Crónica ANTIMATTER + KABBALAH en Barcelona | Sala Les Enfants | 30/04/2017

Crónica ANTIMATTER + KABBALAH en Barcelona. Extraño, todo empezó extraño desde que se anunció el concierto y en la Sala Les Enfants, que más que una sala de conciertos, es usada en su mayoría de tiempo como una discoteca. Para cubrir esta papeleta, posee un pequeño escenario con un espacio para el público con capacidad de no más 60 persona para un disfrute confortable del concierto.

Crónica ANTIMATTER + KABBALAH en Barcelona

Tenía ganas de ver a Antimatter por ser una banda que nunca había visto antes pero sí escuchado largamente, sobre todo su cautivador Planetary Confinement. Representa mucho este disco para mi y es usado en muchos de “mis momentos”. Por todo ellos, mi predisposición al disfrute era máximo.

Pero antes de los ingleses el protagonismo era para las 3 integrantes del grupo KABBALAH con una apuesta extraña y alejada de los caminos por los que discurre la evolución de la música rock. Su proyecto se basa en riffs machacones y repetitivos con tonada oscura y misteriosa. Difícil de etiquetar por la multitud de ellas a usar, pero se podría ubicar a camino del rock oscuro, sludge y stoner.
Crónica ANTIMATTER + KABBALAH en Barcelona

Gran presencia de las voces, con un juego tipo pregunta respuesta compensada por gran contundencia del bajo y guitarra distorsionada. En su actuación, no pudimos apreciar todos estos detalles debido a un mal sonido y un constante acople entre el bajo y el micrófono que imposibilitó utilizarlo para hacer los coros.

Entrega la necesaria, pero en ciertos momentos desesperante por dicha mala configuración que se solucionó desde la mesa ante la insistencia de la bajista. Una lástima porque su propósito musical era muy bueno pero la sala, extraña, no acompañó. Se merecen otra oportunidad para defender este atractivo y arriesgado proyecto.

Rápido cambio de escenario, en verdad, reajuste de instrumentos porque escenario no había mucho, por las pequeñas dimensione y porque para ANTIMATTER lo verdaderamente importante es la música y los sentimientos que remueve al escucharla.

Crónica ANTIMATTER + KABBALAH en Barcelona. Saltaron los tres integrantes encabezados por el líder Mick Moss para presentar su último lanzamiento “The Judas Table” el sexto en su haber y que vio la luz el octubre del 2015. La extrañez del sitio siguió presente con el desajustado sonido que tuvo que ser corregido a medida que el concierto avanzaba. Incluso con los ajustes y retoques nunca fue merecedor de lo que se esperaba de esta calidad musical.

Crónica ANTIMATTER + KABBALAH en Barcelona

Empezaron la velada con la enorme y solemne “Everything You Know is Wrong” de uno de sus primeros trabajos para dar paso a los tema de nuevo cuño como “Killer” y “Can Of Worms”. El público y asistía atónito y congelado al concierto quizá con una actitud tan estática que resultaba hasta agresiva. Quizá fruto de la concentración para no perder detalle de los temas que nos estaban ofreciendo.

Como es el caso de “Black Sun”, ese magnífico cover de “Dead Can Dance” que oscureció más la sala y nos sumió en un sueño momentáneo a merced de la melodía y la voz de Mick. Visto los tintes y la tonalidad que estaba cogiendo el concierto“Another Face in The Window” nos acercó aún más hacia ANTIMATTER y su mensaje cargado de intimidad y sensibilidad.
Completamente sumidos en el trance, sonaron tres temas imprescindibles que define la trayectoria de Antimatter: “Leaving Eden” donde muestran una vertiente más instrumentalizada y complejidad vocal; “la” canción, “A Portrait of a Young Man As An Artist” que saca a relucir la cara más solitaria y melancólica y “Legions” una obra maestra basada en sonidos suspendidas y pausas de vértigo creada con pocas notas espaciadas. Para cerrar el formidable “Epitaph”, una de las favoritas de los asistentes a juzgar por los vítores recibidos.

Al finalizar, el resumen seguía siendo, extraño. Lo era por la sala, lo fue por los problemas de sonido, lo siguió siendo por empezar a ver curiosos que accedían a la discoteca y se encontraron con el concierto. Extraño también porque al final disfrutamos de una buena velada, sobre todo por el gran esfuerzo y ahínco de los integrantes de ANTIMATTER para llevar aquello a buen puerto, salvando los impedimentos.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.