Female Metal Voices Tour 2018 | 06/10/2018 | Salamandra (Barcelona)

Una bonita y soleada tarde de octubre se presentaba para meternos en la oscuridad de la sala salamandra de L’Hospitalet de Llobregat que iba a alojar al Female Metal Voices Tour 2018 . Esta edición, la segunda contaba con Butcher Babies y con Kobra and the Lotus como grupos más conocidos.

Apuesta arriesgada por las diferentes ofertas que había en la ciudad y alrededores y creo que por ello la sala no pasó de registrar más de media entrada. Si bien es verdad que este hecho no hizo disminuir la intensidad con la que los grupos iban pasando por el escenario e iban desglosando sus respectivos repertorios incluyendo alguna grata sorpresa.

Temprano empezó la jornada para poder terminar a la hora requerida por sala. Por ello a las 18:30 ya saltaba la primera banda, Asphodelia. Cuando uno piensa en el metal sinfónico, lo que le viene a la mente son las elevadas voces femeninas que recuerdan a cantantes entrenadas en la ópera acompañado por un vocalista secundario que realiza gruñidos de muerte y letras que tratan sobre la mitología y la fantasía.

Si bien podría ser cierto, esta banda italiana, aunque se ajusta a la etiqueta de metal sinfónico, no se adhiere a la convención de la estética tradicional ya que presentan una tonalidad algo más oscuro en su música. A muestra de ella “Cassandra” extraída de su primer largo “Welcome Apocalypse”.

Poco a poco iba entrando público a la sala que de momento presentaba un aspecto familiar. Ahora el turno era para una de las sorpresas de la noche Ignea. Otra propuesta con una vocalista al frente de la banda y es que de eso trataba el festival. Directamente desde Kiev, Ukrania llegaba este joven grupo.

La banda, con Helle Bogdanova que tiene un tesoro como voz, desenvuelve unos preciosos tonos claros y cristalinos, pero donde destaca sobre todo es la facilidad con que gira el registro a uno más extremo con un potente y endemoniado growl.

Gran presencia de unos omnipresentes teclados que ayudaban y armonizaban el trabajo de Helle también flanqueada por unos potentes y pesados riffs de guitarra y alguna que otra reminiscencia a sonidos orientales.

Con los ucranianos ya vimos los primeros headbangings en las cercanas posiciones al escenario ayudados por la hipnotizante, larga, negra y fucsia melena de la cantante. Me gustó mucho la propuesta y sobre todo la versatilidad de la cantante. “The Sign of Faith” primer LP de la banda merece ser escuchado con detenimiento para saborear los pequeños detalles de tan elaboradas melodías.

Tocadas ya las 20:00 de la tarde saltarían el cuarteto británico Skarlett Riot. Estos ya contando con un grupo más numeroso de seguidores que cantó parte de su repertorio en 45 minutos. El sonido del grupo se presenta duro y pesado con batería contundente muy presente en su nuevo álbum “Regenerate”.

Buen impacto en los asistentes por la velocidad de sus ritmos y ahora sí por unos músicos poco estáticos que se desplazaban de lado a lado del escenario. Una fuerte introducción de su último lanzamiento fue seguida de inmediato por el fuerte mazazo llamado “The Storm”, que mantuvo la atmósfera en lo alto.

Se podía sentir como subía la intensidad y el calor como en un incendio forestal. Después de cada canción, Skarlett Riot mostró aprecio por los seguidores acercándose y mostrando afecto en cada oportunidad. Corto setlist con la increíble canción “Warrior” que se encargaría de cerrar la actuación.

Con la propuesta que presentaron, los cambios y la forma de desenvolverse en el escenario, se puede ver que Skarlett Riot va camino de la cima en la industria de la música. Desde los firmes y recios golpes de la batería que crean el ritmo para que la sala salte, a través de los increíbles tonos de guitarra y empaquetados por la voz única y poderosa de Skarlett, esta es una banda que le queda recorrido sobre el escenario.

Ahora llegaba el turno a una de las cabezas de cartel Kobra and the Lotus que a mi personalmente no me acabó de conectar a su concierto. Me dio la sensación de estar siempre escuchando la misma canción. Mucha linealidad, sin cambios de guion y con una fuerte apuesta por dar todo el peso a su cantante Kobra Paige, que con su innegable excelente voz era la protagonista.

La sala ya presentaba un aspecto mejorado con un aforo ya en su mitad de capacidad, aunque con ciertos huecos. Las primeras filas ya bien justas para recibir a los canadienses. Este año lanzaron la segunda parte de su trabajo del año anterior “Prevail 1” , llamado “Prevail 2”. Aunque con un año de diferencia la escucha se interpreta como una colección en dos entregas ya que ambas son musicalmente muy coherentes.

Sonaron temas sobre todo de los álbumes mencionas con un solo de batería de por medio. A destacar los mejores recibidos por el público de edad joven, “Soldier”, “You don’t know” y la homónima “Prevail”.

Por lo que pude ver, todos parecían disfrutar este concierto, no tanto como yo. Sin duda una actuación dinámica en cuanto a movimiento e interactuación y ganas pero que no me sorprendió o yo no fui capaz de leer el concierto..

Cambio y despeje de escenario y turno para los inclasificable Butcher Babies. Tan pronto como las norteamericanas saltaran al escenario la multitud estalló. Un desmesurado y contagioso dinamismo con multitud de golpes de cabeza que se ganaron a la multitud en pocos minutos.

A parte de la complicación de fotografiarlas por la complejidad de las luces y la hiperactividad, realizar una actuación memorable. Comenzando por “Korova”, pasando por “Monster Ball” y su “can’t stop movie” tomado como dogma por los presentes y finalizando con “Magnolia Boulevard”.

Su presencia en el escenario no tuvo rival en toda la noche y tanto Heidi como Carla no pararon de interactuar y alentar al público que enloqueció respondiendo con un buen pogo. A destacar el Henry Flury con su guitarra ofreciendo la parte técnica en mitad de tanto caos.

En general Butcher Babies tuvieron empeño en destrozar el escenario y lo consiguieron a base de agresividad, descaro y talento a partes iguales. Unido esto a riffs y ritmos aplastantes, que emborronan el sentido. Si otra vez vuelven a presentarse en Barcelona, no dudaré en ir a verlas.

(Fotos y texto: Miquel Raga)

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.