Crónica concierto THE ROLLING STONES en Barcelona | Estadi Olímpic | 27/09/2017

Crónica concierto THE ROLLING STONES en Barcelona. Sin duda la fecha de 27 de septiembre de 2017 será un hito para las aproximadamente 50.000 personas que acudieron al concierto de los THE ROLLING STONES. La palabra concierto, en ciertas ocasiones queda pequeña en significado, y la actuación de los británicos es un claro ejemplo. El, sigamos llamándolo concierto de ayer acabó convirtiéndose en el cordón que conectó a diversas generaciones, empezando por los más veteranos de lugar, fácilmente identificables con sus camisas desgastadas y fechas pertenecientes a varios quinquenios atrás y los más jóvenes y ávidos por poner cara y sonidos aquellos famosos labios irreverentes que sacan la lengua por doquier.

Crónica concierto THE ROLLING STONES en Barcelona

(Foto: EFE)

No descubro nada y tampoco arriesgo si digo que THE ROLLING STONES son más que una banda, son un icono de la música, un fenómeno social que se formó por casualidad hace 50 años y que cambiaría la música, la industria y el concepto de ella dando paso a su etapa moderna. Pocas o casi ninguna banda queda de la talla de la de Sir Jagger y los suyos ya casi convertidas en joyas de museo para abrir sólo en caso de deleite.

Por todo ello y porque hacía 10 años que no pisaban España, desde bien temprano, la montaña mágica de Montjuïc ya estaba abarrotada de gente luciendo atuendo de gala para la ocasión y dispuesta a ver a la leyenda viva en la que previsiblemente sea la última vez que actúen en Barcelona. Pero antes, tuvieron esta fabulosa y prodigiosa oportunidad LOS ZIGARROS. Sin duda, el efecto que puede provocar en ellos puede ser muy positivo, ya que ser la banda que abre el espectáculo de sus Satánicas Majestades y delante de un número importante de público, excitado y receptivo no es cosa baladí.

Comentarios positivos los que se escuchaban por la actuación, como: “¡Suenan bien estos Zigarros!” o “¡Sí que meten caña estos!”. Disfrutaron de escasamente una hora, pero supieron captar la atención del público que ya ocupaba sus lugares a base de Rock ‘n’ Roll de manual, con temas potentes con riffs machacones. La banda de los hermanos Tormo no desaprovechó la oportunidad de mostrar su producto y su materia prima poniendo toda la carne en el asador mientras el sol iba marchándose para dar paso a una noche quimérica.

Un cuarto de hora pasado de las nueve de la noche, se bajaban las luces del estadio y una luz dirigida hacia una pequeña puerta al centro del escenario para que aparecieran los protagonistas y dar comienzo al show enmarcado dentro de la gira de “Stones-No Filter” mientras las primeras notas de “Sympathy for the Devil” estimulaban y provocaban cada uno de nuestros oídos a modo de advertimiento de lo que se nos presentaba.

Cuatro pantallas de 22 metros de altura dispuestas en forma vertical componían el escenario para dar más volumen al espectáculo. En él se repasaron muchos de los exitosos temas cosechados durante más de los 50 años sobre las tablas, sobre todo aquellos clásicos antológicos cosechados en los años 60 y 70. Ningún tema propio nuevo, tampoco era necesario porque material hay de sobra. A remarcar, ”Paint it black”, “Honky tonk women”, “Brown sugar” o “Gimme shelter”.

Verdaderamente una larga trayectoria que empezó con la publicación del trabajo homónimo y ha llegado hasta el lanzado hace unos meses atrás llamado “Blue & Lonesome”, pasando por aquellas obras maestras llamadas “Sticky Fingers” o “Exile on Main St.”. Para empatizar con los congregados, ¡Cómo si hiciese falta! Mick Jagger empezó preguntando: “¿Hola Barcelona, esteu contents d’estar aquí?” La respuesta era obvia.

Creo que el concierto tuvo dos momentos claves; En mitad del tema “Mignight Rambler” el portentoso solo de Richards y el segundo con todo el estadio coreando “You can’t always get what you want” con la emoción que este corte desprende. También cabe mencionar el protagonismo que Darryl Jones adquirió al montarse el concierto en su bajo en el tema “Miss You”.

Tras parar en diversas ciudades de Europa, anoche tocaba el turno a Barcelona en el que sería el octavo encuentro con la ciudad condal con el grupo convertido en leyenda. Lo curioso es que siguen haciendo lo mismo que hace 50 años disfrutando en el escenario e interpretando su peculiar visión del rock y el blues. Una fórmula sencilla, respetada, seguida fielmente y convertida en atemporal.

(Texto: Miquel Raga)

Setlist

Sympathy for the Devil
It’s Only Rock ‘n’ Roll (But I Like It)
Tumbling Dice
Just Your Fool
Ride ‘Em on Down
Under My Thumb
Rocks Off
You Can’t Always Get What You Want
Paint It Black
Honky Tonk Women
Happy
Slipping Away
Miss You
Midnight Rambler
Street Fighting Man
Start Me Up
Brown Sugar
Jumpin’ Jack Flash
Gimme Shelter
(I Can’t Get No) Satisfaction

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.