Comentarios

Comentarios

One Reply to “La magia de Pink Floyd resucitó en La Riviera”

  1. Escuchar en un mismo concierto Atom Heart Mother, Echoes, Comfortably Numb …, con la pasion que tiene cada miembro del grupo es un sueño hecho realidad para la legion de seguidores de Pink Floyd.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.